Cómo ser más afectuoso

El afecto es una expresión física de los sentimientos. Por lo general se asocia con el amor y las relaciones a largo plazo, porque un flujo continuo de afecto puede acercar más a la gente. Los estudios han demostrado que los niños que reciben altos niveles de caricias cariñosas de pequeños tienen niveles más bajos de estrés. Otros estudios han demostrado que las relaciones que tienen porcentajes más elevados de afecto físico reportan un nivel más alto satisfacción gracias al mismo.

Aumentar el afecto a través del contacto físico

  1. Reconoce la incomodidad. Algunas personas se sienten incómodas con el contacto físico debido a su personalidad, historia familiar, problemas con la intimidad o traumas. Esto puede hacer que resulte difícil iniciar o disfrutar de demostraciones de afecto físico tales como las caricias, los abrazos, tomarse de la mano o acurrucarse junto a sus seres queridos.
    • Lidia con tus miedos respecto a la intimidad y a conectarte físicamente con otra persona. Acepta que tienes miedo y averigua qué lo causa. Te podría resultar de ayuda darte cuenta de que lo más probable es que tus miedos no estén relacionados con tu pareja o eventos actuales y luego intentar superarlos.
    • Habla con tu pareja y hazle saber que estás incómodo y por qué. Pídele que tenga paciencia. Demostrar afecto físico podría volverse más sencillo a medida que vayas conociendo mejor a alguien y lidies con las causas de fondo de tu incomodidad con la intimidad física. Además, ten presente que mejorar la comunicación podría llevar a una relación más cercana y afectuosa.
    • Habla al respecto con un profesional. Él podría ayudarte a lidiar con las emociones negativas relacionadas con tus miedos y a superar tu temor a demostrar afecto físico. Si no quieres hablar con alguien, podrías escribir al respecto en un diario o expresar tus sentimientos de otra manera.
    • Hazte el hábito de demostrar afecto físico. Toma la mano de tu pareja, toca su hombro o abrázalo tan a menudo como te resulte posible. Con el tiempo, demostrar afecto físicamente te resultará más sencillo y natural.
  2. Programa un tiempo para acurrucarte con tus hijos o pareja. Tocarse ayuda a aliviar el estrés y el dolor, puede ayudar a la gente a lidiar con los problemas y fortalece los lazos afectivos. Aparta un tiempo para acurrucarte con tu familia en tu agenda diaria, a fin de promover la salud física y psicológica. Puedes aprovechar la cita de una noche, la lectura de un cuento o hasta el periodo frente a la televisión para acurrucarte con tu familia.
  3. Toma la mano de tus seres queridos. Ya sea con tu pareja o con tus hijos, tomarse de la mano es una manera rápida e indolora a través de la cual puedes fortalecer tus lazos afectivos. De hecho, probablemente es una de las maneras más sencillas de aumentar inmediatamente la cantidad de afecto físico que le demuestras a alguien. Ya sea que caminen hacia la parada del autobús, por los pasillos del supermercado o estén sentados en casa en el sillón, extiende tu mano y toma la de alguien a quien quieras.
  4. Incluye el contacto físico en tu lista de metas para mejorar tu salud. Tener contacto con tus hijos y con tu pareja puede producir oxitocina, la hormona del amor, que baja la presión sanguínea. También te podría ayudar a controlar el cortisol, que es la hormona del estrés. El contacto físico activa la corteza orbitofrontal del cerebro, misma que contribuye a los sentimientos de satisfacción y hasta puede fortalecer el sistema inmune.
  5. Elabora una lista de maneras sanas en las que puedas ser físicamente cariñoso. El afecto físico consiste en cualquier contacto que tenga la intención de elevar los sentimientos de afecto o amor en el dador o en el receptor. Escribe tu lista a fin de que puedas consultarla posteriormente. Luego, hazte el propósito de poner en práctica cada método durante diferentes momentos de la semana.
    • Algunas de las maneras en las que puedes mostrar afecto incluyen: besos, masajes en la espalda, masajes en general, caricias, acurrucarse, tomar de la mano, abrazar y estrechar. Podría haber otros métodos específicos en tu relación que también puedan comunicar sentimientos de amor.
    • Aunque formar un hábito podría llevarte 21 días, el tiempo necesario depende de la persona. Continúa consultando la lista por varios meses, a fin de cambiar permanente la intensidad del afecto físico que demuestres.
  6. Da empujoncitos juguetones. Disfrutar de un poco de buen humor con tu pareja puede aumentar con un poco de contacto físico bien intencionado, como por ejemplo un pellizcón suave, un pequeño empujón con el hombro o la rodilla, una palmadita juguetona, un choque de nudillos o un codazo suave. Asegúrate siempre de que a tu pareja no le moleste que la empujes suavemente y nunca golpees fuerte, causes dolor o dejes moretones.
  7. Junten sus pies. Pueden enredar sus piernas y pies, jugar con los pies debajo de la mesa o turnarse para poner los pies sobre la falda de la pareja. Esto los conectará físicamente y los mantendrá conscientes de la presencia del otro si están sentado directamente frente a frente. Recuerda, cualquier contacto físico con la intención de comunicar sentimientos de cariño es una forma de afecto físico.
  8. Prueba con un masaje. Junto con otras formas de afecto físico, dar un masaje puede ayudar a acercarlos más en su relación. Además, los masajes tienen beneficios para la salud, tales como la reducción del estrés, el incremento en la circulación y el flujo de nutrientes y el alivio del dolor. Por todos los motivos anteriores un masaje en la espalda, en los pies o en el cuerpo, es una gran manera de demostrar afecto físico. Probablemente tu pareja lo disfrute y, es de esperar, te devolverá el favor.

