Cómo describir la depresión

La depresión se puede describir de muchas maneras. La verdad es que solo aquellos que padecen o padecieron una gran depresión son capaces de describir una imagen fidedigna de ese estado emocional. El reconocer el hecho de que los síntomas de la depresión no son la realidad en que se vive es el primer paso en la búsqueda para salir del desarreglo emocional que produce la depresión. Si bien esto es distinto en cada persona, mira el paso 1 más adelante para que te hagas una idea de cómo es la depresión.

Entiende cómo se siente la depresión

  1. Entiende el ciclo de la depresión. Para alguien deprimido, la vida es una serie de episodios de temor seguidos de episodios de energía. La depresión puede producir cansancio al final del día, lo cual causa un profundo sueño que no suele ser reparador sin importar cuanto se duerma. Entonces, las mañanas vienen con temor y ansiedad que hacen difícil el levantarse de la cama. Ese temor y ansiedad se vuelven un peso que se aferra a la persona con tal fuerza, que el solo hecho de levantarse de la cama parece una labor imposible. Este temor y ansiedad causan que se perciba a la persona como si se estuviera ahogando o sofocando en desesperación. Es una carga muy pesada la que se lleva a cuestas.
    • Sin embargo, esto puede dar paso a un brote de energía que le permite a la persona completar toda una gama de actividades mientras dura. Seguido del brote de energía, viene de nuevo la sensación de agotamiento, lo que inicia otra vez el círculo vicioso. Da la impresión que fuera un ciclo sin escapatoria.
  2. Entiende que el dolor emocional se convierte en dolor físico. Si bien la depresión es sólo un estado mental, puede producir que se sienta dolor sin un origen específico en partes no particulares del cuerpo. A menudo, este dolor se describe como el peor dolor que alguna vez se pueda sentir en el cuerpo.
    • Es más, es constante. No late, no punza, no mejora y es recurrente. Siempre está ahí. No solo es físico, también es emocional y mental. Imagina el peor dolor que alguna vez hayas sentido y trasládalo a la parte delicada de la piel en tu mano, en tu cerebro y en tu corazón, todo al mismo tiempo.
  3. Entiende que este dolor mental y físico hace que les sea difícil moverse. Para algunos, es casi imposible. Cuando se sufre de depresión, cualquier clase de movimiento se siente como una ardua labor. Se vuelve difícil levantarse y hacer algo más que no sea dar vueltas en la cama. Pareciera que se necesitara todo un plan tan solo para cruzar el cuarto; la persona necesita reunir la energía para hacer eso.
    • Puede ser difícil mantener una conversación porque el esfuerzo de expresarse parece demasiado grande. Esta incapacidad para moverse físicamente se manifiesta de cualquier forma; hasta el pensar necesita trabajo, ni hablar de una conversación.
  4. Espera un cambio en la perspectiva. La forma en que se aprecia los alrededores se ve obviamente afectada por la depresión. ¿Cómo se puede mantener una buena disposición cuando todo se ve oscuro? Hasta el sol puede lucir menos brillante en su resplandor y se siente que no calienta tanto. Todo está iluminado en un brillo grisáceo.
    • Los días oscuros adquieren un tono aún más triste y las mañanas carecen del brillo de la novedad y de sus posibilidades. Cualquier optimismo que pudo tener la persona, ya no está, sin importar qué eventos positivos sobrevengan.
  5. Date cuenta de que las cosas agradables ya no lo son. Las cosas que solían ser agradables, compartidas, incluso anticipadas, tienen un menor efecto sobre la persona que sufre de depresión. Por ejemplo, los amantes de la naturaleza ya no sienten la sensación de calma y paz que sentían cuando caminan en un ambiente natural, las flores pierden su fragancia y la música suena discordante. El dinero, el amor, las fiestas; todas estas cosas han perdido su atractivo.
    • Todo, absolutamente todo, está envuelto en confusión y pesadez que son difíciles de soportar. Pareciera que su mundo se mueve a un paso más lento y aburrido respecto al de los demás. Por lo general, sienten que “algo no está bien".
  6. Asume la gravedad de darte cuenta de que tus propias emociones son perturbadoras. No es divertido darte cuenta de que estás deprimido. Se siente una gran desesperación por el hecho de estar atorado en un estado en el que se ve al mundo como un lugar gris y sin luz. Todas estas emociones apiladas una encima de otra pueden sentirse increíblemente sofocantes, lo que causa que uno se pregunte qué está mal. La situación empeora cada vez más sin una razón aparente.
