Cómo usar las afirmaciones efectivamente

Las auto-afirmaciones son declaraciones positivas o auto-scripts que pueden condicionar la mente subconsciente para que puedas desarrollar una percepción positiva de ti mismo. Las afirmaciones pueden ayudarte a cambiar comportamientos perjudiciales o a lograr las metas, y pueden también ayudar a cambiar el daño causado por guiones negativos, esas cosas que repetidamente nos decimos a nosotros mismos (o que otros repetidamente nos dicen) que contribuyen a una auto-percepción negativa. Las afirmaciones son fáciles de crear y de utilizar, pero necesitarás dedicación para hacer que funcionen. Aquí hay algunos consejos para ayudarte a obtener el máximo provecho de estas poderosas herramientas. Observa y escúchalas un par de veces al día hasta que se conviertan en un pensamiento automático.

Pasos

  1. Piensa en tus atributos positivos. Haz un balance de ti mismo al hacer un inventario de tus mejores cualidades, habilidades, u otros atributos. ¿Eres magnífico? Escríbelo. ¿Eres un gran trabajador? Toma nota de ello. Escribe cada cualidad en una pequeña oración, empezando con "yo" y utilizando el tiempo presente: "soy hermoso(a)," por ejemplo, o "soy generoso(a)". Estas declaraciones son afirmaciones de quien eres. Rara vez nos enfocamos en las cosas que realmente nos gustan de nosotros mismos, en lugar elegimos pensar en las cosas que nos gustaría cambiar. Un inventario te ayudará a romper ese ciclo, y usar esas afirmaciones para ayudarte a apreciar quien eres te dará la confianza que necesitas para aceptar tus afirmaciones sobre quien quieres llegar a ser.
  2. Piensa en qué guiones negativos quieres contrarrestar o cuáles son los objetivos positivos que deseas lograr. Las afirmaciones pueden ser extremadamente útiles para contrarrestar las percepciones negativas que has desarrollado sobre tu appariencia, tus habilidades o tu potencial (nos referiremos a este tipo de afirmaciones como "contra-guiones"). Las afirmaciones también pueden ayudar a lograr objetivos específicos, como perder peso o dejar de fumar. Haz una lista de tus objetivos o la auto-percepción perjudicial que quieres cambiar.
  3. Da prioridad a tu lista de cosas a trabajar. Puedes encontrar que tienes muchos objetivos o que necesitas muchos contra-guiones. Sin embargo, es mejor, concentrarse en sólo algunas afirmaciones a la vez, así que elige las que son más importantes o más urgentes y trabaja con esas primero. Una vez que veas mejoras en aquellas áreas o logres esas metas puedes desarrollar nuevas afirmaciones de otro artículos en tu lista. Puedes intentar utilizando las afirmaciones que quieras en cualquier momento, pero es posible que desees no comenzar con más de cinco.
  4. Escribe tus afirmaciones. En el paso 1, conseguiste mucha práctica escribiendo afirmaciones basadas en tus cualidades positivas en el presente. Puedes utilizarlas solas como contra-guiones, o puedes agregar otras afirmaciones para influenciar tu comportamiento en el futuro. Las afirmaciones que vas a utilizar para influenciar cambios futuros deben seguir la misma forma básica que las del paso 1. Deben empezar con "yo", y ser cortas, claras y positivas. Hay dos tipos de afirmaciones orientadas al futuro que puedes utilizar para trabajar hacia las metas.
    • Declaraciones de "Yo puedo": Escribe una declaración afirmando el hecho de que puedes lograr tus metas. Por ejemplo, si quieres dejar de fumar, una declaración como "yo puedo dejar de fumar," es un buen comienzo. Muchos expertos recomiendan evitar cualquier tipo de connotación negativa, para que en lugar digas algo como "Yo me puedo liberar de fumar," o "Yo puedo ser libre de fumar."
    • Declaraciones de "lo haré": Escribe una declaración afirmando que el día de hoy "utilizarás" realmente tu capacidad para alcanzar tu meta. Así que, siguiendo el ejemplo anterior, puedes decir, "hoy voy a ser libre de fumar," o "hoy voy a fumar menos cigarros que ayer." Una vez más, la afirmación debe utilizar un lenguaje positivo y debe expresar simplemente qué es lo que harás el día de hoy para cumplir la meta de largo plazo.
  5. Haz que coincidan algunos de tus atributos positivos con tus metas. ¿Cuáles de tus cualidades positivas que afirmaste en el paso 1 te ayudarán a lograr las metas que estableciste? Si estás dejando de fumar, por ejemplo, es posible que necesites fuerza de voluntad y coraje, o puede que necesites refleccionar sobre el hecho de que eres hermoso(a) o que te preocupas por tu familia. Selecciona dos o tres de estas afirmaciones para apoyar tus afirmaciones orientadas a la meta.
  6. Realiza tus repeticiones visibles para que las puedas utilizar. La repetición es la llave para hacer afirmaciones efectivas. Quieres pensar en tus afirmaciones varias veces al día, todos los días. Hay muchas maneras para hacer esto.
    • Proponte escribir tus afirmaciones en un diario cada mañana cuando te despiertas y cada noche antes de ir a dormir. Repite las afirmaciones para ti mismo en esos momentos. Lo ideal sería que tus afirmaciones deben de ser lo primero en lo que pienses cuando te despiertes y lo último antes de que vayas a dormir.
    • Medita tus afirmaciones. Cierra tus ojos, calla al resto del mundo, y piensa en tus afirmaciones. Menciona y repite las palabras, pero piensa en lo que esas palabras significan para ti; piensa en tu futuro e intenta sentir las emociones que evocan las afirmaciones.
    • Deja tarjetas de recordatorios en varios lugares. Utiliza tarjetas de índice de 3X5 o notas adhesivas para escribir tus afirmaciones (una por tarjeta). Haz varias tarjetas por cada afirmación, y luego deja esas tarjetas en donde las vayas a ver: coloca una donde te sientas en la mesa de la cocina, pega una en el volante de tu carro, desliza una dentro del cajón de tu escritorio, o pega una en el monitor de tu computadora, etc. Cada vez que veas la tarjeta, leela y piensa en lo que significa.s
    • Lleva tus afirmaciones contigo. Haz una lista de tus afirmaciones y ponla en tu billetera o bolsa. Si necesitas animarte, o si te encuentras a punto de flaquear en tus metas, saca tus afirmaciones y leelas.
  7. Continúa utilizando tus afirmaciones. Entre más afirmes algo, tu mente lo aceptará con mayor firmeza. Si estás tratando de lograr una meta a corto plazo, utiliza tus afirmaciones hasta que lo logres. Si solo deseas utilizar las afirmaciones como contra-guiones, utiiza cada una siempre que lo desees. Observa y escucha las afirmaciones previamente realizadas en mini películas, reprodúcelas todos los días en tu carro camino al trabajo, antes de ir a dormir y tan pronto como te levantes.

