Cómo cambiar el comportamiento de alguien

Ya sea que quieras que tu novia responda tus mensajes de texto más rápido o que tu amigo deje de masticar con la boca abierta, te darás cuenta de que cambiar el comportamiento de otra persona es realmente difícil. Aunque definitivamente no es una tarea imposible, solo hay ciertos comportamientos que puedes tratar de cambiar en otra persona. Sin embargo, en última instancia, puedes realizar cambios en ti mismo que afecten positivamente a la gente que te rodee.

Hablar sobre el problema con la otra persona

  1. Identifica el comportamiento. Determina el comportamiento exacto que deseas cambiar en la otra persona. Si quieres que esa persona simplemente “sea menos molesta” o que “te envíe mensajes de texto más seguido”, no obtendrás los resultados que deseas. Determina el comportamiento exacto que deseas cambiar y establece exactamente cómo deseas que cambie.
    • Por ejemplo, en lugar de decirle a tu amigo “Sé menos molesto”, planea decirle “Deja de interrumpir las conversaciones de las que no eres parte”.
    • Por otra parte, en lugar de querer que tu pareja te envíe mensajes más seguido, podrías pedirle que te envíe mensajes de buenos días y buenas noches todos los días.
  2. Determina si esa persona está abierta a cambiar su comportamiento. En última instancia, no puedes obligar a nadie a cambiar. Solo puedes cambiar las cosas acerca de ti mismo. Esta idea aplica tanto para ti como para la persona que estés tratando de cambiar. No le preguntes directamente a esa persona si está abierta a cambiar; en lugar de eso, intenta averiguar si hay una posibilidad de que quiera hacerlo.
    • En algunas situaciones, podría ser conveniente preguntarles a los amigos y seres queridos de esa persona lo que saben acerca de este comportamiento y lo que la persona ha hecho para cambiarlo. Si esa persona ha intentado dejar de fumar varias veces, es posible que esté abierta a intentar nuevamente con un método diferente. Si la persona lo ha intentado, al menos en un punto creyó que estaba dispuesta a cambiar.
    • También puedes prestar atención a lo que diga esa persona acerca del tema y de la vida en general. Si esa persona hace declaraciones firmes como “Seré gordo siempre” o “Creo que simplemente no soy una persona inteligente”, es posible que no crea que puede cambiar.
    • Si la persona quiere cambiar, o al menos está abierta a la posibilidad de hacerlo, es posible que puedas ayudarla a cambiar su comportamiento.
    • Sin embargo, si la persona no quiere cambiar, es posible que en este punto no seas capaz de hacer nada acerca del problema.
  3. Dile a esa persona que un comportamiento determinado te molesta. Es posible que la persona no se dé cuenta del grado en el que su comportamiento te moleste. Elige un momento para hablar en el que estés calmado, tengas tiempo suficiente para tener una larga conversación y hayas pensado en lo que quieres decir. No levantes la voz ni le grites.
    • Deja muy en claro tus sentimientos acerca del comportamiento de la otra persona. Por ejemplo, di algo como “Cuando llegas tarde, siento que no soy una prioridad para ti. Eso lastima mis sentimientos”.
    • Haz ejemplos específicos. Podrías decir “Cuando llegaste tarde para encontrarte conmigo la semana pasada, hiciste que ambos lleguemos tarde al concierto y que nos perdamos la primera canción. Me molesté mucho porque me encanta ese cantante y las entradas eran caras”.
    • Pide lo que quieres. Por ejemplo, di algo como “La próxima vez que llegues tarde, ¿podrías llamarme y decírmelo, por favor?”.
    • Una vez que hayas dejado en claro tus deseos, detente y no profundices en el tema. Si esa persona ya sabe lo que está mal, es poco probable que insistirle tenga un resultado positivo.

