Cómo ser un preadolescente maduro

Un preadolescente es un niño que tiene entre 9 y 12 años. A pesar de estar a punto de convertirse en adolescentes, muchos de ellos aún son tratados como infantes. Este puede ser tu caso. Sin embargo, puedes evitar que los demás te traten así aprendiendo a comportarte de forma madura.

Pasos

  1. Obedece a tus padres. Una parte importante de la madurez implica respetar a tus padres. Ellos saben lo que es mejor para ti. Por ejemplo, si tu madre te dice que limpies tu cuarto, no discutas, solo hazlo. Asimismo, la próxima vez que tu papá te diga que hagas tu tarea, solo hazla. Ten presente que lo que dicen lo hacen porque te quiere y solo desean lo mejor para ti. Si no estás de acuerdo con su punto de vista o piensas que están siendo injustos, piensa con calma un argumento razonable (debate) pero no te pongas a gritar.
  2. Sé un buen estudiante. Parte de la madurez implica ser alguien confiable. Tus profesores son como tus padres (quieren lo mejor para ti), así que esfuérzate en la escuela. A continuación, te mostramos algunos consejos para ser un buen estudiante:
    • Estudia para los exámenes. Estudiar mejorará considerablemente tus posibilidades de aprobar un examen. A su vez, esa calificación puede afectar tus calificaciones globales en determinada materia. Asegúrate de revisar tus apuntes antes de un examen para recordarlo todo. No estudies a última hora; tómate tu tiempo.
    • Toma buenos apuntes. Tomar buenos apuntes te ayudará a retener la información más importante. Esto también aumentará tus posibilidades de aprobar un examen. Organiza tus apuntes en tu carpeta escolar o en un cuaderno según la materia. Tanto la carpeta como el cuaderno te ayudarán a encontrar tus apuntes con mayor facilidad.
    • Aprovecha la etapa escolar. Pon todos tus esfuerzos en aprender mientras estás allí. Ciertamente, es tentador ponerse a hacer bromas en clase y hablar con tus amigos, pero siendo realistas, ¿qué es lo que te servirá más en unos veinte años? Por ejemplo, ¿qué es más importante?, ¿tus calificaciones en secundaria o las bromas que hiciste en quinto o sexto de primaria?
  3. Sé honesto. La honestidad es una parte importante de la madurez. Di la verdad, no importa qué tan adversa sea la situación. Si lo haces, los demás te respetarán por tu honestidad y es muy posible que te consideren alguien maduro. Si no dices la verdad, la gente dejará de confiar en ti y te seguirán tratando como un infante.
  4. Demuestra buenos modales. Los buenos modales también son parte importante de la madurez. ¿Quién no disfruta la compañía de alguien cortés? A continuación, te mostramos algunos consejos para comportarte como todo un caballero o dama:
    • Mira a la gente a los ojos cuando te hablen. Si los miras de forma directa, sabrán que te diriges a ellos. Asegúrate también de mirarlos a los ojos. Así demostrarás que les estás prestando atención.
    • Mastica con la boca cerrada. Si comes con la boca abierta, dejarás a la vista los trozos de comida que estés masticando.
    • No hables cuando tengas comida en la boca.
    • No pongas tus codos en la mesa cuando estés comiendo.
    • Sé educado. Agradece a las personas cuando te lleven a alguna parte, por una comida, etc.. Mantén un vocabulario apropiado. Así demostrarás tu respeto y madurez. Por ejemplo, en vez de decir: "¡Dame tu cuaderno!", intenta: "¿Podrías prestarme tu cuaderno, por favor?"
    • Piensa antes de hablar. Si quieres decir algo, piensa en cómo tus palabras serán interpretadas. Esto demuestra madurez y buen juicio. Por ejemplo, ten cuidado antes de hacer un comentario sobre otra persona, ya que esta podría interpretarlo como una ofensa o sentirse herida.
  5. Sé amigable. Nadie disfruta la compañía de gente desagradable (esto incluye a quienes no son amigables). Haz tu mejor esfuerzo por mantener una actitud positiva y sonreír siempre. Así te ganarás el favor de la gente. Asegúrate de saludar a las persona que conozcas cuando las veas y preguntarles cómo les va.
  6. Obtén un trabajo de medio tiempo en vez de pedir dinero a tus padres. Pasear perros, lavar autos y otras actividades pueden brindarte dinero extra. Obtener un trabajo no solo demuestra que eres maduro, sino que también eres diligente (el trabajo duro es parte de la madurez).
  7. Mantén una buena higiene personal. Mantener una buena higiene es parte de ser maduro. Nadie querrá estar contigo si no te aseas. A continuación, te mostramos algunos consejos para mantener una buena higiene personal:
    • Mantente tan limpio como puedas. Toma baños regularmente. Limpia las partes de tu cuerpo que sean visibles, como tu cabello y rostro. Lucir presentable es importante, sobre todo en público.
    • Cuida tu apariencia. Si vas a salir en público, lleva la vestimenta adecuada. Por ejemplo, no lleves un atuendo casual si vas al trabajo, a menos que se considere pertinente.
    • Elimina los malos olores. Báñate a menudo, usa jabón y aplica desodorante. El hedor corporal puede causar una mala impresión, algo que ciertamente no se considera apropiado ni maduro.