    • Una persona deprimida tiene episodios de llanto sin motivo aparente o por cosas insignificantes. Puede sentirse molesta contra la familia o amigos tan solo por hacer las cosas que ellos hacen normalmente o por comportarse como normalmente lo hacen. Nada tiene una explicación; no es la persona, es la depresión.
  7. Entiende cómo se siente no ser capaz de sonreír. No es que no pudiera o no tuviera motivos, sino que no es físicamente capaz de sonreír en el sentido orgánico. Simplemente no hay motivo para hacerlo. Encima de eso, se tiene una sensación de inutilidad, como si no pudiera hacer algo bien. ¡Todo esto es bastante aterrador! Estas emociones negativas producen una sensación de aislamiento. Ya debes darte cuenta de que es como una espiral en descenso.
  8. Entiende cómo te vuelve virtualmente una persona sin emociones. La depresión puede provocar que la persona esté entumecida y sea incapaz de sentir emocionalmente. Es algo extremadamente difícil pedirle a alguien que ve al mundo tan gris que se conecte con sus emociones; eso le sería demasiado aterrador. Esta falta de interés, de emoción, puede hacer que la persona se sienta completamente sola, incluso cuando está rodeada de su familia y amigos.
    • También es posible sentir que se está en una nube o dentro de una burbuja, lejos de los demás. Siente como si no hubiera alguien cercano que entienda en verdad por lo que está pasando. Puedes imaginarte que la sensación de soledad exaspera a los demás, lo cual empeora el problema.
  9. Entiende que hay una sensación bastante "oscura y pesimista" que acompaña a la depresión. Cuando este trastorno aparece, viene acompañado de una sensación indistinta de un desastre inevitable, de que algo malo va a ocurrir en cualquier momento. La persona deprimida no tiene forma de controlar esa sensación. Es por eso que siente agitación y la constante necesidad de preocuparse, lo cual la vuelve nerviosa y recelosa.
    • También tiene la tendencia a recordar constantemente todo lo malo que alguna vez le ha pasado, sin importar qué tan insignificante haya sido, lo cual la conduce a un ciclo infinito de negatividad. Este ciclo es, inclusive, doblemente frustrante en sí mismo ya que la persona, así no pueda salir de él, sí se da cuenta de que es un ciclo.
  10. Entiende que con la depresión, la muerte parece una alternativa válida. El dolor y el trauma de la depresión pueden sentirse tan reales y vivos que el suicidio parece una respuesta lógica y sensata. La persona deprimida puede hablar sobre el suicidio o intentar cometerlo en varias ocasiones. Esto se debe a que no le ve un fin a la sensación de aislamiento, inutilidad y desesperación que siente continuamente.
    • Cuando la vida no tiene sentido, la muerte no parece algo tan importante. No es que la persona quiera morir, sino que ya no quiere vivir. Después de todo, ¿para qué seguir?
  11. Entiende la diferencia entre la depresión y "la tristeza". A veces la vida puede ser bastante cruel, entonces ¿qué convierte una caída de ánimo en un caso oficial de depresión? ¿Cuáles son las descripciones clave que lo hacen único respecto a los puntos más bajos de la vida que vienen y van de forma natural? Aquí hay algunos detalles:
    • Una visión general oscura de la vida. Esta desesperación es tan severa que ya no considera los simples pensamientos positivos.
    • Pérdida de interés o atractivo por la vida. Lo que solía ser agradable ya no lo es para nada.
    • Problemas de peso. Una persona deprimida puede perder o ganar 5% de su peso normal en un corto periodo de tiempo.
    • Problemas para dormir. Estas personas o no duermen (insomnio) o duermen por días (hipersomnia).
    • Problemas de irascibilidad. Nadie se salva de su ira porque cualquiera, sea su pareja, jefe, padres, amigos o las personas con quienes trabaja la sacan de sus casillas.
    • Sensación de cansancio y lentitud. No tienen la energía para hacer las cosas que quieren o deben hacer.
    • Sensación de culpa. Es su propio peor crítico, recriminándose constantemente sin motivo.
