Cómo encontrar una cura en el perdón

Se ha descubierto que las personas que guardan mucho resentimiento, odio y amargura sufren enfermedades psicosomáticas y otros desórdenes. Las enfermedades psicosomáticas provienen del estrés mental y emocional que después se manifiestan en el cuerpo. Ha existido la idea equivocada de que las enfermedades psicosomáticas son imaginarias, pero se ha probado que son reales y que deben ser tratadas rápidamente, igual que otras muchas enfermedades. Algunas enfermedades se manifiestan a través de las crisis emocionales y mentales, problemas cardíacos que resultan en enfermedades coronarias y presión arterial alta, que lleva a ataques al corazón y muchas otras cosas. Las relaciones tensas del hombre requieren cura y una de las estrategias más efectivas es encontrarla a través del perdón. El “perdón” tiene formas únicas y secretos maravillosos que son necesarios seguir a través del proceso de curación. Aquí te mostramos cuáles son, para que puedas encontrar la paz interior y la liberación de todos tus resentimientos, odios y amarguras.

Pasos

  1. Busca la curación a través del perdón de Dios. Esto requiere humildad para admitir nuestra culpa y que necesitamos de la ayuda y la curación de Dios. Las personas con demasiada confianza en si mismos y orgullo pierden la gran oportunidad de encontrar la curación y de llevar una vida de libertad a través de la conciencia tranquila. Pide perdón a Dios y ya estarás a mitad de camino del perdón.
    • Proverbios 3:5, "Confía en el SEÑOR con todo tu corazón y no te apoyes únicamente en tu comprensión".
    • Primero Juan 1:9, "Si confesamos nuestros pecados, el será justo y nos perdonará y purificará de todas nuestras faltas".
  2. Encuentra el perdón liberando y buscando ser perdonado por la persona o personas que te han herido. Esto puede ser incondicional porque algunas personas lo pasan mal intentando darse cuenta de la importancia de encontrar la curación a través del perdón. Nosotros elegimos perdonar sin que se nos pida.
    • James 5:16, "Por ello confesar vuestros pecados los unos a los otros y rezad por los demás hasta que sanéis."
  3. Abraza la curación a través de la restitución. La humildad frente a Dios nos guiará a ser humilde frente a otros. ¿Hemos ofendido a alguien? Acepta el desafío de pedir perdón a través de la restitución. La restitución describe el acto de restablecer algo, de hacer arreglos y de corregir un acto erróneo que se ha cometido. La restitución clarifica la consciencia de cualquier remordimiento eliminando la culpa. Es esencial en el proceso de curación completa ya que nos proporciona la libertad de mente y de conciencia. La restitución es incondicional. Tiene que tener lugar ya sea que la parte ofendida es receptiva de cualquier restitución o no. Tenemos que reconocer la individualidad y singularidad humana en lo que se refiere a responder a las situaciones. A veces incluso quien ha ofendido se niega a pedir perdón pero nos deja que le perdonemos en el fondo de nuestros corazones.
    • Mateo 5:23-24, “Por ello, si estás ofreciendo un regalo en el altar y recuerdas que tu hermano o hermana tienen algo en tu contra, deja el regalo frente al altar. Primero ve y reconcíliate con ellos; luego vuelve y ofrece tu regalo."
  4. Encuentra el perdón perdonándote a ti primero. Algunas personas no saben cómo vivir. Viven un aprisionamiento en su vida, y ellos mismos se encierran en una cárcel. Evitan salir porque temen enfrentarse a la vida. Para perdonarnos a nosotros mismos tenemos que admitir nuestros defectos y responsabilizarnos de las consecuencias de nuestros actos. Tenemos que agradecer que con el perdón de Dios también nos perdonamos a nosotros mismos.
    • Hebreos 10:17, "Luego añade: “No recordaré de nuevo sus pecados y actos infieles”.
    • Jeremías 31:34, "Ya no enseñarán a su vecino, o se dirán el uno al otro, ‘Conoce al SEÑOR,’ porque ellos ya me conocerán, desde el más pequeño hasta el más grande,” declara el Señor. “No recordaré sus maldades ni sus pecados”.
  5. El perdón es un proceso que sigue y sigue. Encontrar la curación a través del perdón es un proceso. Los recuerdos aparecen, el dolor fluye, y a veces nos traen las mismas reacciones que tuvimos en el momento en el que el dolor fue inflingido. Parece que el perdón no llega y perdemos la fe. El perdón tiene lugar cuando elegimos liberarnos cada vez que recordamos y pedimos perdón cada vez que el diablo nos reprende una y otra vez.
  6. La vida es una elección, elige pedir perdón y perdonar para poder avanzar el la curación emocional. La vida es simplemente maravillosa cuando vemos la belleza a nuestro alrededor. Cuando apreciamos la esencia de las pequeñas cosas, obtenemos la mayor sabiduría de cada situación en la vida.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página