Cómo desconectarte

El internet ha absorbido la tarea de organizar el trabajo, las relaciones sociales y los compromisos. Sin embargo, es posible que a veces sientas como si tu vida en internet tomara el control de tu vida real. Si quieres desconectarte de los aparatos, mensajes de texto y redes sociales, puedes utilizar estas herramientas y estrategias para que puedas sentirte más conectado con el mundo.

Diseña el ambiente de tu casa

  1. Traslada tus computadoras a un cuarto designado como “cuarto de computadoras” o a una oficina. Tu dormitorio, y otras habitaciones o rincones, deberían estar libres de aparatos electrónicos.
  2. Traslada tus cargadores al cuarto de computadoras. Cuando necesites cargar un aparato, déjalo en esa habitación. Los sonidos y vibraciones de los aparatos cargando pueden interrumpir lo que de otra manera sería una experiencia tranquila.
  3. Haz que tu dormitorio esté fuera del alcance de los aparatos electrónicos. No traigas tu teléfono, tablet o televisión dentro. Se ha observado que la luz azul interfiere con los hábitos de sueño.
    • De todas maneras, la mayoría de la gente no duerme lo suficiente.
  4. Apaga tu alarma los fines de semana. Despertarte por tu cuenta varios días a la semana puede ayudar a que te sientas más satisfecho. Si no duermes lo suficiente, ocupa una hora del tiempo que normalmente pasarías en internet durmiendo.
    • Las personas que duermen de 7 a 8 horas al día tienen menos estrés y tienen una mejor salud. La falta de sueño puede reducir las funciones de tu sistema inmunológico y aumentar los niveles de ansiedad.
  5. Descarga un cronómetro en internet. Prueba “Enuff PC”, el cual te avisa después de 30 a 60 minutos de uso de internet. Es posible que uses demasiado los aparatos electrónicos porque el tiempo pasa más rápido cuando absorbes información.

Planea actividades “analógicas”

  1. Separa tus actividades entre digitales y “analógicas”. Al revisar los mensajes de texto en tu teléfono, convertirás una actividad “analógica” en una actividad digital.
  2. Prueba actividades “analógicas” clásicas. Las siguientes actividades fueron alguna vez actividades estándar para relajarse y despejarse:
    • Toma un baño. Sírvete una taza de café o una copa de vino y lee en la tina. Reduce las luces y prende una vela para relajarte y disfrutar de un baño en casa
    • Invita a tus amigos a tu casa, con una llamada, no con Facebook o con mensajes de texto. Hagan una parrillada al aire libre.
    • Sal a caminar al bosque. Se ha comprobado que salir a la naturaleza mejora la habilidad para resolver problemas y calmar el cerebro. Coloca tu teléfono al fondo de tu mochila (por seguridad) y no lo uses durante tu caminata.
    • Únete a una liga de deportes, a un club de palabras cruzadas o a otra actividad en grupo.
  3. Crea una “Fortaleza de la soledad”. Escoge un día a la semana en el que planees desconectarte. Avisa al trabajo, a los amigos y a tu familia que no tendrás tu teléfono contigo. Haz una comida rica, lee un libro o haz alguna manualidad.
  4. Organiza un grupo de desconexión. Durante una hora cada semana, queden en verse sin teléfonos o computadoras. Tener compañía en tu búsqueda por desconectarte lo hará más fácil.
  5. Haz un inventario de tus pasatiempos. Si no puedes nombrar dos pasatiempos que disfrutes fuera y dentro de casa, entonces es posible que el internet haya desplazado tus salidas saludables para la creatividad y la liberación de estrés.
    • Empieza una manualidad o toma una clase.
  6. Planea vacaciones de al menos dos semanas al año. Prepárate para las vacaciones con bastante anticipación, de manera que alguien se encargue de los problemas que puedan ocurrir cuando estés de viaje. Devuelve el favor cuando esta persona se vaya de vacaciones.

Reduce las adicciones electrónicas

  1. Trata los aparatos electrónicos y el internet como una adicción. Cuando a alguien le gusta una publicación tuya en Facebook, eso libera endorfinas, como con el alcohol o la comida. Si utilizas el internet más de 30 horas a la semana, deberías considerar hablar con un consejero dedicado a las adicciones.
    • La gente que utiliza el internet para sus interacciones sociales por más de 30 horas a la semana, corren más riesgo de suicidarse si se les corta el acceso al internet. Es especialmente grave para las personas a las que se les obliga a dejar de usar el internet.
  2. Escoge una noche a la semana en la que estés “fuera de servicio” para el trabajo. Si trabajas más de 40 horas a la semana, sugiere que todo tu equipo de trabajo tenga una noche “fuera de servicio” sin revisar el correo electrónico ni contestar las llamadas de trabajo.
  3. Pide a los miembros de tu familia que se unan a tu objetivo de desconectarte. No los obligues. Al obligar a los adolescentes a desconectarse, los incentivarás a desafiarte, así que salgan de la casa y pídeles a tus hijos que guarden sus celulares mientras estén afuera.
  4. Encuentra un lugar, como una playa o un parque, donde no haya señal de teléfono celular. Ve allí un par de horas a la semana y disfruta de la desconexión forzada.
  5. Utiliza el modo de respuesta automática para vacaciones de tu correo electrónico por las noches. Prográmalo cada noche antes de salir de la oficina para que no exista la presión de consultar tu teléfono para responder correos electrónicos personales o profesionales.
    • Escoge una o dos noches a la semana en las que respondas los correos electrónicos personales.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página