    • Pensamientos suicidas y comportamiento imprudente. Las personas con depresión por lo general piensan en la muerte y la ven como un escape conveniente, lo cual las hace comportarse de manera imprudente.

Reconoce la depresión en otros

  1. Conoce las causas variadas de la depresión. Si bien la mayoría de las personas no necesitan de un buen motivo para sentirse deprimidas, si la depresión es episódica, por lo general se debe a un motivo reciente. Aquí hay algunos posibles motivos:
    • Fallecimiento de un ser querido.
    • Separación de un ser querido.
    • Pérdida financiera.
    • Cambios en una vida que por lo general es consistente, como una mudanza, jubilación, cambio de empleo.
    • Conflictos en la vida personal como un divorcio, querellas, responsabilidades adicionales como el nacimiento de un bebé o tener que cuidar de un padre o pariente enfermo.
    • Conflictos en la vida profesional como tener que aceptar responsabilidades adicionales, cambio en los roles y responsabilidades que no están acorde con los intereses y habilidades de la persona.
    • Abuso de algún tipo, ya sea físico, sexual o emocional.
    • Enfermedades debilitantes y dolencias como el VIH/SIDA, Parkinson, enfermedades cardiacas y cáncer.
      • Sin embargo, cierta cantidad de depresión es normal cuando las cosas van mal. Si después de 6 meses la depresión no se va, entonces ya se asume que hay un problema más grande entre manos.
  2. Entiende que es bastante común. La depresión afecta entre el 6 a 7% del total de la población adulta sólo en EE.UU. La mayoría (70%) de los casos diagnosticados se dan en mujeres; sin embargo, esto no debe ser considerado como un “consuelo” para los varones, principalmente por el alto riesgo de suicidio. También, alrededor del 3% de los adolescentes sufren de alguna forma de depresión.
    • Lo triste es que la mitad de las personas que sufren de esta condición psicológica la padecen en silencio, lo cual hace que sufran innecesariamente por sí mismos, aun sabiendo que la depresión es una condición que tiene tratamiento.
  3. Fíjate cómo se vuelven más solitarios. Una persona con depresión prefiere vivir una vida bastante solitaria. Trata de separarse de la familia y los amigos lo más posible, a pesar de que nada parezca haber cambiado. La mayoría se dan cuenta de que su depresión se agrava con la soledad pero este deseo de estar solos es más fuerte que la lógica. Pareciera que buscan la soledad, sin importar qué.
    • En algunos casos, la persona afectada sospecha que la gente habla acerca de ella y de su condición, piensa que se reirán de él o ella o que se darán cuenta de que algo no está bien con él o ella y su psique. Se sentirá bien si la gente piensa que está demasiado ocupada cumpliendo con sus responsabilidades laborales, que no está interesada en pasar tiempo con ellos o que simplemente está tratando de evitar su compañía.
  4. Busca la presencia de signos de inseguridad que los aleje de los demás. Su sentido del auto valor y su autoconfianza son castigados día tras día por sus patrones de pensamiento negativo. Siempre se ven perseguidos por pensamientos que les dicen que no son lo suficientemente buenos, que no merecen ser amados o que no son lo suficientemente competentes o deseables para ser del agrado de otros. Tienen la constante sensación de que su compañía no le hace falta a los demás. Entonces, en sus mentes, lo mejor es evitar interactuar o mezclarse con las personas sin importar qué tan cercanas hayan sido con en el pasado.
    • La depresión afecta el proceso de pensamiento y las facultades de procesamiento de información de la persona, lo cual hace que se ralentice su pensamiento, sus capacidades de respuesta y toma de decisiones. Así, esta incapacidad afecta negativamente a su autoconfianza, lo que la empuja a mantenerse lejos de la familia y amigos. Esto también incluye el alejarse deliberadamente de las actividades que alguna vez disfrutó.
  5. Nota si adquirió malos hábitos. Con la intención de superar este aislamiento autoimpuesto, su ansiedad y soledad, trata de refugiarse en el alcohol, las drogas y la comida chatarra rica en azúcares y carbohidratos. El alcohol, los azúcares y los carbohidratos cumplen la función de hacerla sentir bien, elevando su humor, aunque solo sea por un tiempo breve. Sin embargo, vuelve a tener esas desastrosas emociones una vez que las buenas sensaciones desaparecen. Desafortunadamente, los trastornos alimenticios y la ansiedad van de la mano con la depresión.
