Cómo expresar tu agradecimiento por la vida

Puedes sentirte agradecido por tus amigos, por tus familiares, por tu salud y por las circunstancias, pero no siempre podría ser fácil saber cómo debes expresarlo. Para expresar realmente tu gratitud, debes ser amable, abierto y tener como propósito hacer que la gente se sienta mejor consigo misma. No seas tímido y tómate el tiempo que necesitas para hacerles saber a las personas lo mucho que significan para ti. Solo recuerda que una vida más agradecida es una vida más feliz.

Expresar tu gratitud por tus seres queridos

  1. Escribe tarjetas de agradecimiento. Las tarjetas de agradecimiento no solo deben estar dirigidas a los maestros, puedes dárselas a cualquiera que haya influenciado en tu vida de una manera positiva. Puedes dársela a tu mesero favorito o a tu mejor amigo y no necesitas esperar a que sea una ocasión especial para hacerlo. Enviar una tarjeta que exprese tu gratitud por un ser querido sin ningún motivo en específico puede ser una de las formas más sencillas de demostrar lo agradecido que estás por la presencia de esa persona en tu vida.
    • También puedes escribir una carta de agradecimiento si piensas que todo lo que tienes que decir no entrará en una tarjeta.
    • Envía por correo las tarjetas a tus amigos, aún si viven a unas cuantas calles de distancia, para demostrarles que en realidad hiciste un esfuerzo.
  2. Hazle favores a tus amigos sin ningún motivo en especial. Si quieres expresar tu gratitud, no debes hacerles favores a tus amigos solo porque te ayudaron recientemente o porque quieres obtener algo a cambio. En lugar de eso, ayúdalos por el solo hecho de que te preocupas por ellos y porque quieres hacer que su día sea más fácil. Puedes llevarles un café o el almuerzo si están ocupados, ofrecerte a cuidar a los hijos de tu amigo o a pasear a su perro, o incluso encontrar otra forma de hacer una gran diferencia en su vida.
    • Sé observador. Busca la manera de ver cómo puedes ayudar realmente a tu amigo. Si se ve cansado, dile que puedes sacar a pasear a su perro mientras toma una siesta. Si su habitación está desordenada, ofrécete a organizarla. Tu amigo podría no darse cuenta de que lo necesita hasta que se lo sugieres.
    • Por supuesto, en ocasiones tus amigos deben hacerte favores a cambio. No querrás pensar que las personas se aprovechan de tu amabilidad.
  3. Diles a tus familiares lo mucho que los aprecias. Podrías pasar por alto a tus familiares sin siquiera notarlo. Si quieres demostrarle a tu familiar lo mucho que significa para ti, todo lo que tienes que hacer es recordar decirles que los amas todos los días y demostrarles que aprecias todo el amor, los paseos, la comida, la ayuda y muchas otras cosas que te han brindado.
    • Díselos en persona, con una tarjeta o por teléfono. Hazlo con frecuencia. Tus familiares pueden ser las personas que más pasas por alto y es importante expresarles tus sentimientos.
    • Demuéstrales lo mucho que significan para ti al dedicarles tu tiempo. Dedica un tiempo a tu familia para ver películas, jugar juegos de mesa o cocinar juntos. Un compromiso de tiempo es una manera de demostrar tu gratitud.
    • Ayuda más de lo normal en las tareas de la casa. No esperes a que tu madre te pida lavar una carga extra de ropa por ella; sorpréndela al tomar la iniciativa.
  4. Entrégales regalos significativos. Expresar tu gratitud no se trata de comprar el regalo más sofisticado o más costoso; por el contrario, se trata de encontrar una forma de demostrar lo mucho que esa persona significa para ti de una manera que exprese consideración y cuidado. Si tu amigo ha estado entusiasmado por su libro favorito durante años, invítalo a una lectura sorpresa para conocer al autor o regálale un ejemplar autografiado o uno de la primera edición. Si le gusta el yoga pero realizar este pasatiempo le resulta muy costoso, regálale un pase de un mes para demostrarle lo mucho que te importa.
    • Presta atención a lo que tus amigos o familiares dicen. Si uno de tus amigos menciona a su nueva banda favorita, consigue entradas para el concierto cuando dicha banda haga una gira por tu ciudad.
    • Si tu madre menciona que quiere aprender a cocinar más comida italiana, regálale un libro para ayudarla a comenzar.
