Cómo atender invitados

Es posible que ya hayamos pasado los días de jaleas de carne y vestidos cupcake de seda, pero atender invitados sigue estando de moda. Si tienes una fiesta, ya sea formal o informal, y si no sabes por dónde empezar, nosotros te ayudaremos. Es más fácil de lo que parece; con un poco de organización, comida, bebida y muchos temas de conversación y actividades, tendrás una gran fiesta en tus manos y unos invitados muy entretenidos. [[Categoría:Comida y diversión]

Organizarte

  1. Ordena el espacio para la fiesta. Comienza ordenando el área para la fiesta. Es probable que quieras reorganizar los muebles para proporcionar la mayor cantidad de espacio y asegurarte de que las personas puedan sentarse y pararse de tal forma que les sea fácil hablar unas con otras. También es posible que quieras considerar tener un área tranquila para conversar que esté ligeramente alejada de todo lo demás para que las personas que necesiten un momento de tranquilidad puedan conseguirlo.
    • Intenta dividir áreas grandes en secciones más pequeñas para facilitar la formación de grupos pequeños de conversación que normalmente sucede en reuniones.
    • Si el espacio es pequeño, mueve la mayor cantidad de muebles que puedas hacia el borde exterior o coloca algunos muebles excedentes en otra habitación que no se usará para crear más espacio.
  2. Limpia el área donde estarán los invitados. Una vez que hayas ordenado el espacio para que se vea como quieres, comienza a limpiar. Quieres dar una buena impresión a tus invitados. Lo que necesites limpiar dependerá de dónde vayan a estar los invitados, pero algunos buenos lugares para comenzar son:
    • Sacar la basura y cualquier artículo de mal olor
    • Trapear y aspirar el piso
    • Limpiar vidrios y ventanas
    • Recoger el desorden
    • Limpiar meticulosamente la cocina y el baño
  3. Recuerda todos los lugares fáciles de olvidar. Hay muchos lugares que a menudo nos olvidamos de limpiar, y una fiesta es la excusa perfecta para asegurarte de que esos lugares no se descuiden. Intenta ser meticuloso al limpiar, recogiendo artículos que normalmente dejes por ahí y asegurándote de llegar a todos los espacios que estaban cubiertos por los muebles que quitaste.
    • Por ejemplo, muchas personas olvidan limpiar debajo del inodoro para una fiesta. Las invitadas pueden no notarlo, pero a los invitados no se les escapará la mugre embarrada.
    • Otro lugar que se descuida es el patio delantero. Aquí es donde los invitados obtendrán su primera impresión, así que debes asegurarte de que se vea bien, limpio y ordenado.
    • Tampoco olvides el interior del refrigerador. La gente lo abrirá buscando bebidas y no quiere ver rastros del jugo seco de esos bistecs pegado al estante.
  4. Quita los artículos que no quieras que estén entre tus invitados. Una vez que todo esté limpio, debes hacer una lista mental para verificar y decidir si necesitas retirar algún artículo del área. Hay muchos artículos que es posible que no quieras que estén entre tus invitados por diversas razones. Esto incluye los objetos frágiles, objetos de valor y artículos que podrían ser delicados. Guarda estos artículos hasta que hayas terminado de atender a los invitados.
    • Por ejemplo, el reloj de bolsillo de tu bisabuelo puede estar en un estuche en la sala. Si no conoces a las personas que van a venir, puede ser una buena idea ponerlo en un lugar menos obvio.
  5. Coloca algunas decoraciones. Con una base sólida para el ambiente de la fiesta, querrás colocar algunos toques finales para realmente sorprender a tus invitados. Aquí es donde las decoraciones pueden ser realmente útiles. Es probable que estés acostumbrado a los lazos para los cumpleaños y telarañas para la Noche de Brujas, pero no pienses que eso es lo único que puedes hacer para decorar. Hay muchas opciones de las que escoger.
    • Por ejemplo, digamos que vas a organizar una fiesta de despedida para un amigo. Haz que el tema de las decoraciones sea el lugar a donde tu amigo se irá para que sepa que todos estarán allí con él o ella en el corazón.
  6. No descuides la banda sonora. Con todo lo demás listo, ya puedes reunir tu lista de reproducción. La música puede ser determinante para una fiesta, así que debes considerar establecer los sonidos de fondo. Asegúrate de no poner la música demasiado fuerte. Quieres que las personas puedan escucharse entre ellas.
    • Intenta hacer que la música combine con el tema de la fiesta o los gustos de tus invitados. Sin embargo, si no estás seguro, intenta elegir música que a todos les guste. Bob Marley o los Jackson 5 son una gran banda sonora para una fiesta de verano, mientras que la música de la época de Sinatra es magnífica para reuniones de invierno, por ejemplo.
    • Puedes usar sitios web como Pandora para que actúen como disc jockey en tu lugar. Esto puede ahorrarte mucho trabajo y asegurarte de que la música tenga una buena mezcla. Puedes configurar estaciones de radio en línea de esta forma para tocar música de todos los temas o para todos los gustos, así que esta es una gran opción para fiestas.
    • Aquí encontrarás los conceptos básicos para conectar altavoces a tu computadora si no sabes cómo instalar la música para una fiesta.

