Cómo responder cuál es tu ética de trabajo

La ética laboral se refiere a las actitudes, sentimientos y creencias de una persona con respecto al trabajo. El estado de la ética de trabajo de una persona determina la forma en la que se relaciona con sus responsabilidades profesionales, tales como el establecimiento de objetivos, la responsabilidad, la culminación de los trabajos, la autonomía, la fiabilidad, la cooperación, la comunicación, la honestidad, el esfuerzo, la puntualidad, la determinación, el liderazgo, la voluntad para trabajar y la dedicación. Una ética de trabajo sólida (es decir, una que abarque un enfoque positivo y productivo sobre el trabajo) es bien recibida en el entorno laboral. Por ello, es usual que las empresas les pregunten a sus empleados potenciales sobre su ética de trabajo. Como la ética de trabajo es un tema complejo e individual, es importante que prestes mucha atención a tu filosofía laboral para que puedas expresarte mejor cuando sea necesario.

Evaluar tu ética de trabajo

  1. Aborda tus prioridades con respecto al trabajo. ¿Tu trabajo es lo más importante para ti o existen otros aspectos más relevantes en tu vida?
    • Es posible que te parezca que tu trabajo es tu máxima prioridad y que eres capaz de ajustar tus otras responsabilidades alrededor de tu vida laboral.
    • Una persona que tenga un equilibrio saludable entre el trabajo y los asuntos personales es un candidato atractivo para la mayoría de las empresas. Es posible que muchas empresas incluso te pregunten sobre tus intereses fuera del campo profesional.
  2. Examina tu relación con tu trabajo actual. Con el fin de que puedas responder mejor sobre tu ética de trabajo, en primer lugar tienes que tener un conocimiento profundo acerca de tu relación personal con tu trabajo. Ten en cuenta lo siguiente:
    • Tu actitud hacia el trabajo se relaciona con la manera en la que abordas tus responsabilidades laborales. Una persona con una ética de trabajo sólida tiene una actitud positiva y dispuesta cuando se trata de esforzarse en un trabajo.
    • Tus sentimientos sobre el trabajo se relacionan con la manera en que este afecta tu desempeño, lo cual es un factor importante que contribuye a tu ética de trabajo en general. El trabajo puede hacerte sentir con energía, orgulloso y optimista con respecto a ti y a tus logros. Por otro lado, es posible que sientas que el trabajo te estresa.
    • Tus creencias sobre el trabajo corresponden al rol que le des al campo laboral con relación a la vida misma. Por ejemplo, es posible que creas que el trabajo construye el carácter y que es vital para tener una vida equilibrada.
  3. Prepara un esquema sobre cómo te sientes con relación a los diferentes aspectos de tu trabajo. Anotar estas ideas puede ayudarte a recordar los detalles importantes de tu ética laboral y tus habilidades para cuando vayas a una entrevista.
    • ¿Cómo te sientes al trabajar con otras personas? Describe las ventajas y desventajas de trabajar directamente con otras personas y tratar a los clientes.
    • ¿Cómo te sientes con respecto al aprendizaje continuo y la ampliación de tus habilidades? Describe tus actitudes y sentimientos con respecto a invertir tiempo adicional en tu capacitación profesional.
    • ¿Cómo te sientes al trabajar horas extra o al enfrentar situaciones complicadas? Describe en forma general tu actitud al momento de trabajar horas extra o al enfrentar situaciones desconocidas y difíciles.
  4. Piensa en los casos específicos que se dan en tu profesión. Estos casos te ayudarán a describir detalladamente la manera en la que tu ética de trabajo te ha beneficiado en tu carrera. Los casos pueden ser situaciones como:
    • Trabajar en equipo. ¿Ha habido momentos específicos en los que te resultó difícil o beneficioso trabajar en equipo? ¿De qué manera el trabajo en equipo te ayuda u obstaculiza?
    • Tratar con un cliente difícil. ¿Alguna vez pasaste por una situación complicada con un cliente? ¿Cómo abordaste el problema de tratar con un cliente en una situación complicada mientras tenías en cuenta sus necesidades y las restricciones de la empresa?