Aceptar una ausencia potencial de cambio

  1. Reconoce lo que puedes controlar. Puedes cambiar algunas cosas acerca de ti mismo: lo que dices, cómo lo dices y cómo actúas. Cuando intentas cambiar a otra persona, cambias algo en ti en un intento por incitar el cambio en ella.
  2. Acepta que no puedes cambiar algunas cosas. A veces, a pesar de tus mejores esfuerzos, alguien no cambia. Nuevamente, es importante darte cuenta de que no puedes obligar a nadie a cambiar si esa persona no quiere hacerlo. Puedes decir cosas para influenciar el cambio dentro de esa persona. No obstante, solo serás un agente de cambio, no el cambio. No importa cuántas veces le digas a tu amigo que se amarre los pasadores de los zapatos, no tiene que hacerlo.
  3. Decide si puedes aceptar a la otra persona si su comportamiento no cambia. Siéntete cómodo con la probabilidad de que la otra persona nunca cambie, ya que es muy posible que no lo haga. ¿Cómo se sentiría simplemente convivir con ese comportamiento? ¿Es posible que puedas cambiar tu propio comportamiento y actitud para adaptarte a la otra persona? ¿O hay maneras de trabajar con ese comportamiento? Pregúntate a ti mismo si puedes aceptar a la persona tal como es. Si no puedes aceptar el comportamiento, entonces es posible que necesites poner fin a la relación.
    • Si puedes vivir con este comportamiento, intenta evitar situaciones en las que este podría surgir. Por ejemplo, si odias cuando tu amigo canta en el carro, evita hacer viajes largos por carretera o escucha música que no conozca.
    • Considera si hay alguna manera de evitar este comportamiento. ¿Podría funcionar simplemente decirle a esta persona que se encuentre contigo media hora antes de lo necesario? ¿Hay algo que podrías comprar para resolver el problema? Por ejemplo, si tu queja es respecto a que la otra persona no limpia la caja de arena tal como lo ha prometido, ¿puedes comprar una que se limpie por si sola? Si bien esto no aborda problemas más grandes (como que la otra persona siga sin cumplir sus promesas), puede ayudarte a aceptar a la otra persona tal como es.
    • Si no puedes vivir con este comportamiento, es posible que necesites cortar el contacto con la otra persona. Por ejemplo, si los problemas de drogas de tu novio están fuera de control y piensas que vivir con él será extremadamente perjudicial para tu propia salud, debes considerar terminar con él y cortar el contacto. Puede ser doloroso, pero si ese comportamiento está obstaculizando en gran medida tu vida, considera tu propia salud y felicidad, ya que te lo debes a ti misma.

