Cómo reducir gastos en entretenimientos

De acuerdo a la Oficina de Estadística Laboral, el hogar estadounidense promedio gastó un poco más de $ 2,500 en gastos de entretenimiento el año 2011. Si eres uno de los tantos que gastaron demasiado, aquí hay unos pasos para ayudarte a reducir tus gastos de entretenimiento.

Pasos

  1. Revisa bien tu presupuesto en comida. Comer en restaurantes representó la mayor parte del gasto discrecional estadounidense en el año 2009, consumiéndose $ 392 mil millones. A menudo, una gran parte de lo que se gasta en comida está más relacionada al entretenimiento que a proporcionar una adecuada nutrición. En lugar de hacer el “salir a comer” una actividad familiar, convierte el cocinar juntos en casa el entretenimiento de la noche. La comida preparada en casa es mucho menos cara y ¡puede ser mucho más divertido! Algunas maneras entretenidas de cocinar en casa incluyen:
    • Hornea y decora galletas o tortas con tus hijos menores. Los niños adoran glasear y decorar galletas y tortas. Compra muchas granas, glaseados de colores y pequeños dulces, y déjalos hacer el trabajo.
    • Enseña a los niños más grandes a preparar una antigua receta familiar haciéndola juntos. Muchos niños mayores están interesados en aprender a preparar la comida preferida de la familia y ¿qué mejor manera de aprender que preparándola juntos?
    • Prepara pizzas individuales o personales. Usando bollos, tortillas de harina, pan francés o masa de pizza, haz una pizza de tamaño personal para cada miembro de la familia y deja que cada uno ponga los complementos que quiera sobre su propia pizza de una selección de vegetales, quesos, carnes, etc.
    • Experimenta con nuevos sabores. Por ejemplo, si siempre has estado interesado en la comida hindú, utiliza curry en tu preparación. Busca nuevas formas de preparar tus vegetales favoritos o prueba preparar nuevas recetas. Cualquiera sea tu pasión, explórala con tu familia preparando una comida o un bocadillo. Puedes tener una ocasión para cada noche de la semana, por ejemplo una noche italiana o un picnic nocturno en casa.
  2. Si planeas salir a un restaurante, investiga antes. Busca opciones en tu localidad que no sean caras, como por ejemplo una hora feliz o el especial de la semana. Busca cupones o precios especiales por Internet, como por ejemplo las especialidades para el desayuno o las especialidades para la cena.
    • Cuando salgas a cenar, algo a tener en cuenta en el presupuesto es compartir los platos principales y pedir varios complementos en lugar de pedir los platos principales más caros.
  3. Revisa tu servicio de televisión por cable o satelital. Muchos suscriptores de televisión por cable o satelital pagan por cientos de canales que nunca verán. Reduce la tarifa de tu recibo asegurándote de que tus servicios estén basados realmente en la cantidad de televisión que ves en lugar de en lo que crees que te gustaría ver (pero que no ves). Para eso, haz lo siguiente:
    • Determina qué canales realmente ves y cámbiate al paquete menos caro que ofrezca tu compañía de televisión por cable o satélite que contiene esos canales.
    • Considera usar una antena de TV, ya sea una de techo o de interiores que incluya un amplificador. La mayoría de lugares del país pueden captar ABC, CBS, NBC, FOX y PBS,y la mayoría de estas cadenas ofrecen más de un canal. Por ejemplo, PBS tiene 3 canales diferentes. La televisión pagada solo tiene uno.
    • Compara precios. Puedes encontrar los canales que quieres por un precio menor con otro proveedor. Haz algunas llamadas o busca paquetes y precios en las páginas de internet de otros proveedores.
    • Evalúa suscribirte a los servicios de transmisiones en vivo y de reparto a domicilio de DVD. Los servicios como Netflix, Hulu Plus y Blockbuster te permiten ver en vivo películas y programas de televisión directamente de la computadora o televisión, o recibir DVD alquilados por correo electrónico. Si la mayoría de películas o programas de televisión que ves están disponibles, algunos de estos servicios pueden ser menos caros que la televisión por cable o por satélite.
    • Verifica si puedes mirar toda tu televisión por Internet, libre de pagos. Muchas cadenas de televisión y estaciones de cable ofrecen transmisiones en vivo gratis de sus programas más populares. Verifica las páginas de tus estaciones favoritas para saber si los programas que ves están disponibles para transmisión en vivo.
  4. Analiza tus recibos de telefonía. ¿Pagas por un teléfono en casa que jamás usas, gastas demasiado en tu recibo de celular, o pagas por llamadas de larga distancia? Tal vez es tiempo de un cambio. Considera las siguientes opciones:
    • Corta tu teléfono de casa. Si ya todos tienen el número de tu teléfono celular, tienes muchos minutos para compartir mensualmente y no has escuchado timbrar tu teléfono en meses a excepción de la llamada de un vendedor, quizás sea el momento de cortar el teléfono fijo y eliminar el recibo mensual.
    • Corta tu plan de datos. Si tienes servicio de correo e internet en tu teléfono celular, es posible que estés pagando de 10 a 50 dólares adicionales cada mes por tu servicio. Si en el trabajo ya tienes el servicio de internet y correo, evalúa dejar el plan de datos y ahorrar una buena cantidad de dinero.
    • Cambia tu servicio de teléfono de casa a un plan ilimitado de larga distancia. Ahora casi todas las compañías ofrecen planes de larga distancia ilimitados por una tarifa fija mensual. Compara precios antes de comprar y deja de pagar por larga distancias.
    • Utiliza servicios de telefonía gratuita por Internet. Las páginas para llamadas telefónicas por Internet como Skype han convertido a los cobros por llamadas de larga distancia y de la necesidad de un teléfono en casa cosas del pasado. Estos programas de servicios permiten a los usuarios hacer llamadas a otros usuarios con el mismo programa y bajar los costos de la telefonía fija a poco o ningún costo.
  5. Evalúa tu servicio de internet. Evalúa cuánto usas el internet y determina si hay maneras más baratas de satisfacer tu necesidad. Podrías cortar tu servicio y usar el WiFi gratuito que ofrecen muchos negocios, bajar información de internet en la biblioteca, buscar una mejor tarifa o conseguir una tarifa por el paquete de telefonía y televisión por cable para ahorrar dinero.
  6. Deja de ver películas en el cine. Un paseo de dos personas al cine fácilmente puede costar más de $ 30. En lugar de ver películas en el cine, considera lo siguiente:
    • Pide prestado películas de la biblioteca. Muchas bibliotecas ahora tienen películas en VHS y DVD disponibles gratuitamente, solo necesitas comprar un carnet de biblioteca. Si la biblioteca no tiene la película que deseas ver, puedes llenar una solicitud.
    • Usa servicios de alquiler de películas como Redbox o Blockbuster. Los alquileres de películas ahora se ubican en muchas farmacias, tiendas de comestibles, grandes cadenas comerciales y restaurantes como Walmart y McDonalds, y te permiten alquilar DVD por tan solo $ 1 la noche. Solo asegúrate de regresarlos a tiempo, ya que pagas 1 dólar por cada noche que tengas contigo la película.
    • Mira películas en servicios de pago por visión. Muchas compañías de televisión por cable y satélite ofrecen canales de pago por visión donde puedes alquilar películas de 24 a 48 horas por menos dinero de lo que cobra una tienda de renta de videos.
    • Suscríbete a servicios de transmisión de videos o de envío de DVD como Netflix o Blockbuster. Estos servicios te permiten mantener una lista de los DVD que te gustaría ver y recibir 1 o 2 a la vez vía correo. Las películas no tienen plazo de entrega y puedes quedártelas cuanto tiempo quieras. Cuando termines de verlas, simplemente colócalas en un sobre prepagado y envíalas de retorno por correo. Los servicios cuestan desde $ 8 dólares al mes.
    • Revisa los contenedores especiales para películas anteriormente rentadas en tu tienda favorita de alquiler de DVD. Muchos DVD excedentes son descartados a precios muy bajos luego de unos meses de que las películas han sido estrenadas, ¡seguro que puedes esperar!
  7. Deja de comprar videojuegos nuevos. A menudo se deja en el escritorio un videojuego nuevo de $ 50 acumulando polvo luego de unas pocas semanas de uso cuando el dueño se cansó de jugarlo. Por eso en lugar de comprar videojuegos tan pronto como salen a la venta, considera solo comprar los antiguos y más baratos, comprar videojuegos de segunda mano en la tienda de video local o en una página de Internet como eBay o alquilarlos en una tienda local o mediante un servicio de correo electrónico. En su lugar, considera usar aplicaciones de juegos estas son abundantes, más baratas y permiten cambiar de operador constantemente sin perder demasiado dinero (y definitivamente con nada de polvo).
  8. Mira el partido en casa. Ya sean partidos de secundaria o de ligas profesionales, básquetbol o fútbol, con seguridad ese gran partido también puede verse en casa, en la casa de un amigo, o en un bar o restaurante local. Ahorra dinero que gastarías en tickets y en bocadillos a precios elevados y mira el partido por televisión. Pero probablemente si es una buena idea ahorrar un sencillo para ir a un partido especial de la temporada, para que no te sientas completamente privado.
  9. No frecuentes bares. Si tomas alcohol, puedes ahorrar cientos de dólares tomando en casa en lugar de hacerlo en un bar. Incluso mejor, si aún amas el socializar (y quién no), recorta tus gastos en bebidas y alterna las bebidas con agua, un café latte, y una buena conversación.
  10. Cancela tu suscripción a periódicos y revistas. La mayoría de periódicos, estaciones de noticias y revistas tienen páginas de internet que presentan los mismos contenidos que publican o transmiten. Si no es así, puedes leer revistas y periódicos en la biblioteca local o a través de la base de datos de internet de la biblioteca. Verifica si puedes obtener esta información gratis vía Internet y si puedes cancelar el pago de la suscripción.
  11. Cuida tus gastos en entretenimiento para los niños. Hay muchas maneras de entretener a tus hijos por menos dinero. Ten en cuenta que tu presencia y compromiso con tus hijos es el mejor regalo que podrían tener. Los juguetes caros jamás podrán resarcir el hecho de que siempre estés muy ocupado para jugar con ellos. Algunas ideas para entretenerlos con poco dinero son:
    • Llévalos a pasear al parque. Los parques y parques de diversiones son una fuente inacabable de entretenimiento gratuito para niños pequeños. Lleva comida y pasa la tarde con ellos.
    • Visiten la biblioteca. No solo puedes ver grandes libros y videos sino que los niños también pueden jugar por internet al mismo tiempo, participa en el momento de los cuentos y manualidades y busca ayuda para sus tareas. Las bibliotecas ofrecen muchos programas y actividades para que los niños aprendan y jueguen. Revisa en tu biblioteca local información de los programas que ofrecen.
    • Horneen juntos. Los niños grandes y pequeños adoran hornear y decorar galletas, pasteles y tartas. ¡Por eso pasa la tarde o la noche en la cocina preparando estos postres!
    • Haz un proyecto de manualidades. Los niños adoran dibujar, colorear, pintar, cortar y pegar. Busca en internet ideas para manualidades para niños y pasa una tarde a bajo costo haciendo manualidades.
    • Juega un juego de mesa o de cartas. Loa niños de todas las edades disfrutan los juegos de mesa y de cartas y muchos juegos modernos son creados para que ambos niños y adultos se diviertan jugándolos. O saca la tableta y jueguen juntos.
  12. Piensa en algo local. Puedes encontrar en tu localidad algunos entretenimientos a bajo costo, si sabes dónde buscar. Busca información en actividades locales para niños en las páginas de internet. Algunas cosas a tener en cuenta sobre los entretenimientos locales:
    • Se pueden ver músicos, comediantes y artistas locales en los parques, auditorios, teatros al aire libre, centros comunitarios y bares casi todas las noches de la semana y cuestan menos de la mitad de lo que cuesta un concierto o un show de Broadway.
    • Las ferias de los condados y los carnavales urbanos ofrecen diversiones cercanas a casa y a bajo costo durante todo el verano.
    • Las actividades de la ciudad y la comunidad tales como los eventos sociales, conciertos gratuitos, espectáculos en el parque y festivales a puente cubierto se ofrecen en muchos pueblos grandes y pequeños. Visita la página de internet de tu ciudad o revisa en el ayuntamiento información de actividades que se ofrecen en tu comunidad.
    • Partidos de secundaria y eventos. Muchas secundarias ofrecen ingresar a los partidos, conciertos, shows de talentos y actuaciones de baile a bajo costo o gratis. Las escuelas y universidades también ofrecen obras, conciertos de música y entradas a juegos de básquet a precios baratos.
  13. Viaja con poco presupuesto. Hospédate en casa de amigos, vacaciona en temporada baja y visita lugares a bajo costo como países en desarrollo, todas estas son maneras fáciles de ahorrar en gastos de vacaciones.

