Cómo lidiar con el sentimiento de extrañar a alguien

Extrañar a alguien que es especial en tu vida no es nada divertido. Si bien no existe ningún sustituto para la presencia de esa persona en tu vida, existen maneras en las que puedes hacer que la espera sea más fácil de soportar o que te ayuden a superar una pérdida permanente.

En caso de que nunca vuelvas a ver a esa persona otra vez

  1. Permítete sentir dolor. El dolor es muy personal y no existe una manera correcta de enfrentarse a él. Lo que sí importa es que encuentres tu propia manera de superar la pérdida permanente de alguien a quien querías, ya sea que esta persona haya fallecido, se haya distanciado de ti, se haya mudado lejos, etc. Dale tiempo, ya que el proceso de recuperación no es algo que puedas apresurar.
  2. Si la persona a la que extrañas ha fallecido, piensa en los buenos momentos que viviste con ella. Si bien es algo natural extrañar a esta persona y experimentar una serie de emociones al respecto, también es algo lindo recordar los buenos momentos. Esto puede ofrecerte el equilibrio que necesitas. De otra manera, este sería un momento muy deprimente para ti.
  3. Si la persona te ha sacado de su vida por cualquier motivo, pero aún la ves de manera regular, sé valiente. Este puede ser un momento muy difícil, ya que es duro seguir viendo a una persona que ya no quiere tener nada que ver contigo. Sé amable, sonríe y salúdala, pero no esperes que esa persona responda el saludo o que inicie una conversación contigo. Al ser educado no solo demuestras que no tienes resentimientos ni la intención de complicar más la situación, sino que también te proteges de experimentar un pesimismo interno continuo. No puedes controlar el comportamiento de la otra persona, pero sí puedes demostrar lo valiente que eres. Esto es algo que todos verán y no solo la otra persona.
  4. Haz nuevos amigos o consigue compañeros de apoyo. Si perdiste a alguien que siempre estuvo "ahí para ti", encuentra una nueva persona que sea una gran fuente de apoyo. Al mismo tiempo, bríndale tu apoyo para que el beneficio sea mutuo. Esto no se trata de reemplazar a la otra persona, sino de seguir adelante, de entablar amistades y de incrementar el tamaño de tu grupo de apoyo. No dejes de buscar a otras personas que puedan hacer una diferencia positiva en tu vida.

Acepta el distanciamiento temporal de un ser querido

  1. Ten en mente que, en caso de que alguien persiga sus sueños, logros profesionales o pasatiempos, la distancia podría ser necesaria. Si el distanciamiento es temporal, como por algunas semanas, meses o incluso años, sabes que este periodo llegará a su fin y que deberás hacer algunos ajustes en tu vida para superarlo mientras dure. Ya sea que se trate de tu cónyuge, tu pareja, tu hijo o tu mejor amigo, a veces las personas deben partir lejos por razones que les causarán un gran beneficio. Aceptar que esta necesidad de partir es algo que escapa de tu control es parte de renunciar a estar en control de dicho cambio y encontrar una manera de enfrentarte a la distancia lo mejor que puedas. Piensa en:
    • ¿Cuánto tiempo estará lejos esa persona?
    • ¿Cómo se mantendrán en comunicación?
    • ¿Qué planes puedes hacer para seguir con tu vida por ahora?
  2. Haz un trato con tu cónyuge o pareja trotamundos. Puede resultar difícil aceptar que Marcos prefiera escalar montañas que quedarse en casa contigo cuidando del jardín. Asimismo, puede resultar igual de difícil aceptar que Elizabeth prefiera ser voluntaria en Mongolia en lugar de trabajar en la tienda de caridad local. Toma en cuenta que perseguir una pasión no se trata necesariamente de decepcionar a la otra persona. Si te has encariñado con una persona que desea viajar por el mundo, entonces es importante que aceptes su necesidad de hacer cosas emocionantes, monumentales o relacionadas con su profesión, ya que esto es parte de su personalidad. No se trata de minimizar tus propias necesidades, sino de que ustedes dos deben establecer reglas que les permitan vivir sus vidas al máximo mientras permanecen conectados de una u otra manera. Por lo tanto, es importante llegar a un acuerdo sobre cómo permanecerán comunicados, cuánto tiempo estarán lejos el uno del otro y cuánto tiempo pasarán juntos. De esta manera, podrás esperar con ansias aquellos momentos que pasarán juntos, en lugar de sentir que morirás por el dolor que te causa extrañar a esa persona.