Consejos

  • No te desanimes si tus afirmaciones no parecen ayudar desde el principio. En su lugar, piensa en cómo las estás utilizando. ¿Realmente te las crees? Si no crees en las afirmaciones, todavía pueden ser efectivas, pero tomará más tiempo. Si estás cansado de esperar, asegúrate de que tus objetivos son alcanzables y establece expectativas razonables para cuando las quieres acanzar. Utiliza afirmaciones para contrarrestar guiones negativos o para lograr metas pequeñas, y eventualmente vas a desarrollar la confianza para afrontar problemas más grandes.
  • Las afirmaciones pueden ser utilizadas en combinación con visualizaciones para incrementar la efectividad de ambas. Al visualizar tus afirmaciones, puedes hacerlas más reales en tu mente. Incluye visualización mental utilizando tus cinco sentidos (vista, oído, olfato, gusto y tacto) como corresponda.
  • Si no quieres que la gente se entere de tus afirmaciones, solo coloca tus recordatorios en lugares discretos. Sin embargo, recuerda, que es importante que "tu" las veas frecuentemente, o no harán ningún bien.
  • Si te encuentras repitiendo las palabras de tus afirmaciones como un loro, en lugar de concentrarte en su significado, cambia las afirmaciones. Puedes seguir afirmando las mismas metas o características, por supuesto, pero reformular tus afirmaciones puede rejuvenecer tu efectividad.
  • Si encuentras difícil creer que una afirmación se va a materializar, agrega "Yo elijo" a la afirmación."Yo elijo estar en mi peso ideal ," por ejemplo, o, "Yo elijo mantener un peso saludable con facilidad y sin esfuerzo."
  • Realiza una grabación con tu propia voz y reprodúcela mientras te quedas dormido. Algunas personas confían en este método.
  • NOTA: Se dice que si estás utilizando una versión grabada de una afirmación, debe de ser grabada en Segunda Persona, esto es utilizando "TU".
  • Ejemplo: "Tu estás manteniendo un cuerpo con peso saludable"
  • Conecta las emociones positivas a tus afirmaciones. Piensa cómo te sentirás al cumplir tu meta, o piensa lo bien que se siente el saber que eres bueno en algo. La emoción es un combustible que hace las afirmaciones más fuertes.
  • Pide a tus amigos que digan una versión de tus afirmaciones para ti. Por ejemplo; "Maryanne, estás comiendo tantos alimentos saludables. Debes sentirte muy bien." Las auto-afirmaciones son valiosas precisamente porque te liberan de una dependencia a la aprobación de los demás, pero las afirmaciones de otros pueden ser tan benéficas como los guiones negativos de otros son dañinos.
  • 'La Gratitud' es un tipo de afirmación: Una que dice lo siguiente: "Yo disfruto y valoro lo bueno en mi vida y confío en que hay más que viene a mi camino".
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página