    • No necesitas esperar hasta un cumpleaños o una festividad para dar un regalo; a veces los mejores se dan sin motivo aparente.
  5. Envía flores. Enviar flores no solo se puede hacer para algún cumpleaños u otra ocasión especial. Puedes enviarle flores a tu amigo o familiar solo para demostrarle lo mucho que te importa y para hacer una diferencia en su día. La próxima vez que te sientas realmente agradecido por una amistad o que solo quieras saludar a un amigo lejano, llama a una florería que se encuentre cerca de donde vive y ordena un ramo de flores que sepas que alegrarán su día.
    • Si puedes encontrar una forma disimulada de averiguar con anticipación el tipo de flor favorita de tu amigo, entonces puedes crear un ramo personalizado.
  6. Hornea algo. Tomarte el tiempo para hacer un pan de plátano, galletas con chispas de chocolate o uno de los postres favoritos de tu amigo puede alegrar realmente su día. Enviarle galletas directamente a su casa o incluso hacerlo por correo en caso de que viva lejos puede hacer una gran diferencia en la vida de tu amigo. Esta será una forma perfecta de expresar tu gratitud porque todos saben que hornear requiere de tiempo y esfuerzo y tu amigo o ser querido verá que en verdad te importa y que estás agradecido por todo lo que ha hecho por ti.
    • Hornear puede demostrar especialmente tu gratitud si estás al tanto de la falta que le hace a una persona que le levanten el ánimo. Los chocolates o dulces pueden hacer que casi cualquier persona se sienta bien y esa puede ser una excelente forma de demostrar tu interés.
  7. Respeta a tus mayores. Otra forma de expresar gratitud es demostrarle a tus mayores lo mucho que significan para ti. Ya sea que te encuentres cerca de tus abuelos o que simplemente pases tiempo con personas mayores, es importante demostrar que los aprecias y ser tan amable como puedas con ellos. Esta es una gran manera de expresar gratitud y de demostrar que hacen una diferencia en tu vida y en la de los demás.
    • Tómate el tiempo para escuchar lo que tienen que decir y no pierdas contacto con ellos. La mayor parte del tiempo, las personas mayores tienen más cosas que enseñarte de lo que tú a ellas.
  8. Ayúdale a una persona con la limpieza. Otra forma de expresar gratitud con tus amigos o familiares es ayudarlos a limpiar sus hogares, autos o lo que sea que necesiten. Limpiar el espacio de una persona puede ayudarte a aclarar tu mente y también a aliviar una carga desagradable de las manos de una persona. Ve si tus padres o amigos realmente necesitan un poco de ayuda para limpiar o simplemente hazlo para sorprenderlos como una forma de expresar tu gratitud.
    • Si vas a limpiar a modo de sorpresa, solo asegúrate de que la persona se sienta cómoda con el hecho de que toques sus cosas y que no piense que su privacidad ha sido invadida.
    • Si te han invitado a la casa de alguien por algunos días, limpiar es una excelente forma de expresar tu gratitud.
  9. Dale a alguien una lista de todas las cosas buenas que ha hecho por ti. Otra forma de expresarle tu gratitud a una persona que te importa es presentarle una lisa de todas las cosas increíbles que ha hecho por ti, desde enseñarte a preparar una ensalada de pasta deliciosa hasta ayudarte durante una crisis. Puedes hacer esta lista para tu jefe, para un familiar o para un amigo y hará que la persona se sienta genial al sentirse apreciada.
    • Incluso puedes hacer que la lista se vea un poco más elaborada y decorada para que la persona pueda colgarla y sentirse aún mejor. Si en verdad quieres expresar tu gratitud, también puedes enmarcarla antes de dársela.
  10. Escucha. Otra forma de expresarle tu gratitud a la persona que te importa es estar a su lado para escucharla. Tomarte el tiempo para acompañarla y brindarle tu apoyo puede ser una de las mejores cosas que puedes hacer para lograr que una persona se sienta amada y apreciada. Solo siéntate con ella, apaga tu teléfono, haz contacto visual y tómate el tiempo para escucharla de verdad en lugar de interrumpirla o planear tu respuesta en tu mente. En esta sociedad multitarea, solo pocas personas piensan que las escuchan y tú puedes demostrarle lo mucho que te importa al hacer realmente un esfuerzo por escucharla.
    • No le des ningún consejo a menos que esa persona te lo pida. A veces, lo mejor que puedes hacer es solo estar a su lado.
