Cómo tasar tus obras de arte

Tasar una obra de arte consiste en darle un valor monetario a una pintura, una escultura o cualquier otra obra artística. La tasación es un arte, no una ciencia, y las tendencias del mercado pueden causar rápidamente fluctuaciones en los precios. Si bien la mayoría de personas contratan a un experto en tasación para llegar a un valor monetario, es posible calcular un estimado por ti mismo mediante el uso de cierta información. Si acabas de comprar una pieza de arte, te estás preparando para vender una o simplemente tienes curiosidad, aquí te diremos cómo hacer que tu tasación sea mucho menos arbitraria.

Evalúa el arte mismo

  1. Investiga acerca de la producción del artista. ¿Cuántas obras de arte completó el artista? La producción del artista en general afecta al precio de manera significativa. Las obras de los artistas más prolíficos tienden a valer menos que las de los artistas que simplemente produjeron menos, siempre y cuando se encuentren en igualdad de condiciones.
  2. Averigua si existen réplicas. ¿La obra es única? Debido a la oferta y la demanda, las obras únicas valen más que las que cuentan con réplicas. Por este motivo, una pintura suele valer más que un grabado o una litografía, simplemente hay menos pinturas en el mercado.
  3. Determina en qué etapa de su carrera el artista culminó la obra. ¿Culminó la obra en una etapa temprana o en el ocaso de su carrera? Cabe señalar que las obras de arte culminadas en una etapa temprana de la carrera de un artista suelen valer más que aquellas culminadas en una etapa posterior.
    • ¿Cuál es el motivo? Si bien no es cierto en todos los casos, las obras culminadas en una etapa temprana tienden a ser más atrevidas, apasionadas e impredecibles; en ocasiones debido al deseo del artista de formarse una reputación. Muchos tasadores consideran que a medida que un artista va estableciendo una carrera más sólida, su arte pierde parte de su atrevimiento y su audacia. Algunas veces, esta previsibilidad artística se tiene en cuenta en la tasación.
  4. Pregúntate si la obra refleja el estilo del artista. Las obras de arte que reflejan la estética del artista suelen tasarse con un mayor precio que las obras que no representan o no guardan relación con la obra del artista.
    • El arte de Pablo Picasso se relaciona con un movimiento artístico llamado cubismo. En la actualidad, la obra más cara de Picasso, Le Rêve, vendida a principios del 2013 por $155 millones, refleja claramente esa estética. y simboliza el estilo de Picasso en general.
  5. Investiga si el artista es reconocido o si cuenta con una reputación. Los artistas suelen clasificarse en tres categorías de prestigio: reconocido, prometedor y desconocido. Las obras de los artistas que son reconocidos y cuentan con un amplio historial de colecciones casi siempre valen más que las de los artistas desconocidos.
    • ¿Cuánta atención capta el artista? Mientras más hablen de él en publicaciones importantes, mejor.
    • ¿Hay alguna exposición importante de las obras del artista en una alguna galería, o hubo alguna en el pasado? ¿El artista recibió alguna distinción de otras instituciones de arte, tales como premios, galardones o reconocimientos de sus logros?
    • ¿Algún museo posee obras del artista? Los artistas cuyas obras de arte se encuentran en museos gozan de un alza importante en el valor de sus obras.
  6. Ten en cuenta que el tamaño importa. Por lo general, las obras de arte más grandes tienen un mayor valor que las más pequeñas, esto suele suceder debido al grado de dificultad implicado.
  7. Averigua si la pieza de arte perteneció a una persona famosa. Las obras de arte que pertenecieron a una persona famosa o reconocida, además de los artistas que las crearon, pueden ser más costosas que las piezas que no pertenecieron a nadie o que tienen problemas en su condición. Una pieza que esté rasgada, dañada por el agua, descolorida, o que presente algún otro daño puede generar una ganancia mucho menor que la de una pieza en perfecto estado. Ten en cuenta que una pieza que técnicamente no está dañada pero no luce tan vibrante como cuando la terminaron se considerará como una pieza con "problemas en su condición".
    • Limpiar la obra de arte o reparar los problemas relativos a su condición puede tener un impacto significativo en su valor. Limpiar y reparar una obra de arte puede mejorar las ganancias hasta en un 20 %.

