Cómo desarrollar una cultura de mejora continua

Una cultura de mejoras constantes es esa en la que los individuos crecen, aprenden y contribuyen al bien común. Los colegios, el entorno de trabajo, las comunidades y las familias tienen el potencial de mejorar constantemente. A base de la comunicación continua, compartir información, asesoramiento y recompensas, los individuos y los grupos pueden progresar hacia una meta personal y organizativa. Aquí tienes los pasos para desarrollar una cultura de mejora continua.

Pasos

  1. Comunica tus expectativas. En un ambiente escolar, las expectativas pueden incluir atención regular, participación en clase y completar los deberes. En un ambiente empresarial, se puede requerir a los individuos que sean puntuales, acudan a las reuniones regulares, entreguen los proyectos a tiempo y contribuyan a la mejora de los mismos. Todas las expectativas deberían ser comunicadas claramente para desarrollar una cultura de continua mejora.
  2. Proporciona información y entrenamiento. La mejora constante requiere el aumento de sabiduría y habilidades.
    • Programa sesiones de entrenamiento en curso. Identifica las habilidades individuales que se requieran para la mejora constante y proporciona oportunidades para que los miembros del grupo fortalezcan esas habilidades. Las sesiones de entrenamiento deberían ser diarias, semanales o periódicas, dependiendo en esa habilidad particular.
    • Responde las preguntas. Según las personas vayan aprendiendo cosas nuevas, tendrán preguntas que hacer. Estate disponible para guiar a los que te pregunten.
  3. Evalúa la sabiduría y las habilidades. Ya sea que estés enseñando a un grupo de alumnos o administrando un grupo empresarial, utiliza herramientas de evaluación para ver el progreso de los individuos. En la escuela puedes evaluar el progreso administrando exámenes regulares. En un ambiente corporativo puedes hacer tests de habilidades computerizados u observaciones formales.
  4. Explica a cada uno por qué importan. La gente necesita saber que su contribución marca una diferencia. Sus ideas, preguntas y opiniones son contribuciones importantes que tienen el potencial de generar nuevas maneras de hacer las cosas.
  5. Proporciona ánimos para desarrollar una cultura de mejora constante. Elogia a los individuos cuando muestren progresos en el dominio de alguna técnica. Esto es especialmente importante cuando se han esforzado mucho en aprender y mejorar.
    • Organiza ceremonias de reconocimiento. Elogia públicamente a los individuos por su excelencia en un logro en particular para aumentar la motivación. Sé específico en lo que han conseguido y por qué es importante. Esto también anima a otros a trabajar más duro para mejorar sus habilidades y conocimientos.
    • Establece programas estimulantes. La posibilidad de ser galardonado por un premio económico o un regalo puede motivar a un individuo a trabajar en mejoras constantes.
    • Ofrece ascensos por mejoras continuas. En un ambiente escolar, hacer bien un examen puede significar que un estudiante pueda tener privilegios especiales. En el trabajo, un ascenso puede significar un aumento del sueldo o trabajar en proyectos más interesantes.
  6. Muestra coherencia en tu enfoque. Cualquiera que sea tu estrategia para el desarrollo, cíñete al plan si funciona. Los individuos necesitan saber que el programa de recompensas que encuentran tan motivador estará presente dentro de 6 meses, cuando hayan desarrollado las habilidades necesarias.
  7. Deja espacio para la experimentación y los fallos. La gente aprende a través de un proceso de ensayo y error. Por ejemplo, un programador informático puede crear docenas de productos diferentes antes de crear la versión más ideal.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página