Cómo emplear el Pensamiento en Base Cero para tomar decisiones difíciles

El Pensamiento en Base Cero es un concepto básico del autor de libros de autoayuda y conferencista motivacional Brian Tracy que te permite empezar de nuevo tomando un “tiempo fuera” en tu vida y tu trabajo. Si es que estás yendo por el camino incorrecto, este pensamiento te permite eliminar la procrastinación y/o dar un giro a tu vida instantáneamente. Tú eres el escultor de tu vida. Tienes el derecho y la libertad de tallar el mejor escenario posible para vivir tu vida. No dejes que nada interfiera con ello, mucho menos circunstancias y sentimientos que resultan de la frustración o la melancolía. El Pensamiento en Base Cero ayuda enormemente a rediseñar la vida que deseas vivir.

Pasos

  1. ¡Enfréntate a esas decisiones difíciles! El pensamiento en Base Cero pone a prueba las decisiones que tomaste previamente. Para ello necesitas evaluar todo lo que realizas actualmente, tus actividades de trabajo, carrera, relaciones, etc., y preguntarte lo siguiente: Sabiendo lo que sé hasta ahora (KWIKN, por sus siglas en inglés), ¿tomaría la misma decisión? ¿Tendrías esa relación, empezarías el mismo negocio, realizarías esa inversión, etc. de nuevo?” Si la respuesta es ¡no!, entonces el siguiente paso es preguntarte: ¿cómo y qué tan pronto puedo salir de esto? En otras palabras, regresar al inicio y empezar desde cero. Este es el principal ejercicio de desarrollo personal que consiste en ‘trazar una línea en la arena’.
    • El pensamiento de Base Cero va en contra del dogma tradicional de aferrarte a algo incluso si te causa más daño personal que beneficios, lo cual es usualmente uno de los grandes problemas en el planeamiento de estrategias personales, especialmente cuando se logra que funcione algo en lo que inicialmente no te hubieses involucrado si hubieras sabido mejor de qué se trataba.
  2. Reconoce cuando algo no está bien. El mejor indicador de una situación de Pensamiento en Base Cero es el estrés o la frustración. Un tema que te mantiene preocupado y no te deja dormir.
    • A menudo, la mejor solución para tu mayor problema es simplemente descontinuar por completo la actividad que lo genera. Solo alejándote del problema puede ser la manera más simple y directa de solucionarlo.
  3. Decídete a parar. Es como tomar el volante de tu propio auto y girarlo, deteniéndote inmediatamente y dándote la oportunidad de dar la vuelta. En este caso, la idea principal es que siempre puedes regresar, no importa lo mucho que hayas recorrido por el camino equivocado. Como dicen, nunca es mal momento para hacer lo correcto.
    • Te sorprenderás de lo creativo que puedes ser cuando realices este ejercicio, analizando cada área de tu vida como si pudieras empezar de nuevo. Se presentarán nuevas oportunidades, te enfrentarás situaciones difíciles y las soluciones aparecerán.
  4. Aprende a reducir tus pérdidas. El Pensamiento de Base Cero es una gran herramienta para tomar decisiones cuando también se trata de administrar e invertir tu dinero. Si sabes que cierta compra de acciones o inversión inmobiliaria ahora está minando tu riqueza y has estado teniendo dificultades para enfrentar esta realidad, no pierdas ni un segundo más y formúlate la difícil pregunta: sabiendo lo que sé hasta ahora, ¿compraría esa propiedad o acciones? Si la respuesta es negativa, es momento de tomar esa difícil decisión y reducir tus pérdidas, de manera que puedas invertir tu dinero en otra parte para tener un mejor rendimiento y generar riqueza.br>
  5. Analiza el costo de oportunidad y la ley de ventaja competitiva. El concepto del costo de oportunidad y la ley de la ventaja competitiva atribuida al economista inglés del siglo XIX, David Ricardo, a menudo se relaciona con el comercio internacional y macroeconómico. Sin embargo, también se puede aplicar al desarrollo personal. El principal problema con conservar un negocio, una relación o una “inversión” que no te beneficia no es solo las limitaciones que te genera, sino perder la oportunidad en otra parte, como emprender un negocio, relaciones e inversiones que puedas estar haciendo en otro lugar y puedan beneficiarte más.
    • Recuerda que toda actividad/situación tiene un costo de oportunidad, el costo de no participar/contribuir en otra oportunidad. Una buena pregunta que deberías formularte para evaluar los costos de oportunidad en potencia es: ¿qué otra oportunidad estoy perdiendo que podría beneficiarme más que mis actuales actividades?”.
    • Cada día nos enfrentamos con decisiones de costo de oportunidad en nuestro negocio o nuestra vida personal. Otro objetivo por el que deberíamos ver la ley de las ventajas competitivas es la regla 80/20 (a la que hacían referencia con el Principio de Pareto, en honor al economista italiano Vilfredo Pareto). Aplicar en este caso la regla 80/20 también puede llevar a preguntarte cuáles son las actividades de más alto valor (20%) que debería estar gestionando, y tras ello delegar o eliminar las otras actividades de bajo valor (80%).
  6. Reúne tus conocimientos y empieza de nuevo. Si cierta decisión que tomaste ahora te está trayendo de regreso a la vida, sé implacable, usa la técnica de pregunta-respuesta (Q&A) de KWIKN para darte a ti mismo la oportunidad de empezar de nuevo. No hay honor, dignidad ni propósito en adquirir algo que ya no te beneficia o inspira. Desde una perspectiva de creación de riqueza, el Pensamiento en Base Cero es una excelente manera de hacer un rápido análisis preliminar sobre si vale la pena o no seguir conservando una “inversión” que realizaste.
    • En un primer momento, todos tus problemas empezaron como oportunidades o buenas ideas, pero puede haber sido hace mucho tiempo atrás. Es muy posible que tu vida, necesidades y conocimiento hayan evolucionado y pueda que aquello que alguna vez fue una buena idea, oportunidad o inversión ya no lo sea ahora. Recuerda que nunca es tarde para hacer lo correcto. No importa lo mucho que hayas avanzado por el camino equivocado, siempre puedes detenerte y regresar.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página