Cómo ser un buen amo con tu mascota

Esta es una guía muy general relacionada con suplir las necesidades básicas de cualquier mascota. Siempre sé amable con ellas, contacta un veterinario si el animal luce enfermo o te preocupa por alguna razón. Siempre recuerda dar mucho amor a tu(s) mascota(s), y si tienes alguna duda, pregunta a tu veterinario de confianza.

Pasos

  1. Dales agua y comida. Cualquier ser vivo necesita agua para sobrevivir. El agua debe ser fresca, limpia, purificada y cambiada diariamente para asegurar hábitos saludables. Lo más recomendable es cambiar el agua por lo menos dos veces al día para mantenerla limpia.
  2. Dale a tu mascota la comida más apropiada para su tipo. Esto ayudará más si es la misma comida que consumía antes de que la adquirieras, ya que era la dieta regular para ella. Si deseas cambiar el alimento de tu mascota, hazlo gradualmente, para que se adapte a su ritmo. Siempre dale la cantidad adecuada - no lo sobrealimentes ni le des insuficiente. Si es cachorro, dale comida para cachorros, los perros mayores tienen comida especial para ellos, etc.
  3. Limpia la jaula constantemente. Esto dependerá del tipo de mascota que tengas. Normalmente, el hábitat de una mascota debe estar limpio, esto lo hará un ambiente adecuado para el animal. Limpia la jaula por lo menos una vez a la semana, y de ser necesario, alguna más. Si un animal no tiene un buen lugar para vivir, enfermará más constantemente, se sentirá infeliz, e incluso se hará más agresivo o antisocial.
  4. Socializa con ella. Hoy en día, las mascotas son principalmente para acompañarte, así que dale a tu perro un abrazo, o dale a tu rana la oportunidad de divertirse. Sé cuidadoso cuando saques un animal a la calle, ya que allí afuera hay muchos peligros.
    • Siempre ponle collar a los perros, y mantén las mascotas más chicas alejadas de las trampas para ratones. Busca e identifica cualquier clase de peligro cerca tuyo de tu compañero, para asegurar una buena excursión. Si no es del tipo de mascota con la que puedes jugar, no lo hagas. Si tienes una serpiente hambrienta, es probable que termine malhumorada e irritada contigo, lanzándose hacia ti e incluso mordiéndote.
  5. Asegúrate de que tu mascota esté saludable. Revisa constantemente en busca de cualquier seña de enfermedad, porque desgraciadamente, algunas veces no te das cuenta hasta cuando ya es demasiado tarde. Para cualquier criatura, verifica por cualquier bulto o protuberancia anormal, cambios de apetito o de comportamiento, olor poco usual, sangrado, o molestia.
  6. Cerciórate de que tu mascota viene de un lugar confiable. Es preferible obtener una mascota de un refugio en lugar de una tienda de mascotas o criadero, puedes salvar vidas. Si quieres una mascota proveniente de un criadero, asegúrate de que sean personas experimentadas en su labor. Cuando adoptes mascotas, sin importar el lugar, asegúrate de que esté sana. Esto te favorecerá en el largo plazo.
  7. Investiga previamente. Desde sitios web confiables, hasta libros o veterinarias, es importante estar seguro de qué es lo que buscas. Por ejemplo, nadie debería adoptar un cachorro, sin haber adaptado su casa para él, o sin conseguir un libro sobre cómo adiestrarlo. Asegúrate de que tu información sea correcta, identifica los pros y los contras en cada decisión que tomes. De no hacerlo, mantener la salud y ánimo de tu compañero podría ser extremadamente difícil.
    • Dale a tu animal de compañía lo que necesite, así como el cuidado apropiado. Dedica un día para tu mascota, acuerda un chequeo con el veterinario y llévalo una hora al parque. El cuidado psicológico es tan importante como el físico, así que asegúrate de estimularlo constantemente con nuevos juegos, juguetes, sonidos, lugares y trucos.
  8. Nunca lo hieras o lastimes. Esto es esencial por razones humanas, nunca abuses o lastimes a un animal.
    • No fricciones la nariz del perro sobre su accidente. No es nada agradable, y en algunos lugares pueden formularte cargos por crueldad animal.
    • Siempre besa y ama a tu mascota, pase lo que pase. Si estás enojado con ella por alguna razón, dirígete a otro cuarto y tómate unos cuantos minutos para tranquilizarte.
    • Siempre presta atención al animal, ¡porque ellos se lo merecen! De cualquier modo, cerciórate de no prestarle demasiada atención, y de que no hayan muchas personas que la rodeen, esto puede estresarla demasiado.
  9. Mantenla limpia. Si tienes un perro que jugó en el barro, o alguna otra mascota sucia, consigue el champú adecuado y ¡llena la bañera! Un fregadero, el exterior, incluso cajas pueden funcionar.
    • Sé consciente de que los animales pueden ser sensibles a las temperaturas extremas, así que revisa el agua primero con tu mano. Si está demasiado caliente o fría para ti, es probable que también lo esté para el animal.
    • Aprende a comprar el tipo adecuado de champú; el champú para humanos, acondicionador o jabón para cuerpo no funciona con los animales, ya que esta no es la solución apropiada para su pelaje. En lugar de ello, dirígete a la tienda de mascotas y compra el champú que requieren.
  10. Sé responsable. Si es una mascota de exteriores, ponle un collar con tu información de contacto, su nombre, cualquier tipo de necesidad especial, y una etiqueta de vacunación.
    • Ponle una correa a tu perro cuando vayan a salir, y límpiala de cualquier tipo de suciedad que tu mascota le haya dejado. Cierra la puerta de la jaula cuando lo regreses, así no habrá chance de que se escape a algún lugar inseguro. Ser su padre es una tarea difícil, ¡pero vale la pena!
  11. Entrénala. Nadie quiere un gato que salte al comedor, un perro que nunca pare de ladrar o un ave que te picotee incesantemente. Un montón de comportamientos extraños en los animales son causados por aburrimiento; así que diviértelos un poco.
    • Llévalo a unas cuantas clases de obediencia, lee un libro sobre cómo enseñar a un caballo a pintar, o cualquier otra cosa que desees que tu amigo haga.
    • Asegúrate de estar siempre muy orgulloso después de que tu mascota haga algún truco, pero aléjalo de las golosinas (premios) el resto del tiempo. Nunca la grites por hacer algo mal, y no lo patees ni abuses de él de ninguna manera.
  12. No lo sobrealimentes. Sobrealimentarlos es un problema común que causa obesidad en ellos. Si un animal tiene muchos lípidos, él o ella tendrá más riego de tener diabetes, enfermedades cardíacas, algunos cánceres, hipertensión arterial, entre otros. Esto no significa que tengas que evitar completamente los lípidos, ellos necesitan algo de grasa como todos. Solo mantenlo dentro de los límites para conservarla en forma y sana.

Advertencias

  • Siempre busca por atención médica. Nada compensa la ayuda veterinaria. Las mascotas son tan agradables, y es desgarrador cuando tu peluda compañía muere.
  • Honra y recuerda a tu amigo de manera agradable y pacífica. Haz lo que sea para aprovechar el tiempo que pasan juntos, y sé agradecido de que se hayan conocido el uno al otro.
  • No le des a tu mascota ningún tipo de comida nueva sin haber investigado si es adecuada primero. Antes de traer una nueva mascota a la familia, cuando ya tienes otra, asegúrate de darlos a conocer poco a poco. Si quieres una mascota, habla primero con tu familia y planéenlo entre todos. Si no funciona, cerciórate que puedas devolverlo al albergue, criadero o cualquier otro lugar.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página