    • No compares las experiencias de esa persona con las tuyas propias a menos que en verdad creas que será de ayuda. En lugar de eso, toma lo que dice esa persona en sus propios términos.
  11. Agradece a esa persona en público. Otra forma de expresar gratitud es agradecerle a una persona en frente de otras de otra gente. No debes hacerlo de una forma que la avergüence, sino de una que deje en claro lo mucho que significa para ti y lo duro que ha trabajado por ti. Solo unas cuantas palabras en el trabajo, durante un brindis en la cena o en una pequeña reunión de amigos puede hacer que se sienta incluso más especial acerca de su papel en tu vida.
    • Solo asegúrate de ser sincero y de no sonar como un adulador. Debes sentir realmente lo que dices y tener ejemplos específicos que demuestren lo mucho que te importa.
    • Dejar que los demás vean lo mucho que te importa una persona puede llenarla de orgullo.

Expresar gratitud por los extraños

  1. Haz un acto de amabilidad al azar. Hacer un acto de amabilidad al azar puede ser una de las mejores formas en las que puedes demostrar lo agradecido que estás por el mundo a tu alrededor. Puedes pagar de forma anónima el peaje del auto detrás de ti, enviarle flores a un extraño, poner algo de cambio en el parquímetro expirado de una persona o hacer algo cortés sin un motivo especial. La mejor parte de esto es que tu acto es anónimo, de modo que haces algo amable sin siquiera obtener el crédito por ello. Estas son algunas cosas que puedes hacer:
    • Dona dinero o ropa a la caridad.
    • Enséñale a alguien una habilidad nueva.
    • Escucha a alguien que se siente solo.
    • Ayuda a una persona a encontrar su camino.
  2. Ofrece tu ayuda. Puedes demostrar tu gratitud a los extraños al ofrecerles tu ayuda cuando la necesiten. Si bien no necesitas sobrepasar los límites, puedes ayudar a una señora a llevar los abarrotes hasta su auto, a un hombre que carga unos paquetes pesados al sostenerle la puerta para que pase o a una mesera a limpiar un gran derrame mientras está ocupada. Con solo hacer un esfuerzo por ayudar, sin importar lo grande o pequeño que sea, puedes expresar tu gratitud de una manera excelente.
    • Busca oportunidades para ayudar a las personas. Si bien no necesitas ser insistente, muchas personas realmente tienen miedo de pedir ayuda cuando la necesitan.
  3. Sonríe. El solo hecho de sonreírle a una persona puede alegrar su día y demostrarle que te importa. Ya sea que le sonrías a una persona que pasa por la calle, que está sentada frente a ti en el autobús o que te sirve el café, solo una simple sonrisa puede hacer que se sienta apreciada y mejor con su día. No tienes idea de cómo es la vida de la persona a la que le sonríes y, tan triste como pueda parecer, tu sonrisa puede ser la única que vea ese día.
    • Sonreírle a la gente en un servicio de atención al cliente, sin importar si te llama por un sándwich o para ayudarte a comprar un teléfono celular, puede ser una manera especial de demostrar tu gratitud. Estas personas trabajan días extensos y a menudo sienten una falta de gratitud, y tú puedes cambiar eso.
  4. Da una propina. Una forma de expresar tu gratitud es darle una propia a una persona que ha hecho un buen trabajo. Esto puede significar el dejarle una buena propina junto con una nota amable a tu mesera, darle una propina a un repartidor o incluso colocar algunas monedas en el frasco de propinas de tu cafetería local. Este gesto pequeño puede hacer una gran diferencia en las situaciones morales y financieras de las personas que ayudas.
    • Dejar una nota para decirle a tu mesera o a la persona que te ayudó lo mucho que significó para ti puede mejorar su día. Muchas personas pasan todo su día laboral sintiéndose completamente poco apreciadas.
  5. Sé respetuoso con las personas a tu alrededor. Otra forma de expresar tu gratitud es ser lo más respetuoso posible con las personas a tu alrededor. Respeta el espacio de los demás y no los empujes; respeta sus oídos y no hables en voz alta cuando estés al teléfono en un lugar público tranquilo y sé amable y educado con los extraños cuando te encuentres en el mismo lugar. El solo hecho de hacer un esfuerzo para tratar a los demás con el respeto y la amabilidad que merecen es una manera de expresar tu gratitud con el mundo.
    • Trata a otras personas como quisieras que te tratasen. No invadas su espacio o privacidad ni las hagas sentir inferiores a ti. Ofréceles tu asiento en el autobús. Sonríele a la persona que se ve triste. Deja que una persona con muletas pase delante de ti.
