Cómo ser un buen tutor

¿Tratas de ser un buen tutor pero a nadie le gustan tus métodos de enseñanza? Entonces lee este artículo y aprende del mejor.

Pasos

  1. Sé divertido, pero firme. Deja que tus estudiantes jueguen juegos divertidos, pero educativos, en la computadora. Dales descansos cortos de vez en cuando. Dales premios por buen comportamiento durante una sesión completa (como un caramelo al final de la lección).
  2. Dales descansos a tus alumnos. Los descansos no deben ser más largos de 5 minutos. Cuando trabajan por periodos largos y consecutivos están más propensos a perder la concentración. Necesitan descansos cada cierto tiempo, como todos.
  3. No les dejes trabajos que sean muy difíciles. Si están en primer grado, no esperes que sepan la raíz cuadrada o álgebra. Haz cosas simples con consistencia, como sumar y restar, o multiplicar y dividir, hasta que lo dominen. Enseña a tus alumnos cosas que deben saber de acuerdo a su grado.
  4. Sé justo. No grites a tus alumnos si se equivocan. No hagas reglas muy estrictas como mandarlos a detención por cometer pequeños errores. Es injusto y espanta las ganas de aprender. No seas tan duro si cometen pequeños errores como olvidar colocar un punto en una oración. Simplemente escribe en su papel “no olvides el punto la próxima vez”. Sin embargo, refuerza las reglas de disciplina y asegúrate de que tus estudiantes no crucen los límites. Mientras seas justo, divertido y entusiasta, serás un buen tutor.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página