Cómo ser exitoso en un nuevo trabajo

Una vez hayas absorbido todo lo que te digan en la orientación de tu primer día de trabajo, es hora de que pongas en marcha un plan de acción concreto. No debes subestimar la importancia de los primeros días en tu nuevo trabajo, pues éste es el mejor tiempo para crear una primera impresión. Si entras por las puertas como alguien decidido, incentivarás a tus compañeros a que colaboren contigo y, por lo tanto, ser exitoso en tu trabajo.

Empieza decidido

  1. Entiende muy bien cuál es tu función para tener una visión integral. Lo primero que debes hacer, porque es lo más importante, es entender, desde varios puntos de vista, cuál es tu función.
    • Esto te permitirá desarrollar un plan de lo que quieres hacer mientras trabajes en esa empresa.
    • En tu plan no deberías limitarte a lo que dice la descripción del trabajo, sino que debería incluir una visión de cómo tu trabajo se relaciona con otras personas dentro de la empresa.
    • Por ejemplo, algunos informes que harás al finalizar el mes talvez sean usados por el equipo de otro departamento.
    • Por lo tanto, es imperativo que tomes en cuenta en tu visión el efecto que tiene tu trabajo en toda la empresa.
  2. Aprende acerca del negocio para tener un panorama en general. Tómate un tiempo para aprender sobre su historia y cuáles son sus objetivos.
    • Deberás saber, detalladamente, cuáles son los productos y servicios que la empresa ofrece.
    • Aprender sobre el negocio te dará la oportunidad de entender cómo encaja tu función dentro del panorama general.
  3. Haz conexiones personales. No solo vayas al trabajo a sentarte en tu cubículo todo el día sin hablarle a nadie.
    • Si bien es importante que hagas tu trabajo, también es importante que salgas y le hables a tus colegas.
    • Después de haberte establecido como un empleado confiable y trabajador, tómate un tiempo para salir e interactuar con tus compañeros en un ambiente no laboral.
    • Prueba invitarlos a almorzar o por un par de tragos después del trabajo.
    • Conocerlos en un plano personal te asegurará que sepan quién eres.
  4. Relaciónate con personas que tengan posiciones clave. Conocer y construir relaciones con los que mueven los hilos de la empresa es una gran forma de ganar conexiones y de hacer negocios.
    • Conoce a las personas que llevan las riendas y tienen autoridad para tomar decisiones si quieres saber cómo se dirige el negocio y cómo se toman las decisiones.
  5. Entiende cuales son las expectativas de tus jefes. Aunque construir relaciones con tus superiores es una gran manera de establecer conexiones, también deberás pasar algún tiempo aprendiendo qué es lo que esperan de ti.
    • Esto puede incluir las "expectativas" que se encuentran en la descripción del puesto y otras más informales, por ejemplo ofrecer tu ayuda.
    • Si puedes, ayuda a que tus jefes logren cumplir sus metas, pues te dará una gran ventaja.
  6. Mantente proactivo para aprovechar al máximo tu tiempo en el trabajo. Deberás empezar a lograr tus metas y a establecer conexiones lo antes posible para poder obtener el mayor beneficio de tu puesto.
    • Tienes los primeros días en el trabajo para crear una buena impresión y entender todo lo necesario para ser exitoso de ahí en adelante.