    • Algunos se van al otro extremo y no comen. Simplemente ya no sienten el deseo de hacerlo. Trata de darte cuenta de cualquier cambio en su peso y si la persona come cuando estas presente. No se trata de su dieta, sino de su mente, la cual tiene la idea de "¿por qué molestarse?".
  6. Presta atención a su desempeño laboral. Tanto su facultad de procesamiento de información disminuida como sus sentimientos de ineptitud y bajo auto concepto se verán reflejados en su falta de enfoque, concentración, productividad, desempeño y competencia. Por lo general, las personas deprimidas sufren en su trabajo o en cualquier actividad que requiera agudeza mental. Simplemente ya no tienen las facultades que antes tenían.
    • Las personas con depresión también tienen problemas de sueño como el insomnio o la hipersomnia (duermen demasiado). También hay otros problemas de salud que son comunes en las personas con depresión, como los dolores de cabeza, dolores estomacales, dolor de espalda, estreñimiento y diarrea. A la vez, todo esto puede afectar su desempeño laboral (de hecho, su desempeño en la vida).
  7. Nota una pérdida en su interés o atracción por la vida. Lo que solía ser un pasatiempo divertido o una actividad social ya no es, repentinamente, tan interesante. Las actividades diarias no son más que un montón de quehaceres pesados. Despertar, amar a alguien, incluso el sexo simplemente ya no vale la pena. Ellos declinarán cualquier invitación que se les haga para tomar parte en estas actividades.
    • Habrá una pérdida general de energía. Se sentirán cansados y lentos, lo cual es una buena razón para no participar en cualquier invitación que reciban. No tienen energía más que para hacer lo que quieren o necesitan hacer. La tarea más sencilla puede ser muy agotadora y puede tomarles horas para terminarla, cuando en el pasado les tomaba solos unos minutos. ¡Es bastante claro por qué no quieren hacer algo más!
  8. Fíjate si hay problemas de peso. Por lo general, llevan su apetito a los extremos, algunos van al borde de la inanición, intencionalmente o no, mientras que otros suben de peso bastante rápido con un aumento promedio del 5% de su peso corporal original cada mes. Si te das cuenta de que su peso cambió drásticamente en un corto periodo de tiempo, si no padece algún problema con su tiroides o con su salud, entonces lo más probable es que la depresión sea la causa.
  9. Presta atención a sus problemas de sueño. Las personas deprimidas tienen problemas para conciliar el sueño o para despertarse. El cambio repentino en sus patrones de sueño, los cuales pueden cambiar de tiempo en tiempo (del insomnio a la hipersomnia y viceversa) puede ser un indicador de depresión.
    • Muchas personas con depresión pueden dormir por horas, incluso días de un solo golpe. Otras se verán sentadas frente al televisor toda la noche sin siquiera parpadear. Ambas formas son debilitantes para una vida normal y productiva.
  10. Presta atención a un comportamiento imprudente. Por lo general, la gente con depresión piensa bastante en la muerte y la ve como un escape conveniente a la tristeza que sienten todo el tiempo. Esto puede empujarlos a mostrar un comportamiento imprudente, como cruzar en luz roja o participar en peleas que pueden provocarles lesiones serias. Simplemente no toman en serio lo que las personas mentalmente estables sí. En sus mentes, no hay un motivo por el cual deban hacerlo.
    • Ellos también tienden a tener problemas de irascibilidad. Su mal genio combinado con su deseo de comportarse imprudentemente puede conducir a actos violentos, lo cuales, además de ser potencialmente dañinos, presentan un terrible cuadro de depresión severa.
  11. Nota si se quejan de dolores y dolencias. Si sienten mucho dolor en varias partes del cuerpo y dolencias que no pueden explicar, entonces ya es un signo de depresión. El sentimiento de desesperación y tristeza extrema “se filtra” y se somatiza.
    • En otras palabras, el estado emocional de una persona deprimida se convierte en malestares físicos sin explicación hasta que se detecta la depresión. Ocurre que en algunos casos la mente sí toma control del cuerpo.
  12. Aprende cómo puede aliviarse la depresión en casa. La depresión puede tratarse de muchas maneras. Existen medidas de autoayuda y consejos prácticos que pueden ayudar a quien la padece a salir del abismo de la tristeza llamada depresión.
