Cómo convertirse en un masón

Los Masones, o FrancMasones, son miembros de la más antigua y grande fraternidad del mundo, con más de dos millones de miembros activos. La masonería se originó a finales del Siglo 16, o principios del Siglo 17, y sus miembros han incluido reyes, presidentes, eruditos y figuras religiosas. Aprende la tradición de la masonería y cómo llegar a ser miembro de esta estimada hermandad.

Prepararse para ser Masón

  1. Entiende los fundamentos de la masonería. La masonería fue fundada por hombres que compartían un compromiso para apoyarse unos a otros en amistad, compañerismo y servicio a la humanidad. Por miles de años, los hombres han encontrado satisfacción espiritual y filosófica como miembros de la fraternidad, la cual opera en los mismos valores fundamentales. Para poder convertirse en Masón, es necesario cumplir con estos requisitos:
    • Ser varón, salvo en las llamadas obediencias liberales, adogmáticas o mixtas que admiten mujeres.
    • Ser libre y de buenas costumbre.
    • En muchas de las jurisdicciones de la masonería, debes creer en un Ser Supremo, no importando tu religión. En otras obediencias puedes creer o no, ya que las cuestiones metafísicas se circunscriben al dominio exclusivo de la apreciación personal de sus miembros.
    • Tener la habilidad de sostener a tu familia.
    • Ser mayor de edad según la ley de cada país.
  2. Estar interesado en edificar el carácter y la moral. El lema del Masón es “los hombres mejores hacer un mundo mejor.” La masonería enfatiza el honor, la responsabilidad personal y la integridad personal y le ofrece lo siguiente a sus miembros:
    • Reuniones mensuales o bimensuales en la logias masónicas, las cuales son con frecuencia en iglesias o edificios públicos.
    • Enseñanzas de la historia de la Masonería, así como enseñanzas bíblicas.
    • Estímulo para vivir en bien de la humanidad e ideas para practicar la buena ciudadanía y actuar con caridad y amor.
    • Una invitación para participar en los ritos antiguos de la Masonería, incluyendo el saludo de mano, los rituales de iniciación y la libertad de usar el símbolo de la escuadra y el compás de la Masonería.
  3. Separar lo exagerado de la verdad. Los libros como “El Código Da Vinci” han perpetuado la noción de que la Masonería es una sociedad secreta con fines de dominar al mundo. Se dice que los símbolos escondidos están dispersos por Washington, D.C. y otras ciudades. La verdad es que los Masones no son parte de tal conspiración y que las personas que intentan unirse a la Masonería, esperando tener acceso a secretos, no está acercándose a la fraternidad con la intenciones correctas.

Solicitar membresía a la fraternidad

  1. Ponte en contacto con tu logia local. Por ejemplo en Barcelona, puedes hacerlo a través de este link: http://www.iod.cat/como-ser-mason/. La forma más fácil de empezar el proceso de iniciación es ponerte en contacto con las oficinas locales de la Masonería, las cuales usualmente aparecen en el directorio telefónico, y hazles una petición de membresía. Llena la forma de petición y envíala a donde se te indique. Hay algunas otras formas de iniciar el proceso.
    • Encuentra a un Masón. Muchos masones orgullosamente muestran el símbolo Masónico en la defensa del carro, sombrero y ropa. Se sienten felices de conversar con la gente que desea más información. Busca el letrero en la defensa de un carro que diga “Para ser 1 Pregunta a 1”, el cual se exhibe por los Masones con un particular interés en buscar peticiones de miembros nuevos.
    • Algunas jurisdicciones requieren que los miembros potenciales se acerquen a la hermandad por su propia iniciativa, pero otras permiten que sus miembros extiendan la invitación. Si has sido invitado a convertirte en Masón por un miembro conocido, siéntete seguro de dar los siguientes pasos.
  2. Acepta una invitación para reunirte con los Masones. Después que tu petición haya sido revisada, se te llamará a la Logia para una entrevista con un grupo de Masones que forman un Comité Investigador.
    • Se te harán preguntas concernientes a las razones por querer ser un Masón, tu historia y tu carácter.
    • Tendrás la oportunidad de hacer preguntas acerca de la Masonería.
    • El Comité Investigador pasará una semana o dos contactando referencias respecto a tu carácter y conduciendo una verificación de antecedentes. El alcoholismo, el abuso de las drogas, el abuso de la familia y otros asuntos pueden ser motivos para la negación. En algunos países esta investigación puede llevar años.
    • Los miembros de la Logia votarán para saber si te aceptan o no.
    • Si eres aceptado, recibirás una invitación para ser un miembro.

Convertirse en FrancMasón

  1. Empiezas siendo un aprendiz. Para ser Masón, debes pasar por el proceso de obtener tres grados simbólicos. El Aprendiz Iniciado es el primer grado e introduce a los candidatos a los principios básicos de la Masonería.
    • Se les hace hincapié sobre las verdades morales por el uso simbólico de herramientas de construcción.
    • Los aprendices deben ser competente en un catecismo (un libro de hechos acerca de una religión Cristiana en particular) antes de que puedan moverse al siguiente grado.
  2. Procede al Compañero Masón. El segundo grado continúa a inculcar en los candidatos los principios de su nueva membresía, especialmente su cercana asociación con las artes y la ciencia.
    • Los candidatos son probados en el dominio del conocimiento aprendido como aprendiz.
    • Los candidatos deben memorizar un segundo catecismo para completar el grado.
  3. Conviértete en Maestro Masón. El grado de Maestro Masón es el grado más alto que un Masón puede obtener y el más difícil.
    • Los candidatos deben demostrar dominio en los valores de la Masonería.
    • El cumplimiento de los grados se celebra con un ceremonia.
    • En los Estados Unidos, el tiempo promedio que transcurre de la petición inicial a la Logia hasta recibir el grado de Maestro Masón es de cuatro a ocho meses.

Consejos

  • Hay algunas obediencias de la Masonería que aceptan mujeres, pero las mujeres no son reconocidas como verdaderas Masones por los miembros de las obediencias que no aceptan mujeres.

Advertencias

  • Un solicitante puede ser rechazado por un miembro actual por una razón insignificante. Sin embargo, aunque un solicitante pueda ser rechazado una vez, eso no significa que no pueda solicitar el ser miembro más adelante.
  • La membresía puede ser suspendida o terminada para aquéllos que actúan contrario a los requisitos de un Masón.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página