Desarrolla un plan de acción

  1. Gestiona una entrevista informativa con tu jefe. Llevar a cabo una entrevista informativa con tu jefe te ayudará a desarrollar un plan de acción basado en la visión que tenga tu jefe acerca de la compañía y de tu rol en ella. .
    • Esto también te ayudará en gran medida a desarrollar una buena relación profesional con tu jefe.
    • Lograrás y le sacarás el mayor provecho a tus planes y metas si las relacionas con sus necesidades.
    • Puedes ganar ventaja si sabes cómo puedes colaborar o ayudar a que logre lo que quiere.
    • Obtén información sobre lo que quieren, cómo llevan a cabo el trabajo diario y las tareas asignadas y cómo puedes dar tu 110% para superar sus expectativas.
  2. Dibuja un plan de 30-60-90 días para ver lo que has logrado. Las primeras conversaciones que tengas con tu jefe deben enfocarse en crear un plan para tus primeros 90 días en el trabajo, y mensualmente mira cómo van esas metas.
    • Debes establecer de forma clara qué es lo que quieres lograr en esos tres primeros meses.
    • Tu plan también deber reflejar tus interacciones con tus compañeros.
    • Por ejemplo, debes incluir una meta relacionada con estar enfocado en escuchar a tus compañeros para ganar su confianza y demostrarles que estás comprometido con ellos al 100%.
    • Esto asegurará que seas aceptado gustosa y amablemente.
  3. Establece metas realistas con tu jefe. Tus metas relacionadas con tu carrera deben ser puestas con la colaboración de tu jefe, y así encontrar puntos en común.
    • Haz que tus metas sean revisadas por tu jefe para asegurarte de tener su sello de aprobación.
    • Tu jefe también puede hacerte saber qué metas necesitan modificarse un poco según las funciones de tu cargo y las necesidades de la organización.
    • Deberás poner un estándar de metas que no sea ni muy bajo ni muy alto.

Asegura una comunicación sólida

  1. Expande tu red e incluye a tus compañeros. Asegúrate de no comunicarte solo con tus jefes, sino que también hazlo con todos los que tienen una buena visitón sobre cómo está la empresa.
    • Relaciónate con personas que te puedan dar información y consejos más allá de los que te dan los canales de comunicación como los correos electrónicos.
    • Es tu tarea entender a más profundidad a cada persona haciendo que tu relación con cada uno sea más personal.
  2. Ofrécele tu ayuda a aquellos que la necesiten. Si alguien se puede beneficiar de tu ayuda o de tus consejos, ayúdalos para ganarte su respeto y confianza.
    • No solo te ocupes de tus responsabilidades, sino que también ofrécele ayuda a los demás con sus proyectos, siempre y cuando no te hagan descuidar tu trabajo.
    • Sal de lo que estés haciendo y dile a las personas que quieres ayudarlos, incluso si eso demandaría un poco más de esfuerzo.
  3. Habitualmente agradécele a los demás por su ayuda. Sin importar cuál sea su puesto, siempre que alguien te extienda la mano agradéceselo.
    • Deberás mostrarte a tus colegas el respeto que se merecen y hacerles saber que eres agradecido cuando alguien hace algo por ti.
  4. Infórmale a tu jefe cuando termines metas y proyectos. Enfócate en alcanzar tus metas y asegúrate de hacerle saber a tu jefe cuando completes algo que sea digno de mención.
    • Una comunicación constante con él te ayudará para hacer las correcciones necesarias.
    • Al final de tu plan de 90 días, muéstrale lo que has logrado.

Evita errores que dañen tu carrera

  1. No actúes como un sabelotodo. Incluso si eres una de las personas mejor preparadas de la empresa, evita llegar como alguien engreído o arrogante.
    • Debes ser humilde y dispuesto a aprender todo lo que puedas.
    • Ya tendrás mucho tiempo para enseñarles lo inteligente que eres.
    • Escucha con cuidado y habla menos.
  2. Evita tratar de abarcar mucho trabajo. No te quedes hasta tarde constantemente solo para demostrar que estás comprometido.
    • Las expectativas que establezcas al principio puede que se queden para siempre, así que asegúrate de estás aprovechando tu tiempo en vez de gastar mucho tiempo.
  3. Aléjate del chisme. Harás amigos en tu lugar de trabajo, pero siempre recuerda de presentarte lo más profesional posible.
    • No hables mal de tus compañeros o de tu jefe.
    • Si tienes alguna queja legítima házsela saber a aquellos que están involucrados.
  4. Se positivo acerca de la empresa. Incluso si no estás de acuerdo con algunas cosas que pasan dentro de ella, o de la dirección que está tomando, no hables mal acerca de lo que está pasando.
    • Evita hacer muchas comparaciones con tu viejo trabajo y trabaja para hacer un cambio positivo en donde puedas hacerlo.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página