    • Las personas pueden elegir leer libros que las hagan sentir bien, ver películas que les inspiren y fomenten pensamientos positivos, hacer ejercicio regularmente como el excursionismo y el ciclismo, comer alimentos sanos, involucrarse en actividades que produzcan bienestar como el yoga y actividades de autodescubrimiento, y cambiar de trabajo a uno que las apoye emocionalmente o buscar nuevos pasatiempos que las distraigan de las líneas de pensamiento negativas.
    • Todo esto puede funcionar en algunos casos de depresión, pero hay casos en los que esto no es suficiente y se debe buscar ayuda profesional.
  13. Reconoce que la psicoterapia es una respuesta eficaz. La psicoterapia es una de las formas más eficaces para tratar la depresión. La psicoterapia ayuda a las personas a descifrar el misterio detrás de su depresión y las prepara con mejores mecanismos de supervivencia para cuando la vida parezca ser muy difícil. La terapia, en combinación con medicamentos (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), tricíclicos, inhibidores de la monoaminooxidasas (IMAO), etc.) ha probado ser increíblemente útil en la lucha contra la depresión.
    • Un ejemplo de tales mecanismos de supervivencia es comunicar los problemas y la fuente de la tristeza o ansiedad a los miembros de la familia o círculo de amigos. Las relaciones de apoyo que son saludables y auto afirmantes son, también, una buena manera de tratar y prevenir los episodios de depresión.
    • La psicoterapia también ayuda a las parejas a arreglar su relación y en el proceso aprovecha para tratar el “detonante” de la depresión en aquel que sufre de ella. Esto se llama terapia interpersonal, en la cual no solo quien sufre de depresión es sujeto al proceso de modificación de la conducta que está en marcha, sino también su pareja.
  14. Ten confianza en que los medicamentos pueden y son de ayuda. Hay casos severos de depresión que necesitan medicarse en el proceso de tratamiento. Se usa al mismo tiempo la psicoterapia y los medicamentos para obtener los mejores resultados posibles en el tratamiento de trastornos depresivos mayores.
    • Afortunadamente se cuenta con anti-depresivos modernos como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) que son más eficaces y más seguros que la primera generación de anti-depresivos, como los tricíclicos (imipramina, notriptilina).
    • El Prozac, el Zoloft, el Lexapro y el Celexa son los antidepresivos más usados en la actualidad. Sin embargo, es importante entender que todo tratamiento con medicamentos para la depresión debe ser bajo la supervisión de un doctor y solo debe suspenderse con una orden dada por un profesional en la salud mental. Esto no se trata del temor a una posible adicción, sino para mantenerse lejos del riesgo a una recaída y otros efectos secundarios asociados.

Entiende las diferencias entre los sexos

  1. Entiende por qué los hombres son más propensos a ocultar sus emociones. Existen diferencias en la forma en que los hombres y mujeres experimentan la depresión o en la forma en que presentan los síntomas, a veces en la forma más flagrante. Lo primero que vas a notar es que es menos probable que los hombres muestren su depresión a través de sus sentimientos y emociones. Ellos hablan menos cuando se trata de expresar los sentimientos de tristeza, desesperación e inutilidad. Simplemente no fueron criados para que pudieran hacerlo.
    • En vez de eso, ellos tratan de mostrar su depresión enfureciéndose y frustrándose ante la más ligera de las provocaciones. Ellos son más propensos a presentar sus síntomas al mundo exterior a través de sus acciones en la forma de irritabilidad, quejas constantes de cansancio y falta de sueño regular, y en la disminución o pérdida completa del interés en las actividades que solían disfrutar o que alguna vez disfrutaron.
    • Es muy probable que los hombres con depresión presenten algunos síntomas como cansancio y problemas del sueño con más frecuencia que las mujeres. Ellos también son más propensos a mostrar una mayor irritabilidad y frustración que las mujeres.
  2. Entiende que, con un hombre, es probable que no sospeches que padezca de depresión. Es más probable que los hombres presenten una imagen distorsionada de su depresión a la familia y amigos enfatizando más los síntomas que son menos asociados a la depresión. Ellos consideran importante que se les siga considerando como "masculinos" sin importar que por dentro se sientan débiles y vulnerables; emociones tradicionalmente reservadas para las mujeres.