    • Demostrar tus buenos modales es una excelente forma de expresar respeto. No digas groserías, no mastiques un chicle con la boca abierta y evita interrumpir a las personas.
  6. Sé un buen ciudadano. Otra forma de expresar tu gratitud con el mundo es esforzarte por ser un buen ciudadano. Esto significa estacionar tu auto en un solo lugar, limpiar tu propio desorden, dejar que los peatones crucen en frente de tu vehículo, limpiar la pelusa de las secadoras comunitarias o hacer cualquier cosa que demuestre un respeto por la sociedad en general. Si arrojas basura o dejas tu carrito de compras en medio del estacionamiento, demuestras que no eres lo suficientemente agradecido por todas las ventajas que tienes como para poner las cosas en orden.
    • No olvides que el mundo no es tu basurero privado. Siempre recuerda poner las cosas de vuelta en su lugar en vez de esperar a que alguien más lo haga.
    • Cumple con tus deberes cívicos. Elige a un presidente en las elecciones nacionales, no te quejes por tener que presentarte como jurado y paga todos tus impuestos.
  7. Haz un cumplido. Otra forma de demostrar tu gratitud es hacerle un cumplido a la gente a tu alrededor. Dado que hablamos de extraños, no tienes que decir nada demasiado extremo o hacer que las personas se sientan incómodas; un simple “¡Qué bonita camisa!” o “¡Me gustan las flores que tienes!” puede hacer que una persona se sienta especial e importante. Fíjate la meta de encontrar algo a lo que halagar hoy y pronto se te hará una costumbre.
    • Busca las cosas únicas, extrañas o verdaderamente originales. Si alguien viste una camisa increíble con un diseño de zorros con corbatines en ella, entonces hazle un cumplido, porque hay una gran probabilidad de que esa persona se sienta realmente orgullosa de esa prenda en particular.
    • Si alguien tiene una gran sonrisa, no tengas miedo de decirlo. Solo asegúrate de no hacerlo de una forma que se pueda malinterpretar como un coqueteo.

Vivir una vida más agradecida

  1. Mantén un diario de gratitud. Si quieres hacer de la gratitud un hábito, entonces debes comenzar por tener un diario de gratitud en el que escribas todas las cosas por las que te sientes agradecido cada semana. Simplemente elige un día de la semana para hacerlo, como un domingo por la tarde, y haz una lista de al menos 10 a 20 cosas por las que te sientes agradecido esa semana. Podrías pensar que no tienes muchas cosas por las que sentir gratitud, pero una vez que hagas un esfuerzo por pensar en ellas, verás que hay mucho en tu vida por lo cual sentirte feliz.
    • Si lees tu diario una vez al mes, podrás ver lo mucho por lo que tienes que estar agradecido.
    • Incluso puedes pegar tu lista sobre tu computadora para poder sentirte satisfecho a lo largo de tu día.
  2. Haz yoga. El yoga en general se trata de practicar la gratitud y de ofrecer tu mente y cuerpo en un gesto de agradecimiento y alegría. Si quieres hacer de la gratitud una parte de tu estilo de vida, entonces asegúrate de ir al menos a 2 o 3 clases de yoga a la semana y decir “Namaste” para demostrar lo agradecido que estás por el aire que respiras. También puedes hacer yoga en casa, si te sienes más cómodo haciendo tus ofrendas de esa forma.
    • Practicar yoga significa alejarte de tus prejuicios y ser agradecido por el cuerpo sano que tienes. Significa ofrecerlo todo al mundo, saludar al sol y sentirte bien por todo lo que se te ha dado.
    • El yoga consiste en hacer las cosas a tu propio ritmo y no codiciar las habilidades o experiencias de tu prójimo. También puede ayudarte a desarrollar una mentalidad más agradecida con el resto del mundo.
  3. Haz voluntariado. El voluntariado es otra forma en la que puedes demostrar tu gratitud por todas las ventajas que tienes en esta vida. Sin importar lo ocupado que estés, puedes tratar de reservar algo de tiempo al mes para ayudar en la biblioteca de tu localidad, trabajar en un comedor popular, ayudar a tu escuela local o limpiar un parque de tu comunidad. Hacer el esfuerzo de desarrollar una comunidad y enfocarte en alguien que no seas tú es una de las mejores formas en las que puedes mostrar verdadera gratitud.