Mantente comunicado

  1. Utiliza todos los canales de comunicación disponibles para mantenerte comunicado con esa persona. Puedes llamarla por teléfono o enviarle un mensaje de texto, hacer videollamadas o enviar correos electrónicos y mensajes instantáneos. Incluso podrían intercambiar cartas, al estilo antiguo, dentro de un paquete lleno de dulces que demuestre que recuerdan qué es lo que le gusta a la otra persona.
  2. Visita a esa persona. Sin importar que se encuentre en otro estado, en otro país, en prisión, en la milicia, que viva un año en la Antártida, que se encuentre encerrado en un estudio de televisión haciendo un programa de telerrealidad, etc., descubre si es posible encontrarte con ella. En algunos casos, es posible que debas seguir un régimen estricto de visitas, mientras que en otros, es posible que debas ahorrar hasta el último centavo para viajar a otro lugar. Es importante que, como mínimo, investigues las posibilidades con respecto a visitar a esta persona, de modo que el tiempo que pasaron separados parezca menos doloroso.
  3. Repórtate de manera regular. Si no les es posible comunicarse a diario o a través de los canales de comunicación usuales, verifica si es posible reportarte por medio de cartas o boletines informativos. Incluso podrías escribir un diario con la intención de que esa persona lo lea. Guarda todo lo que hayas escrito y entrégaselo a esa persona cuando sea posible.

Distráete y consigue apoyo

  1. Si te das cuenta de que el dolor provocado por extrañar a alguien se vuelve insoportable, intenta hacer algo para distraerte y dejar de pensar en esa persona por un tiempo. Por ejemplo, podrías planear un viaje a algún lugar con tus amigos, tomar clases de noche o sumergirte en un nuevo pasatiempo. Haz algo que siempre quisiste hacer o aprender, y sácale provecho al tiempo que pasen lejos el uno del otro.
  2. Mantente ocupado. Intenta encontrar actividades que te distraigan de aquella persona a la que extrañas. Mientras más ocupado estés, tendrás menos tiempo para pensar en esa persona.
  3. Sé amable contigo mismo. Si la persona a la que extrañas ha fallecido, entonces siente dolor, pero no te aferres a él por mucho tiempo. Aventúrate e intenta hacer nuevos amigos.
  4. Imagina que esa persona está contigo. La imaginación no es solo para los niños pequeños. Imagina que hablas con esa persona (no en voz alta, a menos que estés solo o que tengas privacidad). Imagina que se encuentra parada sobre tu hombro y que conversa contigo, tal como sucede con los ángeles y demonios en las películas. Pregúntate qué haría esa persona en una situación en particular y ríe un poco al imaginar cuál sería su respuesta.
  5. Enfréntate a la situación. Si nada funciona, simplemente debes admitirlo. El secreto para lograr la felicidad es nunca sentir pena por ti mismo. Si puedes trabajar con ello y aceptarlo, entonces te darás cuenta de que, si bien aún extrañas a esta persona, sabes que eres lo suficientemente fuerte para soportarlo. Puedes extrañarla, pero no dejes que esto te consuma. Solo vive tu vida y ten en cuenta que, sin importar cuándo dolor cause un momento específico, este pasará tarde o temprano. Puede parecer que el tiempo pasa demasiado lento, pero nunca es así.

Consejos

  • Si te quedas en casa por mucho tiempo, los pensamientos sobre esa persona interrumpirán tu rutina diaria y no te permitirán hacer otras cosas.
  • Si te es posible, haz nuevos amigos o intenta permanecer en contacto con tus amigos a través de FaceTime o de las redes sociales.
  • Si la persona ha fallecido, visita su tumba a menudo para recordar los buenos momentos.
  • Las relaciones a larga distancia pueden ser complicadas. Sin embargo, muchas personas han demostrado que pueden funcionar bien, siempre y cuando ambos hayan establecido reglas que los ayuden a entender los límites y las expectativas.

Advertencias

  • Ten cuidado de no aislarte como resultado del hecho de que extrañas a alguien. Si la pérdida se convierte en una excusa para dejar de participar en la vida diaria normal, existe un riesgo de que te sientas realmente solo.
  • No te enojes con la persona que se ha alejado de ti. Este enojo puede consumirte fácilmente y, como esa persona no responderá a tus preocupaciones e ideas imaginarias, podrías crear escenarios que no son reales y herirte en el proceso. Deja las preguntas complicadas para aquel momento en que se puedan comunicar nuevamente.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página