    • A diferencia de las mujeres, los sentimientos de tristeza, inutilidad y desesperación no son los síntomas primarios o indicadores de depresión en los hombres. En los hombres, los problemas se presentan como dolores de cabeza y de estómago, problemas de digestión, trastornos de sueño, todos sin explicación; en otras palabras, los malestares físicos que son "aceptables".
  3. Reconoce que los hombres luchan con la forma en que los ven los demás. La sociedad en pleno espera que un hombre sea fuerte tanto física como emocionalmente. Le es difícil a la sociedad el aceptar que los hombres también tienen momentos de vulnerabilidad, que hay veces que se quiebran, que no siempre pueden ser o verse duros todo el tiempo sin importar la situación. De hecho, la sociedad es implacable en este aspecto y el hombre deprimido debe encontrar una manera de evitarlo.
    • Entonces, para lidiar con esto, los hombres en general tratan de mantener viva esta percepción. Por el miedo a ser estigmatizados, por el temor a poner su carrera y sus relaciones en riesgo, no se sienten cómodos hablando o compartiendo sus sentimientos y emociones, especialmente aquellas asociadas con su depresión, ya sea con la familia o con sus amigos.
  4. Date cuenta de que un hombre con depresión procurará evitar las conexiones sociales. Debido a la yuxtaposición entre cómo se sienten y cómo la sociedad quiere que se sientan, ellos hacen grandes esfuerzos para minimizar las oportunidades que tengan de pasar tiempo con la familia y los amigos lo más que pueden. Más bien, ellos se meten de lleno más y más en su trabajo, en su carrera y en el cumplimiento de sus responsabilidades profesionales. Esto les es más seguro y les ofrece una sensación de control; algo que definitivamente no tienen sobre sus emociones.
    • Los hombres que experimentan depresión por lo general tienen la necesidad de tener un control total de todas las cosas todo el tiempo, ya sea de ellos mismos, de las personas a su alrededor o de las situaciones. Es durante el proceso de lograr esto que plantan las semillas del conflicto y choques de ego con otros.
  5. Nota si ellos han adoptado hábitos negativos o adictivos. Los hombres tienen la tendencia a recurrir a la automedicación para superar la depresión. Pero su automedicación no proviene de medicamentos de venta libre; consiste del consumo de alcohol, drogas, sexo y televisión (y en exceso para empezar).
  6. Presta atención al cambio en los hábitos sexuales. La depresión en los hombres puede producir varios problemas en su vida sexual. Puede volverse la causa de la pérdida del interés en el sexo y eso puede producir problemas como la disfunción eréctil. Ya que se supone que los hombres son quienes plantan las semillas en la cultura, esta es, obviamente, una comprensión debilitante que ocultan o atribuyen a alguna razón más segura.
    • Los hombres prefieren usar nomenclaturas socialmente favorables y aceptables para enmascarar sus síntomas de depresión. Es más probable que enfaticen la atribución de sus síntomas al estrés en lugar de a la depresión.
  7. Conoce cómo afecta el suicidio de forma diferente a hombres y mujeres. Si bien es más probable que sean las mujeres quienes intenten cometer suicidio, son los hombres quienes tienen el mayor índice de mortalidad por suicidio. Esto se debe a que tienden a actuar rápidamente, instantáneamente y con prisa al tener pensamientos suicidas, además que usan métodos más letales, como armas, para completar su suicidio. Las mujeres son más abiertas sobre sus pensamientos y tienden a un comportamiento menos activo, como la sobredosis de pastillas.
    • Es también menos probable que los hombres indiquen sus intenciones a otros. Es por eso que nadie esperaría recibir algún signo de advertencia por parte de ellos, lo cual hace que el mundo no pueda ayudarlos.
  8. Entiende que la depresión es más prevalente en las mujeres que en los hombres. Sin embargo, es posible que más mujeres simplemente se sientan cómodas hablando de esto o que los hombres asuman que no la tienen cuando las mujeres sí. Sin embargo, asumiendo que las mujeres son más propensas a deprimirse que los hombres, la depresión podría deberse a cualquiera de las siguientes razones:
    • Cambios hormonales
    • Embarazo
    • Menopausia
    • Hipotiroidismo
    • Enfermedades crónicas (estudios indican que las enfermedades son comórbidas con la depresión de forma más seguida en las mujeres que en los hombres).
