Cómo comprar una minivan

Si tu familia parece estar quedando sin espacio en tu auto compacto o de mediano tamaño, puede ser el momento para comprar una camioneta. Este tipo de vehículo no sólo puede transportar más cómodamente a tu familia, sino que también puede darte un montón de espacio de carga. Un vehículo es una inversión importante, así que usa estos consejos sobre cómo comprar una minivan antes de hacer la compra final.

Prepárate financieramente

  1. Asegúrate de que puedes pagar el vehículo. La mayoría de las minivans cuestan un poco más de lo que salen la media de coches compactos o medianos, debes chequear tu presupuesto para asegurarte de que se puedes afrontar este nuevo gasto.
  2. Obtén una aprobación previa por parte de un banco o cooperativa de crédito. De esta manera, sabrás exactamente cuánto dinero puedes gastar en la compra de una minivan. También es probable que puedas obtener un mejor precio si utilizas un banco o cooperativa de crédito a la que eres miembro.
  3. Verifica el Kelly Blue Book para tener una idea de los precios que puedes esperar de una minivan. Mira tanto en las secciones de autos usados como en la de nuevos y chequea la sección de Vans /Minivans, para que puedas comparar la diferencia de precio entre los dos.

Selecciona las opciones que quieres

  1. Piensa en el número de asientos que necesitas. La mayoría de las minivans contienen 7 asientos, pero algunos modelos cuentan con 8 o
  2. La mayoría de las minivans te permiten eliminar fácilmente al menos una fila de asientos, que es algo a considerar si deseas espacio de carga adicional y sólo tendrás capacidad para 4 o 5 personas.
  3. Elije una minivan que tenga el estilo de puerta que tu quieres. Algunas camionetas sólo tienen una puerta corrediza para un lado, mientras que otros modelos más recientes ofrecen puertas a ambos lados del vehículo. Algunas camionetas hasta te permiten abrir las puertas con sólo pulsar un botón.
  4. Determina cuales son aquellas características de seguridad que te atraen más. Sistemas de alerta de seguridad, control de tracción, y faros que permanecen prendidos también durante el día, pueden hacerte un poco más fácil la tarea de manejar de manera segura. También debes considerar si es necesario tener bolsas de aire laterales, o quizás del tipo que puede detectar si hay un pasajero en el asiento.

Compara marcas y modelos

  1. Lee las opiniones escritas por los profesionales y los propietarios de la minivan que te interesa antes de comprarla. Estas opiniones deberían proporcionarte las ventajas y desventajas de los modelos que te interesan. Estos comentarios los puedes encontrar en sitios web y en entrevistas.
  2. Pídele opinión a tus amigos y familiares que sean dueños de camionetas. Ten una idea de las cosas que te gustan y las que no antes de comprar una camioneta, la opinión de tus amigos o familiares puede señalarte factores que nunca hubieras considerado. Por ejemplo, el vehículo no puede manejar muy bien cuesta arriba, o que no sientas tanta amplitud como parece.
  3. Haz una prueba de manejo de la camioneta antes de comprar una. Estate atento a cualquier sonido extraño durante el viaje, y préstale atención a cómo es el andar, cómo se da vuelta y si es todo terreno.
  4. Haz tu Compra
  5. Elige un concesionario de autos que venda la camioneta que deseas comprar. Algunos concesionarios de autos sólo venden automóviles, vehículos deportivos y camionetas de tamaño completo, o no tienen una gran selección de minivans si es que las venden.
  6. Lleva tu carta de aprobación previa si tu propio banco ya ha accedido a ampliar tu crédito. Solicita un crédito en el concesionario si no has recibido la aprobación previa, a menos que estés en condiciones de pagar todo el costo de la camioneta por adelantado.
  7. Considera la posibilidad de comerciar tu vehículo viejo cómo parte del pago para que la minivan que estas adquiriendo sea más accesible. Si no te gusta la oferta que te han propuesto por tu coche anterior, considera venderlo por tu cuenta a menos que planees mantenerlo.
  8. Ten el Kelly Blue Book contigo en todo momento cuando hagas tu compra. Esto te permitirá mostrarle al vendedor el precio que esperas pagar si te indica uno mucho más alto. Si el concesionario no está dispuesto a negociar, visita uno diferente hasta que te ofrezcan un precio que te guste.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página