Cómo analizar una adquisición

A menudo, las empresas grandes compran a otras empresas (también conocido como “adquisición”) por distintas razones: quizá la empresa más pequeña no tiene los fondos necesarios para continuar con su operación efectivamente y decide ponerse a la venta. También puede ser que ambas empresas fusionen sus recursos haciendo que una sea la “madre” de la otra. Si eres un inversionista en una empresa que tiene intenciones de adquirir otra compañía, hay varios pasos que puedes realizar para analizar cómo la adquisición puede afectar tu inversión.

Pasos

  1. Determina por qué tu empresa está considerando comprar la otra compañía y toma una decisión sobre si las razones tienen un buen argumento que justifique la compra, como un incremento en la cuota de mercado o si se trata de una adquisición de un nuevo producto popular.
  2. Lee varios artículos escritos por analistas independientes que proveen información y comentarios sobre ambas empresas.
  3. Determina por qué la empresa está a la vente. Por ejemplo, si está perdiendo dinero y por qué.
  4. Investiga si la empresa a la venta tiene una gran cantidad de deuda que debe ser asumida por tu compañía. Esto puede ser favorable para tu empresa, si puedes refinanciar la deuda con una tasa de interés más baja, pero también puede ser un esfuerzo financiero si no lo logras.
  5. Investiga si la empresa en venta tiene riesgos por responsabilidad, como demandas judiciales pendientes.
  6. Evalúa si la adquisición agrega valor a tu compañía. Esto puede ser reconocimiento de marca o una buena reputación por el servicio de atención al cliente.
  7. Investiga si necesitarás incrementar la mano de obra, espacio de oficina y otros servicios luego de realizar la compra. Esto puede significar una carga financiera adicional.
  8. Determina si va a haber gastos extra, como aquellos asociados a los empleados que ya no serán necesarios en la empresa que está a la venta después del proceso de adquisición. Esto incluye a los ejecutivos que quizá tengan un interés establecido en la empresa y quizá puedan costar bastante dinero a tu compañía.
  9. Decide si ambas compañías son compatibles en base a la línea de producto (si se aplica). También puedes revisar la compatibilidad de sus sistemas de información o cualquier otro tipo de línea de producto.
  10. Evalúa si la adquisición reestructurará cualquier operación. Por ejemplo, comprar una compañía que provee partes para tu producto.
  11. Averigua el precio de compra, que usualmente es entregado a los inversionistas, para determinar si es razonable. El precio de compra usualmente está basado en el precio de las acciones de la compañía más un porcentaje.
  12. Investiga los precios de las acciones de la empresa que está a la venta para determinar si están inflados temporalmente (para que la empresa que realiza la compra pague más).
  13. Determina cómo será pagada la nueva empresa, sea en efectivo o en acciones de la empresa que hace la compra. Esto te puede dar más información sobre si tu compañía tiene una base financiera sólida con la que puedes trabajar y costear la adquisición.
  14. Determina cómo las ganancias de las acciones de tu compañía cambiarán, mirando el historial de ganancias de la empresa y las proyecciones hechas por analistas financieros para las ganancias futuras luego de que ambas empresas se fusionen. Las ganancias proyectadas deberían mostrar un incremento si la adquisición es exitosa.
  15. Investiga los antecedentes de ambas compañías para determinar sus culturas internas, tipos de trabajadores y procedimientos de operación. También debes determinar cómo la administración de cada empresa trabaja con sus empleados y la estructura corporativa. Esto te puede brindar más información sobre qué tan compatibles serán ambas empresas y si la adquisición es amigable. Una compra “hostil” podría dañar la reputación de tu compañía.

Consejos

  • La CCS (Comisión Nacional del Mercado de Valores, por sus siglas en inglés) provee información sobre compañías en “declaraciones de representante” para los accionistas en temas que se discuten en las reuniones de accionistas. Esta es una buena fuente para averiguar información sobre deudas, litigaciones pendientes o precios de las acciones. Otra fuente son los reportes “Q-10” o “10-K”. Estos reportes son emitidos por las compañías (según el requerimiento) a la CCS regularmente y contienen toda la información pertinente que necesitarías para hacer un análisis fundamentado.
  • Si no puedes proyectarte o tu investigación no te da una proyección positiva del precio de las acciones, puedes considerar liquidar tus acciones luego de un periodo específico de tiempo después de la adquisición durante el cual no veas incremento en sus valores. Este periodo puede ser de un año. Antes de hacer esto, asegúrate de realizar tu investigación una vez más para determinar si las proyecciones son positivas.

Cosas que necesitarás

  • Acceso a información pública de la compañía que compra
  • Artículos hechos por analistas financieros sobre la compañía que compra
  • Precio de compra
  • Precio de las acciones de ambas compañías
  • Proyecciones sobre el precio futuro de las acciones
  • Calculadora
  • Papel, lápiz o lapicero
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página