Aumentar el afecto verbal

  1. Haz afirmaciones verbales. Dar afecto verbal, como decir "Te quiero" o "Me importas" es una manera importante de fortalecer la conexión y hasta es bueno para ti física y mentalmente. No permitas que los mensajes de texto o los correos electrónicos a las personas que amas reemplacen el afecto verbal. Si están lejos, levanta el teléfono para reportarte, porque es más personal, aun cuando te lleve más tiempo.
    • Las expresiones verbales de afecto son las palabras que dices con la intención de validar tus sentimientos positivos de amor y cariño y hacen que tu pareja se sienta amada. Esto podría ser algo único para ti, tu pareja y tu relación, siempre y cuando lo que digas produzca las emociones deseadas y refuerce el afecto que sienten el uno por el otro.
    • Si debes usar medios electrónicos de comunicación, despídete con una frase como "Pienso en ti" o "Te extraño" en lugar de una expresión más genérica.
  2. Comprende que las relaciones a larga distancia requieren de más afecto verbal. Dado que no podrás tocar físicamente a la persona y fortalecer la unión de esa manera, tendrás que decirle lo que sientes más a menudo. Esto es importante para mantener la cercanía en la relación y para reforzar los sentimientos de seguridad, comodidad y confianza. Si es posible, usa Skype o Google Hangout para tener contacto visual y notar los indicios físicos de cariño mientras hablan.
  3. Halaga todos los días a quienes te importan. Los halagos son una manera de demostrar afecto verbal que puede elevar la autoestima, demostrar tu interés y hacer que aquellos a quienes quieres se sientan bien. Además, los halagos motivan a las personas a triunfar, porque las ayuda a creer que pueden lograrlo. Sin embargo, siempre ofrece halagos sinceros, o te arriesgas a que la persona ignore lo que digas por considerarlo una adulación poco sincera.
    • Busca cosas que admires, aprecies o que la otra persona sepa hacer bien para halagarla. Puede ser cualquier cosa, desde su apariencia, una parte de su rostro que disfrutes particularmente (como los ojos o los labios), una característica de su personalidad, logros, la manera positiva en la que te hace sentir o un grupo de aptitudes que admires.
    • Sé honesto y no desperdicies las oportunidades para halagar a aquellos a quienes amas. Dile a tu esposa "Tienes unos ojos hermosos" mientras la miras o "Tú me completas", si es cierto. Dile a tu marido "Te ves muy guapo con esa camisa" cuando se esté vistiendo para ir a trabajar, o "Eres un gran cocinero" cuando te prepare el desayuno. Dile a tu hijo "Eres muy inteligente" cuando veas sus calificaciones o "Eres un gran deportista" después de un entrenamiento.
  4. Saluda a tu pareja o a tus hijos cuando lleguen a casa. Deja de hacer lo que sea que estés haciendo e interactúa con tu pareja o con tus hijos a fin de que sepan que te importan. Querrás que sepan que son más importantes que cualquier otra cosa y que los extrañaste. Combina el afecto verbal con el físico al darles a tus hijos un pequeño beso en la mejilla o en la cabeza. Tal vez quieras besar en los labios o en la mejilla a tu pareja.
  5. Ponles apodos a tu pareja o hijos. Un apodo positivo demuestra que tienen una conexión especial. El nombre que escojas generalmente reflejará alguna característica, hábito o evento relacionado con la persona. También podría ser una forma más corta de su nombre.
    • Algunos apodos comunes incluyen: Ángel, Vaquero, Muñeca, Bebé, Cariño, Querido, Amor, Corazón o Mi vida.
  6. Tómate el tiempo para decir "gracias". Piensa en todas las cosas que hace la otra persona por ti o en las maneras en las que hace que tu vida sea mejor. Mírala a los ojos y expresa tu aprecio en unas pocas oraciones. Querrás que sepa exactamente cuánto la quieres y aprecias y cuánto valoras todo lo que hace.
  7. No asumas que "Te amo" es la única manera de expresar tu afecto. Si no lo dices a menudo, es aconsejable que intentes convertir la frase en una parte habitual de tu vocabulario. Las frases como "Eres grandiosa" o "Soy muy afortunada por tenerte" también son buenas maneras de demostrar afecto. Probablemente también haya algo específico en tu relación, como por ejemplo un interés mutuo en los automóviles, que te permita aumentar estas frases sencillas para incluir descripciones de algo que realmente ambos amen, a fin de añadirle más significado a tu expresión. Si aman los automóviles, podrías usar un vehículo favorito para expresar cómo te sientes al decir "Eres mi Plymouth Road Runner Hemi 1968".

