Cómo poder pagar alimentos saludables

Comer sano no significa que tengas que gastar mucho dinero. Con disciplina, determinación de prioridades y teniendo en cuenta diferentes enfoques, costearte alimentos saludables es totalmente posible. Aquí encontrarás algunos consejos.  

Pasos

  1. Dale prioridad a tus compras.
    • Muchos agricultores orgánicos y distribuidores de todo el país ofrecen cajas de alimentos avalados por los Agricultores Apoyados por la Comunidad (CSA) con productos orgánicos locales hecho a base verduras de temporada e ingredientes especificados por el consumidor. Estas organizaciones te ofrecen servicios a domicilio, además  si compras directamente a los agricultores y distribuidores pueden ahorrarte mucho dinero.
    • Comer alimentos sanos, orgánicos y naturales te pueden proporcionar una gran cantidad de beneficios nutricionales.
    • Las vitaminas y minerales en alimentos saludables a base de plantas, al final te van a proporcionar más nutrientes en porciones más pequeñas, lo que elimina el deseo de comer de más.
    • Elimina las compras innecesarias, como ropa, calzado, pasabocas, regalos costosos y otras compras espontáneas.
    • Reduce el número de salidas a comer o beber. Tener disciplina y capacidad de priorizar, te puede permitir comprar alimentos saludables.
  2. Establece un presupuesto.
    • Elabora una hoja de cálculo con las compras necesarias y los ingresos previstos para la semana o mes.
    • Esto te permitirá priorizar y prescindir de las compras que son innecesarias.
  3. Compra productos en las plazas de mercados locales.
    • Los productos orgánicos son a menudo mucho más baratos si se los compras directamente al agricultor.
  4. Compra una caja de alimentos CSA semanal.
  5. Reduce el consumo de carne.
    • La carne puede ser costosa, especialmente si es orgánica.
    • Reducir o eliminar la carne de tu dieta puede disminuir los posibles problemas de salud como presión arterial alta y diabetes.
    • Además, puedes ahorrar tiempo en la preparación de las comidas.
  6. Adquiere granos al por mayor.
    • Compra cereales como arroz integral, alforfón, avena, mijo y quinua a granel y podrás ahorrarte mucho dinero.
    • Estos granos saludables proporcionan las vitaminas y minerales necesarios, y si los combinas con algunas legumbres, formarás una proteína muy completa.
    • Los granos orgánicos están disponibles en grandes cantidades y son ideales para una dieta saludable.
  7. Almacena legumbres en grandes cantidades.
    • Las legumbres convencionales y orgánicas son fáciles de conseguir en el mercado.
    • Si compras lentejas secas y diferentes tipos de legumbres también te puedes ahorrar algo de dinero, porque no han sido enlatados, por lo tanto no debes pagar por ese proceso.
    • El consumo de alimentos secos a menudo te toma un poco más de tiempo en la preparación, tales como remojar los frijoles para ablandarlos, pero en última instancia, te ahorras dinero.
  8. Reduce el consumo de productos lácteos.
    • Los productos lácteos no orgánicos, incluyendo queso y la leche, son muy procesados y te pueden causar muchos problemas de salud, incluyendo enfermedades cardíacas y obesidad.
    • La eliminación de estos productos de tu dieta también te ahorrará dinero.
  9. Compra sólo lo que necesitas.
    • Planea tus comidas de la semana y compra sólo los ingredientes que sean necesarios.
    • Tener una programación de tus comidas te mantiene disciplinado y te hace reducir las sobras.
  10. Compra marcas genéricas.
    • Las grandes cadenas de supermercados ofrecen una línea de productos alimenticios naturales que son saludables y orgánicos por menos dinero que las marcas reconocidas.
  11. Prepara porciones grandes.
    • Prepara sopa en una olla bien grande o arroz con lentejas con grandes cantidades de ingredientes orgánicos saludables y congela porciones individuales para tu almuerzo.
    • Comer alimentos sanos y nutritivos, preparados en casa elimina la necesidad de salir a almorzar.
  12. Cocina con alimentos integrales.
    • Preparar comidas partiendo de cero utilizando alimentos integrales te puede tomar mucho tiempo, pero al final te saldrá más económico que comprar alimentos preparados o comida congelada.
    • Aunque puedes encontrar en el supermercado muchos alimentos orgánicos y naturales preparados, estás pagando dinero extra por la preparación y el envasado de estos alimentos.
  13. Come menos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página