Preparar y presentar la comida

  1. Comienza con algunos aperitivos y bocaditos. Los bocaditos, aperitivos y comida para picar son esenciales para una fiesta. Esto se debe a que son fáciles de pinchar entre actividades y conversaciones. Comer una comida completa tiende a llenarte la boca durante demasiado tiempo, dificultando la interacción con la gente. Ni siquiera tienes que tener comida "verdadera" con tal de que tengas bastantes bocaditos buenos.
    • Una buena opción pueden ser galletas de soda y queso, pequeños recipientes individuales con salsas en capas y wraps o enrollados rellenos. No olvides los clásicos por excelencia, como papas fritas de bolsa y vegetales con salsas.
  2. Piensa en comidas más sustanciosas. Si tu fiesta coincide con la hora de alguna comida, debes asegurarte de ofrecer también alimentos que sean un poco más sustanciosos. Alguien que tenga demasiada hambre puede abalanzarse sobre los bocaditos y dejar a los demás invitados sin nada que comer. Debes planear con anticipación y ofrecer algo que sea fácil y rápido de preparar y que no cueste mucho.
    • Por ejemplo, una barra de burritos es muy rápida de organizar y muy barata. También satisface fácilmente muchos gustos y restricciones alimentarias diferentes.
  3. ¡Que venga el postre! A todos les encanta el postre. Incluso si tus otras comidas estuvieron deficientes, tener un postre fantástico puede asegurar que la gente se vaya con una muy buena impresión de tu reunión. Por supuesto, puedes simplemente comprar un postre de una tienda local (derrocha un poco y compra algo sofisticado), pero también puedes preparar uno.
    • ¿Sabías que puedes preparar un pastel de queso bastante impresionante en tu licuadora con solo leche, azúcar, queso crema y una mezcla preparada para repostería? Viértelo en una masa comprada y decóralo con frutos del bosque frescos para sorprender a tus invitados con tu esfuerzo mínimo.
  4. Programa cuidadosamente la preparación de la comida. Al planificar la comida, intenta pensar en cómo vas a prepararla toda. Debes darte bastante tiempo para preparar la comida de forma que no te quedes en la cocina mientras tus invitados estén afuera. Intenta elegir comidas que puedas preparar la noche anterior o que puedan prepararse uno o dos días antes y luego ponerse en el horno cuando lleguen los invitados.
    • Por ejemplo, digamos que vas a organizar una cena formal. Puedes comenzar marinando un asado durante la noche, dejando que se remoje en sus jugos y rellenándolo de ajo. Prepara la noche anterior un puré de papas que solo tenga que recalentarse cuando los invitados lleguen. Suplementa todo esto con una ensalada que sea fácil de mezclar. De esta forma, todo lo que tienes que hacer la noche de la fiesta es mezclar la ensalada y poner el asado en el horno alrededor de dos horas antes de que los invitados estén listos para comer.
  5. Asegúrate de tener bastantes bebidas. Debes asegurarte de tener bastantes bebidas para todos los invitados. Asume que cada persona en la fiesta beberá por lo menos dos o tres bebidas durante el transcurso de la fiesta. Si es posible, calcular para más es mejor. También debe haber muchas bebidas diferentes disponibles, ya que la gente tendrá gustos diferentes. Toma en cuenta el tema y el tipo de fiesta al elegir.
    • Unas buenas bebidas para fiestas son los daiquiris (vírgenes o de otro modo), vino especiado y ginger ale.
    • Puedes exhibir los tragos de una forma única si deseas. Por ejemplo, puedes hacer un tazón de hielo para exhibir el ponche de frutas.
  6. Dispón la comida. Una vez que todo esté preparado, puedes comenzar a disponer la comida. Para fiestas formales, todos pueden sentarse alrededor de una mesa grande. Para fiestas menos formales, es mejor tener la comida en una mesa en algún lugar ligeramente fuera del camino. Solo asegúrate de no disponer demasiado pronto la comida que pueda echarse a perder. Debes esperar hasta que lleguen los invitados para disponer las comidas calientes o frías.
    • Colocar la comida en múltiples niveles o hileras puede facilitar que los invitados alcancen toda la comida. Pero no coloques hacia la parte trasera las cosas que sean fáciles de derramar. ¡No quieres que la salsa golf caiga sobre la ensalada de frutas!
    • Si tus invitados no se van a sentar a comer, intenta elegir comidas que sean fáciles de comer de pie. Algunos platos, como la sopa, pueden presentar un reto demasiado grande.