Responder las preguntas sobre tu ética de trabajo

  1. Prepárate para las preguntas sobre tu ética de trabajo. Otras preguntas relacionadas con este aspecto podrían ser acerca de tu actitud con respecto a tu trabajo actual, tu desempeño laboral, tu capacidad para trabajar con otras personas, tus habilidades, etc.
    • Es posible que las preguntas sobre tu ética de trabajo no sean exactamente "Describe tu ética de trabajo" o "¿Cuál es tu ética de trabajo?".
    • Algunas preguntas parecidas para conocer la ética de trabajo de una persona son "¿Cómo te describes a ti mismo?", "¿Cómo te sientes al trabajar en equipo?" o "¿Cómo te sientes con respecto a la capacitación y el aprendizaje de nuevas habilidades?".
  2. Brinda una respuesta honesta que muestre una ética de trabajo sólida. Elige características de tu actitud, sentimientos y creencias sobre el trabajo para dar una respuesta sincera y que represente de la mejor manera tu filosofía laboral.
    • Por ejemplo, podrías indicar que realizas tu trabajo con dedicación, ya que crees que debes hacer todo lo posible para sentirte realizado y satisfecho.
    • También podrías decir que haces todo lo posible para asegurarte de disfrutar tu trabajo y que esto te ayuda a completar tus tareas con entusiasmo.
    • Enfatiza que consideras el trabajo como una experiencia de aprendizaje continuo y que siempre buscas nuevas capacitaciones y talleres que te permitan expandir tus habilidades y contribuir al lugar de trabajo en formas innovadoras. Las empresas buscarán personas que quieran aumentar sus conocimientos en su trabajo y que aporten nuevas ideas en su equipo.
  3. Usa ejemplos de la vida real para respaldar tu respuesta. Considera las situaciones en las que has estado y que ejemplifiquen la ética de trabajo que afirmes tener.
    • Por ejemplo, si dices que le das una prioridad alta a la honestidad, menciona una situación en la que tuviste que ser muy sincero frente a una circunstancia complicada.
    • Si afirmas que trabajas bien con otras personas, menciona un proyecto grupal al que contribuiste exitosamente.
  4. Describe una situación difícil de tu trabajo anterior y la manera en que la resolviste. Describe cómo solucionaste el problema y trabajaste con los demás para llegar a una solución.
    • Usa ejemplos concretos. Podrías decir algo como "Un cliente tenía un problema con su cuenta y se molestó mucho. Sin embargo, pude mantener la calma y traté de entenderlo mientras me esforzaba para resolver su inconveniente. Tuve que trabajar directamente con el gerente para llegar a una solución que satisfaga las necesidades del cliente y las de la empresa al mismo tiempo. Al final, el cliente se alegró gracias a la solución y a la manera en que trabajé eficazmente con mi equipo".

Hacer preguntas durante la entrevista

  1. Haz preguntas acerca del puesto de trabajo. Las empresas se interesan más en los candidatos que hacen preguntas durante la entrevista. Hay muchas preguntas buenas que puedes hacer para contestar a las dudas sobre tu personalidad, ética de trabajo y habilidad para trabajar con otras personas, tales como:
    • "¿Cuáles son las habilidades y experiencias que la empresa busca en el candidato ideal?". Esta es una buena oportunidad para que el empleador ponga las cartas sobre la mesa y describa exactamente a la persona que busca. Esta puede ser una buena manera de seguir hablando sobre aspectos personales o de tu ética de trabajo que no cubriste anteriormente.
    • "¿La empresa ofrece capacitación profesional o educación continua?". Esta es una manera excelente de demostrar que te interesa seguir aprendiendo formas nuevas de hacer tu trabajo y que estás dispuesto a crecer junto con la empresa.
  2. Haz preguntas sobre el ambiente de equipo en la empresa. Esto demuestra que te interesa ser parte de un equipo exitoso y que piensas en la manera en la que puedes ayudar a los demás con tus habilidades.
    • "¿Puedes hablarme acerca del equipo con el que trabajaré?". Esta pregunta demostrará que sabes que trabajarás en un ambiente de equipo, lo cual puede llevar a la oportunidad de mencionar que anteriormente trabajaste bien con otras personas.
    • Describe la manera en la que tu actitud y enfoque con respecto al trabajo encaja en la empresa o en la filosofía del equipo. Puedes decir algo como: "Soy eficaz cuando trabajo en equipo. En primer lugar, evalúo dónde puedo usar mis habilidades de la manera más eficaz dentro de un proyecto grupal y después ofrezco estrategias en esa área. Además, brindo apoyo y comentarios positivos a mis compañeros de trabajo".
  3. Evita las preguntas sobre los beneficios y pagos. No es buena idea que hagas preguntas sobre los beneficios, los días libres, los cambios sobre el horario de trabajo, los chismes que has escuchado o asuntos demasiado personales del entrevistador.
    • Cíñete a las preguntas específicas sobre el puesto de trabajo, los aspectos generales de la empresa y el equipo con el que trabajarás.
    • Puedes preguntar sobre los beneficios y el salario durante el proceso de contratación, en vez de hacerlo en la entrevista inicial.

Consejos

  • Con respecto a las preguntas sobre la ética de trabajo durante la entrevista, los entrevistadores a menudo buscan personas que tengan una actitud positiva, sepan cómo trabajar en equipo, tomen la iniciativa, sean lo suficientemente flexibles como para realizar varias tareas, sean buenos con la administración del tiempo y nunca dejen de aprender.
  • Vístete para ganar. Invierte en un traje formal que esté limpio y te quede bien. No uses ropa sucia ni arrugada, y evita las fragancias y los colores fuertes.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página