Cómo ayudar a una mascota a acostumbrarse a un bebé

Cuando un recién nacido llega a casa, puede ser un poco difícil aclimatarse a él para todos los que viven ahí. El paso más grande para este caso es hacer que la gente que viven ahí y las también las mascotas se acostumbren al nuevo miembro de la familia.

Pasos

  1. Evita usar la fuerza. Esto puede asustar a tu mascota, y más si no está acostumbrado a cosas o gente nueva; incluso puede tener una reacción negativa. Si tu mascota se comporta de manera territorial por ese bebé que acaba de llegar a la familia, los lazos entre el bebé y la mascota se volverán más difíciles de crear.
  2. Deja que tu mascota olfatee o esté cerca de las cosas de tu bebé. Si tu mascota está cerca una cobija o juguete de tu bebé, no lo ahuyentes del lugar. Olfatear deja a tu mascota adaptarse al olor del bebé y les da una oportunidad de aprender más del bebé a su propio modo.
  3. Camina cerca de tu mascota con tu bebé en tus brazos, manteniendo una distancia con la mascota durante la hora de jugar, pero no hagas que tu bebe y tu mascota tengan contacto directo todavía. Si tu mascota sigue intimidada, mantente en una distancia segura. Utiliza una voz para calmar a ambos (tu bebé y tu mascota). Hazle preguntas al bebé como “¿Quién es él?” “¿Ese es el ______? (dependiendo de qué mascota tienes). Utiliza palabras infantiles, por ejemplo, “perrito” o “gatito” en lugar de perro o gato. Si puedes usar un tono de voz bajo (sonando calmada) tu bebé desarrollará un sentido de calma en torno a la mascota en lugar de estar inquieto.
  4. Utiliza el sentido común, debes saber cuándo es el momento correcto para acercarte a tu mascota mientras está dormida. No dejes que el bebé toque a tu mascota todavía, pero déjalo observarla. Este método hará que el bebé se sienta cómodo con la mascota cerca, incluso cuando no hay interacción directa.
  5. Deja pasar el tiempo y sigue observando el comportamiento de ambos, el bebé y la mascota, cuando estén cerca uno del otro. La paciencia es la llave:
    • Si no hay diferencia, sigue intentando hacer que se conozcan.
    • Si parece que hay una reacción negativa, es mejor mantener a tu mascota alejada de tu bebé hasta que la mascota se sienta cómoda y lista para estar cerca de bebés y niños.
    • Si hay un ambiente positivo y tranquilo entre tu mascota y tu bebé, e intenta fomentar más interacción y tiempo de juego.
  6. Siéntate con tu bebé en tus piernas en algún lugar que a tu mascota le gusta estar. Haz que tu mascota interactúe con tu bebé al dejar que el animal lo olfatee y que el bebé toque el pelo de tu mascota. Fíjate en las reacciones que tu bebé tiene y sus expresiones faciales para ver si lo disfruta, especialmente si la mascota comienza a lamer los piecitos de tu bebé.

Consejos

  • Antes de traer a tu bebé del hospital, es una buena idea que tu pareja (con el permiso del hospital) se lleve a casa una manta para envolver. Puedes dejarla en el piso o en un lugar donde tu mascota normalmente está, de esta manera le permitirás a tu mascota reconocer el olor del bebé antes de traerlo a casa, haciendo que la reunión inicial entre ambos sea más fácil.
  • El ánimo y la paciencia son factores llave para que tu mascota se acostumbre a un extraño. Es posible que las cosas no salgan a tu manera o como te gustaría, así que prepárate para lo opuesto a lo que deseas.
  • Siempre utiliza una voz tranquila. Un tono suave y dulce hará que todos se sientan cómodos en esta situación. Lo último que quieres es asustar a cualquiera de los dos.
  • Lentamente haz que tu bebé toque a tu gato, ¡pero asegúrate de que no lo jale de sus orejas o cola!

Advertencias

  • Si al parecer tu mascota se ve territorial o bravo cuando está cerca de tu bebé, evita la interacción hasta que estén listos. Una reacción negativa tal como los ladridos, especialmente si los dirige hacia el bebé, éste se asustará y también tendrá una reacción negativa con tu mascota. Este mal sentimiento tal vez continúe por algún tiempo.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página