Cómo anunciar el embarazo a tu aventura de una noche

Anunciarle que estás embarazada a tu aventura de una noche es probablemente una de las cosas más difíciles que jamás tendrás que hacer en tu vida. Sin embargo, debes darte cuenta de que te corresponde prepararte a ti misma en primer lugar, antes de que alguien llegue a estar implicado en este asunto que cambiará tu vida.

Pasos

  1. Asegúrate de que no saldrás corriendo a decirle de inmediato. La razón de esto es porque tendrás que tomar una decisión sobre cómo proceder con el embarazo, con o sin la ayuda del padre, en caso de que la reacción sea negativa o no sea lo que habías esperado.
  2. Cuando hayas procesado la noticia, ido al médico y teniendo clara tu decisión sobre si tener al bebé o no, debes decidir qué tan involucrado o no deseas que el padre esté en tu vida y en la vida de tu bebé, si decides quedarte con el niño. Hazte preguntas como, ¿podrás contar con él para ayudarte con la crianza y mantener a esta pequeña vida? ¿Es lo suficientemente estable/maduro como para ser capaz de manejar esto? ¿Estás dispuesta a llegar a conocer a esta persona un poco mejor? ¿Es el tipo de hombre que quieres como parte de la vida de tu hijo? Todas estas preguntas y muchas más, son las que tú debes pensar antes de decirle a su padre.
  3. Cuando decidas llamar o mandarle un texto para encontrarte con él, tienes que estar consciente de que él puede pensar que estás llamando para darle seguimiento a la noche que pasaron juntos y que su reacción puede ser fría, si no es lo que quiere.
  4. Sé firme, directa y ve al punto. No le des vueltas o te pongas llorar y no seas indiscreta. Dile que necesitas hablar con él y esperas que esté disponible para dar un paseo (en un lugar público) o para tomar un café (en un lugar tranquilo). Si te pregunta el por qué, dile que estás en el trabajo y que no se lo puedes decir en ese momento. Si puedes, trata de mencionarle que no es que quieras una relación de cualquier tipo, que se trata de un asunto completamente diferente. Si él está de acuerdo, propón un lugar adecuado y pon la hora del encuentro. Si dice que no después de haberle insistido, entonces vas a tener que decirle por teléfono o escribirle una carta si es que tienes su dirección.
  5. Inicia la conversación de modo: “¿Cómo estás?”, etc. Toma aire y dile: “En la noche que pasamos juntos, hace unas semanas, algo debió haber salido mal. Fui al médico el otro día y me confirmó mis sospechas, estoy embarazada”. Probablemente va a entrar en shock y no sabrá qué decir, así que probablemente es mejor si sigues hablando después de la reveladora noticia. Dile que tú sentías que tenía derecho a saberlo. Luego cuéntale lo que has decidido hacer al respecto, que has pensado las cosas y que puede ser partícipe tanto como él quiera, que la elección depende de él.
  6. Prepárate para ver varias reacciones. Pueden ir desde la negación completa, que no puede haber engendrado un hijo, que es hijo de alguien más, hasta la aceptación total de la situación, que te apoyará en todo lo que decidas hacer. Pero también podría haber ira/agresión. Si este es el caso, debes recordar que le acabas de decir a este hombre que está a punto de ser padre de un niño que concibió con alguien que apenas conoce, así que si él se enoja, respira profundamente, dile que lamentas que se sienta así y que si gusta te puede contactar de nuevo en una fecha posterior.
  7. Si él está aceptando la noticia con gracia, puedes hablar las cosas un poco más y partir desde ese punto. Si se va a toda prisa, entonces lo mejor es dejarlo ir. Gritar, presionarlo en busca de respuestas y tratar de atrapar a un hombre nunca va a funcionar y si hay una forma para retenerlo, esta sólo empeorará las cosas. Permite que procese con el tiempo la información y tome la responsabilidad que le corresponde. Si es maduro, encontrarás que él se comunicará contigo de nuevo una vez que se haya aceptado que va a ser padre.

Consejos

  • Piensa lo que quieres decir antes de ir al encuentro con el hombre en cuestión.
  • Si te pones nerviosa o sientes pánico antes de salir, asegúrate de tener una botella de agua y un paquete de goma de mascar a la mano. Si estás nerviosa, masticar te distraerá y te olvidaras de tu respiración si es que ésta se te acelera.
  • De nuevo, si el hombre en cuestión se enoja, te grita, niega que el niño es suyo, o sale a toda prisa, déjalo ir. Acabas de lanzar una bomba sobre él, mientras que por otra parte tú ya tuviste tiempo para procesar la noticia.

Advertencias

  • Nunca te encuentres con esta persona en un lugar solitario y poco frecuentado. Recuerda que esta persona era una aventura de una noche y realmente no lo conoces. Si su reacción es violenta, no sólo te estás poniendo en peligro, sino al bebé también.
  • Nunca JAMÁS intentes atrapar o presionar a un hombre para que se quede contigo utilizando el embarazo como excusa. Esto no va a funcionar. Si un hombre se preocupa por ti va a estar contigo y si no, no lo estará, con bebé o no, así que no te engañes.
  • El hombre en cuestión puede no querer involucrarse, actuar, ni ser parte en la educación o el bienestar de este niño. Prepárate hablando con un profesional para saber cuáles son los servicios locales de salud que el gobierno u otra institución tienen que ofrecer a través de la asistencia. También puedes necesitar la ayuda y el apoyo de la familia y esto no es algo de lo cual tengas que avergonzarte. Pedir ayuda no muestra signos de debilidad, sólo de sentido común.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página