Analiza la situación del mercado

  1. Investiga la demanda del mercado. En síntesis, ¿cuántas personas quieren comprar la pieza de arte? El arte se vende en un mercado, esto quiere decir que el valor de las piezas ofertadas en el mercado fluctúa según el deseo de los compradores de adquirir la pieza y el monto que están dispuestos a pagar por ella. Pregúntate si el mercado se encuentra en su punto más alto, en el cual la demanda suele ser alta, o en el más bajo, en el cual hay una reducción de la demanda.
    • Si una cantidad excesiva de piezas ingresa al mercado, el precio del mercado tiende a bajar; si todas las piezas se venden o si un nuevo grupo de compradores se vuelve activo repentinamente, el precio del mercado tiende a elevarse. Esto suele denominarse oferta y demanda.
  2. Analiza la liquidez. La liquidez, también llamada comerciabilidad, es el nivel de fiabilidad con el que un activo o un valor puede venderse sin afectar su precio de venta. En el mundo del arte, una alta liquidez significa que la pieza es relativamente fácil de vender y, por lo tanto, convertir su valor en dinero en efectivo. Una liquidez baja significa que es más difícil hacer esto, creando una barrera que no permite convertir un activo en dinero en efectivo.
  3. Analiza las tendencias del mercado. Las tendencias en los precios, relacionadas con la demanda, suelen ser el resultado de los cambios en las percepciones de las personas sobre el arte o de los cambios en sus circunstancias materiales.
    • A principios del 2010, los millonarios chinos que tenían mucho dinero empezaron a comprar arte asiático, elevando de forma significativa la demanda y marcando una nueva tendencia en el mercado.
    • Como resultado de esta tendencia, el arte de la India y de Asia se volvieron mercancías muy valoradas en el mundo del arte. Los coleccionistas están dispuestos a pagar un alto precio por las piezas de arte de este mercado.
  4. Coloca la obra de arte en un mercado primario o secundario. ¿La obra de arte fue vendida anteriormente? El mercado primario indica el valor de la obra de arte cuando se vendió por primera vez. El mercado secundario indica el valor de la obra de arte después de haber sido vendida al menos una vez. El valor del mercado secundario tiene una relación directa con el precio por el que la pieza fue vendida en el mercado primario.
    • Una de las cosas que debes verificar es si cuenta con un certificado de venta, en especial si tu pieza fue comprada en una subasta. Usar este documento como referencia hará que tu tasación final sea mucho menos subjetiva.

Determina el precio final

  1. Revisa el precio por el cual se vendieron otras piezas de arte similares. Si acabas de comprar una pintura impresionista similar a una pintura que fue vendida por $12 000, y ambas se encuentran en igualdad de condiciones, este precio te servirá de referencia para determinar el precio de tu pintura.
    • Cuando hagas comparaciones, siempre usa un rango de precios en lugar de un precio exacto. Los tasadores de arte suelen decir, por ejemplo, que una escultura vale entre $800 y $1200, en lugar de decir que vale $1000.
  2. Ten en cuenta que es difícil tasar las obras de arte únicas, y de alguna forma están más sujetas al cambio. Es difícil tasar una obra de arte si es verdaderamente única y si no existen obras similares con las cuales compararla. El precio tasado se considera especialmente volátil.
  3. Revisa la escala, la intensidad y el medio. La escala es el tamaño de la obra de arte y el nivel de detalle. La intensidad es el nivel de esfuerzo empleado para crear la obra de arte. El medio es la calidad de los materiales utilizados. Combina estos tres aspectos y tendrás una idea más clara del valor de tu obra de arte.

Consejos

  • Contrata a un tasador de arte si no estás seguro del precio estimado de una obra de arte. Una buena tasación te costará una cantidad de dinero fija que no se relaciona con el precio de la obra de arte.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página