Consejos

  • Participa en voluntariados, mucha socialización, salir y conocer a otros, involucrándote y usando tus habilidades, ¡todo mientras seas de utilidad!
  • Lee más. Aprovecha la oportunidad de educarte más a ti mismo en un área de tu elección. Te pueden prestar libros en la biblioteca o se puede comprar copias a bajo costo vía internet o de tiendas de libros usados. Leer te puede llevar a donde sea y adonde quieras, a cualquier lado desde la comodidad de tu sillón.
  • Ve más seguido a comprar a tiendas de segunda mano. Es una forma de entretenimiento en sí misma, ya que descubres sorprendentes rebajas por cosas que nunca sabías que querías. No gastarás mucho pero te divertirás bastante.

Advertencias

  • Ahorrar siempre y no gastar puede causar que te sientas como una rata privada en una jaula. Planea gastar en ocasiones especiales que tengan significado para ti y despilfarra en estos de vez en cuando, con dinero que hayas separado especialmente para esa ocasión.

Cosas que necesitarás

  • Suscríbete a cosas divertidas que hacer en tu localidad, muchas municipalidades y concejos mantienen servicios gratuitos a través de su página de internet o incluso alertas de texto o de correo para ese tipo de cosas.
  • Comida fresca y excitante para comer en casa, participa de la experiencia de compra como parte de la diversión de preparar la comida, visitando los mercados de productores en lugar de comprar en supermercados de ser posible (mientras más fresca es la comida, más disfrutarás de comer en casa).
  • Un buen plan de ahorro para esos momentos cuando quieras salir a gastar un poco.
  • La letra pequeña de todo a lo que estás suscrito: Saber lo que no necesitas pero que estás pagando es vital para ahorrar dinero.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página