  9. Conoce cómo las hormonas pueden afectar a las mujeres. Las hormonas, esas pequeñas pestes sobre las cuales no tenemos ningún control, tienen una relación directa con los químicos en el cerebro que están a cargo de influenciar nuestro humor y emociones. Las fluctuaciones hormonales son comunes durante el ciclo menstrual, la menopausia, el embarazo y el postparto. Esto puede empezar como algo episódico (temporal, para acortar la explicación) y conducir a una depresión crónica (una batalla de por vida).
    • Además de los cambios hormonales, las responsabilidades adicionales que vienen con la llegada de un bebé son enormes y para algunas mujeres pueden ser abrumadoras, lo cual les produce una depresión; específicamente la depresión postparto.
  10. Mira cómo la presión a la cual se les somete a las mujeres puede provocar una depresión. Los factores psicosociales también están asociados a los altos índices de depresión en las mujeres. Se espera que las mujeres, por naturaleza y por demanda social, sean súper resistentes. Se espera as que manejen más que su justa parte de responsabilidades, como cuidar de la familia, soportar el estrés y la tensión de mantener las relaciones fuertes e intactas, y, por supuesto, estar siempre bellas.
    • La presión se incrementa aún más si además tienen que cargar con la responsabilidad de un trabajo y el estrés relacionado al mismo, además de las responsabilidades en casa. La exitosa novela y película "No sé cómo ella lo hace" le da peso a esta idea. Lo que en verdad es que estas presiones tienen un profundo efecto negativo sobre la psique femenina.
  11. Entiende que las mujeres presentan sus síntomas de forma diferente a los hombres. Algunos síntomas son parecidos a los que experimentan los hombres. Sin embargo, las mujeres, a diferencia de los hombres, tienen una mayor tendencia a sentir tristeza, inutilidad, culpa y desesperación. Estos sentimientos pueden impregnarse en cada momento de sus vidas, dando la impresión de que libran una batalla constante en la cual ellas son las únicas a quienes culpar. Es una carga bastante fuerte.
    • Las sensaciones en común son el cansancio, los trastornos de sueño, pérdida de interés en actividades que alguna vez les interesaba o que ejercían, pensamientos suicidas, cambios en el apetito (aumento o descenso), cambios en el peso corporal (aumento o descenso) e incapacidad para enfocarse o concentrarse.
  12. Ten presente que las estaciones afectan a las mujeres. También es más frecuente entre las mujeres la depresión que viene como inicio de una estación en particular (a lo cual se le llama Trastorno Afectivo Estacional (TAE)). Esta forma de depresión se va con el inicio de estaciones mejores, como la primavera y el verano, pero regresa con el inicio del invierno. Si bien la causa de esta depresión es diferente, los síntomas son iguales; son frecuentes la tristeza, los cambios de humor, la ansiedad, las ansias de comer alimentos ricos en azúcares y carbohidratos, y los trastornos del sueño.
    • El TAE es una forma de depresión causada por la falta de exposición a una luz solar adecuada. Esto lo experimentan en su mayoría las personas que viven en lugares fríos donde los inviernos y la nieve son intensos y severos.
  13. Espera que las mujeres hablen más sobre sus sentimientos y emociones. Ellas no dudan o se reprimen para hablar o quebrarse delante de su familia cercana o amistades que son sus confidentes. Las mujeres toman el apoyo de las lágrimas (esto es, lloran hasta calmarse) para aliviarse de los sentimientos y emociones sobrecogedoras asociadas con la depresión. Sin embargo, el llorar no hace que se vaya la depresión.
    • Por lo general, la depresión en las mujeres coexiste con los trastornos alimenticios, como la bulimia, los atracones y la anorexia. Algunos trastornos de ansiedad, como el trastorno compulsivo obsesivo, la paranoia y algunos otros trastornos, también acompañan a la depresión en las mujeres.

Consejos

  • Se consume mucho tiempo y energía en la creación y desarrollo de pensamientos negativos. Esta pila de pensamientos y energías negativas conduce a la persona a adoptar comportamientos negativos.

Advertencias

  • Es importante notar que los antidepresivos que usan las personas jóvenes aumentan la cantidad de pensamientos suicidas. Los niños deben manejarse con mucho cuidado.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página