  8. No te quejes de todo. Todos, hasta los adultos, nos quejamos sin saberlo. A veces, simplemente lo hacemos. Cuando afrontamos una decepción, la reacción natural es quejarnos, pero hacerlo da la impresión de que fuéramos inmaduros y malcriados. Lucirás más sofisticado y maduro si permaneces calmado y evitas molestarte.
  9. Sé un líder. Piensa en un ejemplo de persona madura que admires. Muchos de ellos son líderes, ¿no es cierto? Cuando demuestras capacidad de liderazgo, las personas te buscan y te consideran maduro.
  10. Vístete bien. Si luces arreglado y vistes ropa decente, das una impresión de madurez. A continuación, te brindamos algunos consejos lucir impecable:
    • Evita los pantalones cortos, los tops y los peinados muy a la moda. Si quieres lucir más maduro, luce colores más oscuros y tenues. Esto no quiere decir que tengas una apariencia macabra o de emo, pero en vez de llevar colores como el naranja neón, considera usar un naranja otoñal.
    • Si te gustan los colores brillantes, simplemente lúcelos. Los adultos también los usan todo el tiempo. Pero sé moderado. No luzcas como un arcoíris. En vez de eso, lleva una prenda de color brillante y otras que la complementen.
    • Una apariencia madura incluye cortes geométricos y diseños complejos bonitos pero razonables. Tus camisetas no deben tener estampados inmaduros o patrones ridículos y confusos. Si los llevas, solo te harán lucir como un niño maleducado que no sabe lo que hace.
  11. Vigila tus palabras. Insultar no te hace ver genial, sino como un niño inmaduro y estúpido (lo contrario a tu objetivo). Elimina las malas palabras de tu vocabulario y reemplázalas con unas más apropiadas e interesantes.
    • Por ejemplo, usa la palabra “léxico” en vez de “vocabulario”. Busca palabras que te hagan ver más inteligente. Si tienes tiempo, lee el diccionario. Puede sonar ridículo, pero el diccionario no es difícil de leer. En realidad, contiene información puntual que te ayudará en otros aspectos de tu vida. Ser un niño que lee el diccionario salta a la vista.
    • Ten presente que tus palabras tienen poder. Lo que digas puede alegrar a algunas personas y lastimar a otras.
    • No seas chismoso. Haz todo lo posible por no hablar mal de nadie. Los chismes los hace la gente sin educación. Ellos lo hacen porque no tienen nada más interesante en sus vidas sobre lo que conversar y dependen de las desgracias de otras personas para hablar. Los rumores provocan odio y desconfianza en las personas, algo que tú no aspiras hacer. No te gustaría ser conocido como el chismoso de la escuela. Si hablas mal de otras personas, ellas te responderán con la misma moneda. Si tus amigos empiezan a hablar de algún chisme, cambia de tema, pero si solo se dedican a hablar de eso, probablemente sea momento de cambiar de grupo.
  12. Observa cómo actúas. Sé más responsable con las cosas que hagas. Acepta las consecuencias de tus errores y pide perdón (es lo que la gente madura hace). Muchas personas que cometen errores se dan cuenta que pudieron haberlos evitado si hubieran escuchado y seguido las advertencias y consejos básicos de sus padres.
    • Ten presente que tus padres nunca te darán más responsabilidades de las que puedas manejar. Cuanto menos responsable seas, menos cosas te dejarán hacer. Si quieres más responsabilidades, trata de hacer más cosas en tu casa y más por las personas en general. Sé voluntario, cuida niños, lava los platos, etc. y tus padres estarán más dispuestos a ayudarte.
  13. Sé amable. Si tu hermano empieza a llorar, no lo golpees. Confórtalo o solo retírate. Habla con tus padres si te molesta demasiado, pero siempre mantén la calma. Si gritas o insultas te verás inmaduro.
  14. Trata bien a tus padres. En muchas ocasiones, ustedes estarán en desacuerdo, pero recuerda que ellos tienen la ventaja. Como hijo, los obedecerás ya sea por las buenas o por las malas.
    • Sé asertivo. Cuando discutan sobre tus desacuerdos, mantén la calma y actúa razonable con tus padres. Si lo haces y ellos no ceden, solo di "está bien" y retírate. Aunque no sea lo más beneficioso (para ti) y estés molesto, no pierdas los papeles. Así demostrarás a tus padres que puedes manejar las decepciones con elegancia y madurez. Tus padres son los guardianes de tu libertad. Trátalos bien y verás cómo obtienes buenos resultados como respuesta.

Consejos

  • Siempre ten presente que lo que hagas hoy afectará tu futuro. Los hábitos que formes y la forma en la que trates a las personas serán parte de tu personalidad, así que asegúrate de hacer lo correcto.
  • Siempre pregunta a algún adulto antes de salir con tus amigos, llevar maquillaje, tener un enamorado o enamorada, etc.
  • Habla con tus amigos sobre temas más maduros.

Advertencias

  • No quemes etapas. Aunque sea genial ser un niño maduro y ganarte el respeto de los adultos, también debes saber cuándo relajarte y divertirte. Hazte un espacio y disfruta de tu niñez, porque no durará mucho y terminará antes de que te des cuenta.
  • No pienses que eres mejor que los demás si eres más maduro que ellos. Esto es muy inmaduro y no conduce a nada. Recuerda que siempre aprendemos algo todos los días sin importar la edad que tengamos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página