Cómo entender a las personas que creen en Dios (para ateos)

Este es un tema complejo que se debe explorar con sabiduría, valor y compasión; sin embargo, la única manera de obtener una idea clara sobre la preferencia de otra persona es estudiar nuestra propia preferencia y cómo está formada. El reto de obtener una idea clara del tema es lo difícil que es observar científicamente porque ningún caso es igual. Todos aquellos que tienen un sistema de creencia lo tienen por sus propias razones. Sin embargo, una vez que se ha identificado, se determina que las respuestas son lo que siempre han sido, autoevidentes. Por este motivo, este artículo no se trata sobre el argumento teológico que una denominación o religión pueda tener en contra de otra o las cosas buenas y malas acerca de las religiones o Dios. Este artículo se trata de la exploración de aquello que atrae a la gente hacia Dios y la religión. Se trata de la dinámica mental que hace que la gente sea lo que es. Si lo haces sin sabiduría, no alcanzarás la satisfacción y la armonía, las cuales son el objetivo de este artículo, que estudia en profundidad un amplio margen de razones por las que una persona cree en Dios o en dioses, para así entender a aquellas que tienen creencias.

Pasos

  1. Considera los beneficios que tiene una religión y por qué se inventaron las religiones. Es raro que dure mucho una religión que no tiene beneficios. Existe una gran cantidad de cosas a considerar como:
    • El efecto con el paso del tiempo sobre una persona nacida en una familia religiosa, sea cristiana, musulmana, hindú, etc. Las personas absorben sus creencias desde temprana edad, ya sea a través de oraciones antes de cenar, ir a misa regularmente, celebrar la religión, atender a una escuela religiosa o por tener parientes y amigos que comparten la misma fe.
    • Valores nacionales, culturales o tradicionales. Porque el hecho de que nuestros ancestros creyeran en Dios al igual que varios líderes de la comunidad y personas respetadas y científicos (como Isaac Newton y muchos otros) puede dar la sensación de que si ellos lo creyeron, deben estar en lo correcto.
    • Dinámicas de grupo y enfoque comunitario. La religión le da a la gente una sensación de comunidad y conexión con cada uno, lo cual cultiva un ambiente y comunidad más saludables. Si bien en la actualidad los movimientos no teístas están formando sus propios grupos comunitarios, en el pasado, el ser ateo o no religioso era algo que las personas no mencionaban abiertamente. Hoy en día, el problema existe porque los grupos no dialogan entre ellos y por ello se forman micro comunidades, lo cual genera más fragmentación y la sensación de inseguridad.
    • Apoyo a la identidad privada. Las personas, por naturaleza, son inseguras. Al ser dependientes del alimento y del refugio, al igual que de las interacciones con otras personas para evitar volverse salvajes, necesitamos a otras personas para interactuar y también ideas, símbolos y temas con los cuales nos podamos identificar y alinearnos. Este tema es complejo, pero cuando las personas dicen creer en esto o en aquello, están haciendo una declaración acerca de quiénes creen ellos que son, lo cual les da una sensación de seguridad personal y así evitan el aislamiento.
    • De la misma manera, será muy poco probable que alguien que vive o nace en un pueblo, cultura homogénea o tradicional cerrada cuestione las creencias comunitarias, porque conforman una gran parte de su identidad, como el hilo principal en un tejido.
    • Lo siguiente que debes considerar son los grandes valores que provee una religión: una cultura en sí misma. Su ventaja es que al ser usada con sabiduría, la religión promueve la moral y el buen vivir, la armonía a través de la similitud y la conexión, la paz, el respecto y la tolerancia para cada uno, al igual que su sostenibilidad. Por supuesto, estos valores no son exclusivos de una sola religión y se pueden encontrar en muchas filosofías agnósticas o humanistas; sin embargo, al ser asociadas con frecuencia a la religión, estas características atraen a la gente.
    • Considera que las ventajas de una comunidad cerrada y armoniosa tienen una mayor probabilidad de perdurar en caso de desastres naturales y otros problemas, al ayudarse entre sí a través de la identidad similar de su fe o los valores que inculca la religión. La consecuencia es que los puntos de vista opuestos o distintos son “foráneos” y son una amenaza para la armonía. Se asemeja bastante a la idea de una casa que está construida sobre lo que parecía ser una base buena y sólida, cuando en realidad se trata de un volcán activo. La casa se destruye cuando el volcán, inevitablemente, se sacude y entra en erupción. Ese es el precio que se paga y la gente está dispuesta a pagarlo.
    • Si bien existen bastantes variaciones adicionales, otra clave es el sistema de recompensa y repercusión. Algunas religiones se enfocan en alguna forma de recompensa o castigo durante esta vida o la siguiente, incluyendo aspectos del miedo, el concepto de la eternidad, reencarnación, etc. Esto puede colocar a las personas en una situación de entrampamiento extremo, en la cual deben creer y/o seguir los rituales o estilos de vida devocionales impulsados por el miedo o aversión a lo desconocido o a lo que creen que hay afuera, y a veces a lo que han experimentado, como una pérdida, infortunios, dolor, etc.

Consejos

  • Esto es diferente para todos. Lo que se aplica para uno, no se aplica necesariamente para otro.
  • Esto es parecido hasta cierto punto al viejo tema de la naturaleza contra la crianza, en el cual la creencia ayuda a las personas a explicar y vivir en el mundo natural, así como a vivir mejor con ellas mismos y su comunidad, y/o como una manera de manejar y soportar los problemas personales que se presentan en la vida. Para algunos, simplemente está ahí y es parte de su vida desde la niñez, sin sentir la necesidad de ver más allá de ese horizonte.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página