Ser un gran anfitrión

  1. Dale la bienvenida a la gente a tu hogar. Cuando las personas entren, comienza dándoles la bienvenida a tu hogar. No simplemente las ignores ni salgas volando para hablar con alguien más, incluso si la fiesta es informal. Esto puede hacer que tu invitado se sienta inoportuno y desatendido.
    • Incluso decir simplemente algo como "Estoy feliz de que hayas venido. Siéntete en tu casa" puede ser suficiente.
  2. Dales un tour. Si tienes tiempo, dales un tour de las áreas en donde se llevará a cabo la fiesta. No necesitan un tour por tus cachivaches, pero es útil señalarles dónde está el baño y dónde pueden encontrar la comida.
    • También puedes decirles dónde dejar sus cosas, cuáles son algunas de las reglas básicas de la casa (como si está permitido entrar con zapatos a una habitación), etc.
  3. Presenta a las personas. Un buen anfitrión presenta a las personas que no se conocen e intenta ayudarlas a comunicarse. Quieres iniciar una conversación antes de pasar a hablar con otras personas.
    • Por ejemplo, si sabes que a dos personas les gusta el mismo músico, puedes decir algo como: "Ah, Rebeca, tú apreciarás esto: Julia acaba de regresar de un concierto de Macklemore en Seattle. Julia, Rebeca está obsesionada con Macklemore".
  4. Haz que todos se sientan incluidos. A medida que transcurre la fiesta, intenta hablar e interactuar con todos. Es probable que haya algunas personas con las que seas más cercano que otras, y es posible que te sientas tentado de hablar solo con ellas toda la noche, pero eso puede hacer que otros invitados se sientan excluidos. Intenta por lo menos darle una mirada a todos cada cierto tiempo, incluso si es solo para ofrecerles más de beber.
    • Intenta hacerle por lo menos una pregunta a cada invitado a lo largo de la fiesta. Esto les muestra que estás interesado en ellos y que te importa su presencia.
  5. Despídelos al final de la fiesta. Una vez que la fiesta concluya, diles adiós a los invitados a medida que se vayan y agradéceles por venir. Esto hace que se sientan apreciados y respetados. No cumplir con decirles adiós puede herir sus sentimientos y arruinar su percepción de la fiesta (incluso si por lo demás lo pasaron bien).