Contribuir a alterar el comportamiento

  1. Dale a la otra persona información acerca de su comportamiento que pueda animarla a cambiarlo. Incluso si la otra persona sabe que no te gusta su comportamiento, es posible que tu desagrado por ese comportamiento no sea suficiente para hacer que quiera cambiarlo. Para intentar modificar su manera de pensar acerca de cambiar su comportamiento, intenta darle información sobre el hábito que lo haga parecer indeseable o que vale la pena cambiar.
    • Por ejemplo, podrías intentar decir “No sé si lo sabes, pero fumar puede ser muy perjudicial y conducir al cáncer de pulmón. Mi tío era un fumador de toda la vida. El año pasado pasó por quimioterapias para el cáncer de pulmón y fue muy difícil para mi familia verlo pasar por ese momento doloroso en su vida”.
    • Si has estado sufriendo en silencio o tratando de dejar pistas sutiles, estos pasos pueden resolver el problema por completo. A menudo, la información por sí sola no es suficiente para cambiar un comportamiento. No obstante, la información combinada con tu opinión como un conocido de confianza, amigo o familiar podría ser suficiente para convencer a una persona para que haga el intento de cambiar.
    • Una vez que hayas dejado en claro tus deseos, detente y no insistas en el tema. Es poco probable que perturbar a esa persona tenga un resultado positivo si ya sabe lo que está mal.
  2. Aumenta el conocimiento de la otra persona acerca de ese comportamiento negativo. Es posible que incluso la otra persona no se dé cuenta de su comportamiento y, por lo tanto, esté dispuesta a cambiarlo. Por ejemplo, tal vez te vuelves loco cuando tu amigo mastica con la boca abierta, pero si lo ha hecho toda su vida, es posible que no se dé cuenta de lo que está haciendo. Recuérdale a la otra persona amablemente lo que está haciendo y cómo podría parar. Sé educado.
    • Por ejemplo, podrías decir “¿Podrías masticar con la boca cerrada, por favor? El ruido al masticar me molesta”.
    • Sé amable, especialmente si la otra persona no está consciente de ello. No debes decir “Masticas como una vaca. ¡Ya para!”.
    • Esta estrategia solo funcionará si la otra persona realiza ese comportamiento básicamente por accidente. Si quieres que tu mamá deje de fumar y le recuerdas que lo hace cada vez que prende un cigarro, es probable que tu estrategia no sea eficaz.
  3. Ofrece una retroalimentación positiva. Este tipo de retroalimentación es mejor al principio del proceso de cambio en la persona, ya que la alentará a sentirse más comprometida con su objetivo. Además, mejorará tu relación con la otra persona.
    • Por ejemplo, si estás tratando de lograr que tu amigo vaya contigo al gimnasio más seguido, al inicio del proceso debes decirle algo relacionado con el tema, como “Sé que te iría muy bien en la clase de spinning porque te fue genial en el kickboxing la semana pasada. Me divertiría más si vas conmigo. ¡Vamos el martes!”.
  4. Recompensa el buen comportamiento. Si la persona que estás intentando cambiar se comporta como quieres que lo haga (o deja el comportamiento que no te gusta), ¡recompénsala! Si tu marido no fuma por una semana, llévalo a hacer algo que le guste, como jugar bolos o golf. Sé una fuerza alentadora en la vida de la otra persona cuando haga algo correcto, en lugar de ser una fuerza negativa.
    • Felicita su buen comportamiento al darle varios elogios entusiastas de un modo que entienda mejor. Puedes hacerlo a través del afecto físico si es apropiado, palabras amables, regalos, haciendo cosas para la otra persona, entre otros. Relaciona el buen comportamiento contigo al estar encantado con esa persona y con su vida mejorando como resultado.
  5. Haz que los buenos comportamientos sean más fáciles que los malos. Cambiar un comportamiento no se trata de conquistar tentaciones. Si tu amigo intenta bajar de peso, no lo lleves a comer un helado en la noche del viernes. Si estás tratando de lograr que tu cónyuge llegue a tiempo, asegúrate de darle una amplia cantidad de tiempo para llegar de su trabajo a la cita en la noche.
    • Por ejemplo, si tu mejor amigo es un alcohólico en rehabilitación, no celebres su cumpleaños en un bar o en una discoteca, donde es probable que haya una gran tentación para beber. En lugar de eso, llévalo a un lugar donde haya menos tentación, como un lugar donde pintar cerámica o a los bolos.
  6. Ofrécele a la otra persona una red de apoyo. La eficacia de esta técnica depende del comportamiento que desees cambiar. Si se trata de algo como dejar de fumar, perder peso o lidiar con una adicción, estos grupos pueden ayudar a la persona a mantenerse motivada y comprometida socialmente respecto a alcanzar sus objetivos.
    • Incluso si se tratan de cambios más pequeños (tales como ayudar a tu hermano a gastar menos dinero), recluta a sus amigos y familiares para ayudarle con el objetivo poco a poco. Si ellos están conscientes del objetivo de cambio de comportamiento, lo apoyarán.
    • Si la persona cuyo comportamiento deseas cambiar tiene un problema de drogas o alcohol, es posible que también sea útil para ella asistir a un grupo de apoyo, como alcohólicos anónimos, donde habrá otras personas que estén pasando por lo mismo.

Consejos

  • Es más fácil ayudar a cambiar el comportamiento de alguien con quien tengas una relación positiva. ¡Intenta no ser demasiado negativo! Cómo dice el refrán “Se atrapan más moscas con miel que con vinagre”.

Advertencias

  • Ten cuidado de no ser persistente. Ser persistente casi nunca funciona y a menudo hace que la otra persona se sienta atacada.
  • Algunos comportamientos no pueden ser cambiados. Las personas tienen dificultades para cambiar. Además, es posible que no quieran cambiar ciertas cosas acerca de sí mismas.
  • Solo porque creas que se debe cambiar un comportamiento, no significa que la persona quiera o trate de realizar ese cambio.
  • Los comportamientos nocivos que ponen en peligro tu seguridad son un tema diferente. Debes salir de esa relación de inmediato y permanecer alejado.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página