Cómo mantener en privado tu vida personal en el trabajo

Los problemas personales pueden consumirnos tanto que muchas veces nos es difícil mantenerlos alejados de nuestro tiempo de trabajo. Pasas la mayoría de tiempo en el trabajo, entonces ¿cómo puedes despojarte de los asuntos personales que pueden ser muy estresantes e incluso a veces traumáticos? Si se trata de una preocupación menor o de algo más serio, existen pasos que puedes tomar para mantener en privado tu vida personal en el trabajo de modo que no afecte de forma negativa o ponga en peligro tu trabajo.

Pasos

  1. Ten una actitud positiva acerca de tu situación personal y comprende que la vida a veces pondrá a prueba tu fe, y que necesitas ver la luz al final del túnel si alguna vez quieres alcanzarla.
  2. Deja en casa el “yo privado” y permite venir al trabajo sólo al “yo profesional” siempre que sea posible. La realidad es que no debes llevar los asuntos personales a la oficina. Si haces del conocimiento común tus problemas, después pueden culparlos cuando tengas problemas en el trabajo. No quieres que tu jefe piense que no eres capaz de separar tu vida personal de tu trabajo. Podría perder la fe en tus habilidades.
  3. No te dejes atrapar en conversaciones personales en el trabajo con un grupo colegas bien conocidos como chismosos si quieres mantener una vida personal en la oficina. Si sabes quienes son los colegas que a veces sacan a relucir conversaciones personales que se revelan a un alto grado, entonces aléjate de ellos. Puedes sentirte inclinado a revelar tus asuntos personales, ya sea que en el momento lo hayas hecho de buena o mala gana, luego lamentarás ser tan abierto.
  4. Reconoce quiénes son tus amigos en el trabajo y a quiénes puedes confiarle tus asuntos personales. La hora del almuerzo puede ser una gran oportunidad para tomarte un tiempo y compartir tus asuntos personales. Puedes también escoger un amigo con actitud positiva ya que podría ser un oyente motivador. Sólo recuerda que debes corresponder a ese hombro en el que has llorado hacia porque puede que ese amigo no esté dispuesto a escucharte solo a ti.
  5. Consigue el apoyo que necesitas. Si no tienes amigos cercanos en el trabajo en los que puedas confiar, entonces busca ayuda profesional fuera del trabajo. Cuando tus asuntos personales te consumen tanto, realmente necesitas hablar con alguien en vez de guardártelos. El consejo profesional puede darte un gran alivio del estrés si no tienes a alguien más en tu vida en quién confiar
  6. Únete a un grupo de apoyo de otros en tu comunidad o iglesia. El estar con personas que tienen los mismos problemas o preocupaciones que tú, puede ser un gran alivio. Este podría ser un foro útil para abrirte completamente y compartir tus asuntos personales sin preocuparte de la información que compartas y de que afecte negativamente tu trabajo.
  7. Mantén el control de tus problemas personales en el trabajo. Asegúrate de que estás atendiendo tus asuntos personales y trabajando para resolverlos y ponerles fin, de ser posible. Aún en el caso de la muerte de un familiar o un divorcio, todavía puedes crear un plan de acción para lidiar con la situación. La realidad es que, si tu trabajo lo es todo para ti, debes encontrar una salida del agujero y así no perderás tu trabajo ni añadirás a tu estrés.

Consejos

  • Tómate tu tiempo para concentrarte y cuidar de ti mismo. Si esto requiere tomar un pasatiempo o consentirte, que así sea. No se trata sólo de ti en el trabajo, pero sin duda sí puede tratarse sólo de ti en casa.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página