Proporcionar la diversión

  1. Encuentra formas de hacer que las personas se diviertan juntas. Por supuesto, es una fiesta, así que querrás asegurarte de organizar actividades para mantener a la gente hablando o interactuando. Sin embargo, debes adaptar esas actividades al número de invitados que tengas, así como a sus intereses y personalidades.
    • Crea actividades para grupos grandes. Si tienes muchos invitados, debes tener por lo menos una actividad que puedan realizar muchas personas juntas. Prueba con una competencia cursi de baile, alquila una máquina de karaoke o contrata a alguien para que venga a darle clases de baile al grupo. Por supuesto, la actividad que elijas debe tomar en cuenta a los invitados. Si son damas tranquilas, por ejemplo, alguien que les dé una clase de découpage podría ser mejor apreciado que un instructor de baile.
    • Crea actividades para grupos pequeños. Si tienes a un grupo más íntimo, tendrás unas cuantas opciones más de actividades que todos puedan realizar juntos. Organiza un juego o saca algunos juegos de mesa. Tampoco te sientas limitado al Monopolio. Los juegos más nuevos, como Manzanas con Manzanas, son geniales para grupos de fiesta pequeños (alrededor de 10 jugadores).
  2. Crea un espacio para los introvertidos. Recuerda que no todos tus invitados serán extrovertidos solo porque estén en una fiesta. Al darles a los introvertidos un lugar tranquilo a donde escapar por unos minutos, puedes asegurarte de que todos disfruten de tu fiesta. Pero, por supuesto, también quieres darles las herramientas que necesitan para socializar cómodamente. Prueba lo siguiente:
    • Crear tarjetas con temas de conversación. Estas tarjetas tienen un par de preguntas o temas de conversación escritos en ellas. Coloca estas tarjetas en el lugar de cada persona en la mesa o en una mesa en el medio de la habitación para que puedan usarlas cuando quieran.
  3. Mezcla actividades para exteriores e interiores según sea necesario. Si tu fiesta va a ser al aire libre, necesitarás actividades para exteriores. Si tu fiesta va a ser adentro, necesitarás actividades para interiores. Tener ambos tipos de actividades disponibles también puede ser una buena idea. Solo recuerda que, si estás planeando una fiesta al aire libre y los factores ambientales (como la lluvia) podrían arruinar tus planes, querrás tener actividades para interiores disponibles como un plan de respaldo.
    • Para actividades al aire libre, puedes instalar juegos de feria, una estación de dulces o un cine al aire libre.
    • Para actividades para interiores, puedes instalar una cabina de fotos (lo único que necesitas es una cámara, un soporte, un telón de fondo y utilería), un intercambio de regalos o una estación para tatuajes temporales.
  4. Haz que las actividades combinen con el tema de la fiesta. Elegir un tema para la fiesta también te ayudará a planificar las actividades. Para ciertas ocasiones, podría prestarse un tema (como una fiesta para un día feriado particular). De lo contrario, tendrás que conseguir un tema y actividades temáticas que creas que les gustarán a tus invitados.
    • Para una fiesta con un tema de los felices años 20, proyecta una película muda y organiza algunos juegos de casino. Incluso puedes preparar cocteles sin alcohol si habrá mucha gente joven en la fiesta como para ofrecer cocteles verdaderos.
    • Para una fiesta varonil, contrata a un torcedor de habanos. Consigue una mezcla de tabaco personalizada hecha justo para la ocasión y luego haz que alguien tuerza los habanos para cualquier invitado que quiera uno.
  5. Toma en cuenta las fiestas formales. Si vas a tener una reunión formal, es probable que debas tomar un enfoque ligeramente diferente sobre cómo atender a los invitados. Asegúrate de tomar esto en cuenta cuando planifiques el evento. A menudo, las fiestas formales son más desafiantes, ya que la gente está menos inclinada a socializar y ser amigable. Esto significa que tal vez debas asegurarte de que las personas tengan entradas que las hagan hablarse e interactuar.
    • Puedes hacer que los invitados jueguen "¿Quién soy?". Este es un juego donde escribes el nombre de una persona conocida en una tarjeta y la pegas con cinta adhesiva en la espalda de cada invitado. El invitado debe hacer preguntas a otros invitados para descubrir qué persona le han asignado.
    • Los recuerdos de la fiesta que estimulen a la gente a realizar alguna actividad también son una gran opción para fiestas formales.

Consejos

  • Contrata a una niñera si quieres animar a más personas a asistir.

Advertencias

  • Ten cuidado de realizar fiestas en tu casa con muchas personas que no conozcas para nada. Estas personas podrían no ser de fiar y causar problemas.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página