Desarrollar hábitos para aumentar el afecto

  1. Devuelve el afecto automáticamente. Responde a las señales de afecto devolviendo los abrazos, halagando, diciendo "Te amo", besando a alguien en la mejilla o chocando los cinco. Ignora la urgencia de dudar durante estos momentos. Si no estás acostumbrado a hacerlo, tal vez necesites un poco de práctica, pero con el tiempo se convertirá en algo natural.
  2. No permitas que uno solo de ustedes sea el "padre afectuoso". En tiempos pasados, no era muy importante culturalmente que los papás fueran cariñosos con sus hijos. Sin embargo, los tiempos han cambiado y ahora ambos padres deberían esforzarse por mostrarles su afecto a sus hijos, aun en el caso de que no sea natural para uno de ellos.
  3. Establece contacto visual. Mientras estén acurrucados juntos, sosteniéndose de la mano o halagando al otro, mirarse a los ojos los conectará más y demostrará que hablas en serio. Los estudios han demostrado que mirar a los ojos a alguien que amas (aunque se trate de una mascota) puede elevar los niveles de oxitocina. Esto hará que ambos se sientan realmente bien, por lo que vale la pena hacer el esfuerzo.
  4. Establece metas para ti mismo. Los estrategas motivacionales creen que se pueden establecer buenos hábitos al soñar en grande con la manera en la que te gustaría que fuesen las cosas, como por ejemplo ser un padre más cariñoso. Luego, establece micro metas, como "Voy a pasar 20 minutos conversando directamente con mis hijos todos los días". Divide siempre las metas grandes en otras más pequeñas, así serán más fáciles de lograr y tendrás la oportunidad de celebrar tus éxitos más a menudo.
  5. No temas hablar con un profesional. Si tienes deseos de demostrar o de sentir afecto pero no puedes expresarlo, considera la posibilidad de hablar con un consejero o con un terapeuta, ya sea tú solo o con tu pareja. Las relaciones requieren de trabajo. No asocies la terapia de pareja o individual con una debilidad. Considera que si amas a alguien y quieres que la relación funcione, nada debería evitar que busques la ayuda necesaria para fortalecerla.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página