    • Rodearte de personas que tienen mucho menos que tú puede recordarte que no debes tomar nada por sentado. Podrías descubrir que estas personas también te pueden enseñar a ser verdaderamente agradecido.
  4. Sé agradecido en las redes sociales. Muchas personas usan las redes sociales para burlarse de otros o para quejarse de su día o del estado del mundo. Si bien hay muchas razones para quejarse o más de un puñado de ellas para deprimirse por el mundo, algunas veces debes tratar de romper el molde al publicar un mensaje acerca de algo por lo que sientas gratitud o agradecerle a alguien por alegrar tu día. Esta es una excelente forma de expresarles tu gratitud a muchas personas a la vez y no requiere de mucho esfuerzo.
    • No necesitas decir algo muy cursi para agradecerle a uno de tus amigos por todo lo que ha hecho por ti. Mientras te salga del corazón, las personas lo apreciarán.
    • Dales a otras personas algo por lo que estar agradecidas. Comparte un hecho divertido acerca de la comida, de la naturaleza e incluso de los gatitos. No necesita ser súper serio. Mientras te salgas de la tendencia general de publicar las noticias más deprimentes y quejarte del mundo, harás algo bueno.
  5. Quéjate lo menos posible. Si en verdad quieres expresar tu gratitud, entonces evita quejarte lo más posible. Si bien hay veces en las que puedes sentirte bien al dejar salir todo, debes acostumbrarte a hablar de las cosas positivas en tu vida mucho más que de las negativas. Si todo lo que haces es quejarte del trabajo, entonces no parecerá que estás agradecido de tenerlo. Si te quejas de tu pareja todo el tiempo, entonces no demostrarás gratitud por tener su amor y su apoyo. Esfuérzate por ser optimista en lugar de buscar las razones para quejarte y podrás expresar tu gratitud con mayor frecuencia.
    • Si te quejas cada vez que puedes, no podrás ver todas las cosas buenas en tu vida. Si bien todos tienen algo de lo que sentirse irritados, debes enfocarte en verbalizar todas las cosas que te hacen feliz y estarás rumbo a expresar tu gratitud de una forma mucho más aceptable.
  6. Sé más afectuoso. Otra forma de expresar gratitud es ser más afectuoso con las personas que te importan. Mantén tu disposición a dar abrazos, a poner tu brazo alrededor de un ser querido y a besar a tus hijos o a tu pareja. Tómate más tiempo para abrazar a tu pareja y la próxima vez que veas a un amigo, abrázalo en lugar de darle la mano o sonreírle. Ser afectuoso demuestra lo mucho que aprecias a todas las personas en tu vida.
    • Asegúrate de que a la persona a la que abraces le guste que lo hagas. Es importante ser afectuoso, pero no querrás hacer sentir incómodas a las personas.
    • Besa a tu pareja al menos dos veces al día para demostrarle que te importa.
  7. Haz a un lado los chismes. Si quieres vivir una vida con mayor gratitud, haz todo lo posible para no contar chismes acerca de las personas. En lugar de eso, concéntrate en decir cosas buenas acerca de ellas a sus espaldas y en ver el aspecto positivo de la gente que te rodea. En vez de esparcir rumores o hacer sentir mal a la gente, esfuérzate por levantarles el ánimo. Demuestra que te preocupas y aprecias a las personas en tu vida y no seas malagradecido al pensar mal de ellas.
    • Además, si tus amigos se enteran de que dices cosas buenas de ellos a sus espaldas, también comenzarán a decir cosas buenas acerca de ti cuando no estés. ¡Esta es una excelente forma de difundir el buen karma!
  8. Vive en el presente. Una forma muy importante de vivir una vida más agradecida es estar presente en el momento en lugar de preocuparte por algo que ocurrió en el pasado o pensar en el futuro. Vivir en el momento te ayudará a apreciar cada respiro que das, cada sonrisa que ves y cada bocado que comes, y si te enfocas en disfrutar del viaje en el que te encuentras, podrás ser mucho más agradecido a cada segundo del camino.
    • Escribe acerca de tus preocupaciones o temores en un diario o simplemente establécete un tiempo para preocuparte por ti mismo. Hacerlo evitará que nubles todos tus días con pensamientos acerca del futuro.
    • Evita albergar rencores o quedarte atascado en el pasado. Sé agradecido por las relaciones que tienes ahora en lugar de sentir amargura por los problemas que tuviste en el pasado.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página