Cómo morder tus labios de forma seductora

Es posible que hayas visto a las personas coqueteando en las películas y que te preguntes cómo lo hicieron. Algunas personas son naturalmente seductoras, mientras que otras aprenden a ser seductoras, estudiando el arte del coqueteo. Morderte el labio con ternura al coquetear puede ser un acto muy seductor. Prepárate para hacerlo mediante la práctica y manteniendo unos labios saludables y atractivos.

Coquetear mordiéndote el labio

  1. Haz contacto visual. Para demostrarle a alguien que te interesa, empieza por hacer contacto visual. Dirige la mirada hacia esa persona, quédate mirando brevemente y luego mira hacia otro lado. Repítelo varias veces para que demostrarle que la miras intencionalmente.
    • No te quedes mirando fijamente. Mirar fijamente es cuando mantienes el contacto visual fijo con alguien por más de unos cuantos segundos. Al quedarte mirando fijamente puedes parecer agresivo o enojado.
    • Combina el contacto visual con una leve sonrisa.
    • Asegúrate de observar su respuesta. Si la persona no te devuelve la mirada, es una señal de que no está interesada. Si te devuelve la mirada, te sonríe o te responde positivamente de otra forma, es una señal de que está de acuerdo con el coqueteo.
  2. Empieza hacer un puchero con los labios y muérdelos justo después de hacer el contacto visual. Baja el labio inferior ligeramente de modo que los dientes apenas se vean. No tienes que fruncir los labios, solo tienes que abrir la boca para atraer al espectador. El puchero es la primera etapa para morderte los labios de forma seductora.
    • Algunos estudios demuestran que las mujeres empiezan el coqueteo el 90% del tiempo. Por lo regular, los hombres coquetean en respuesta a la sensación de que las mujeres han empezado el coqueteo.
    • Un estudio de la Universidad de Manchester descubrió que los hombres pasan los primeros 7 o 10 segundos de contacto mirando a los labios de las mujeres antes de pasar a otras áreas. Una vez que hayas confirmado que hay un interés, empieza a hacer el puchero con los labios.
    • Recuerda que no todas las culturas comparten las mismas señales de coqueteo con el cuerpo.
    • Mantén el contacto visual mientras haces el puchero con los labios.
  3. Baja las pestañas de forma seductora. Después de hacer el contacto visual, bajar los párpados o mirar a la persona con la que coquetas a través de la pestañas es una indicación no verbal de deseo. Es posible que quieras bajar la barbilla y mirar hacia arriba a la persona para crear una pose seductora.
    • Algunas personas parpadean más rápidamente de forma natural. Esto también se llama "pestañear". Si surge de forma natural, puede ser otra forma de usar los ojos para coquetear. Si no es algo natural, podría parecer como si tuvieras algo adentro del ojo y es mejor evitarlo.
    • Se dice que la inclinación de la barbilla hacia abajo hace que las mujeres luzcan más "femeninas" y coquetas. Por otro lado, se dice que los hombres lucen más "masculinos" cuando suben la barbilla y miran ligeramente por debajo de la nariz.
  4. Haz una mirada triangular. Mira hacia un ojo, luego pasar al otro ojo y por último baja a los labios. Esto atraerá su atención a tus labios.
    • La razón por la cual la mirada atraerá su atención a tus labios es la tendencia de una persona a reflejar o imitar a la otra durante el coqueteo.
    • Dirigir la mirada a los labios de un hombre es un gesto excesivamente coqueto. Es una forma no verbal de demostrar un interés sexual.
  5. Mete ligeramente el labio inferior. Muerde con ternura 1 lado de la parte interior del labio de 2 a 5 segundos, antes de soltarlo lentamente. Mantén el contacto visual en todo momento. Con el contacto visual, hay menos posibilidades de que se malinterprete el acto de morderte el labio.
    • Asegúrate de no morderte la parte exterior del labio con los dientes, ya que podrías parecer inseguro o nervioso.
    • Para morderte de forma seductora, debes hacerlo con suavidad, sin lastimarte. No debe quedarte ninguna marca.
  6. Lámete el labio inferior. Después de morderte el labio, es posible que quieras lamerte ligeramente el labio inferior con la lengua. La lengua es una parte sexual del cuerpo y usarla en este momento hará que el coqueteo sea más seductor.
    • No exageres al lamerte los labios, ya que puede hacer que los labios se agrieten, que es el efecto contrario del que tratas de lograr.
    • Sigue con el contacto visual seductor todo el tiempo. Morderte el labio de forma seductora es uno de los gestos del coqueteo, que funciona en conjunto con los demás.

Preparar los labios

  1. Cepíllate los dientes. Hazlo antes de aplicarte el lápiz labial o el brillo en los labios. Si tienes que usar el hilo dental para asegurarte de no tener nada atorado entre los dientes, hazlo. La forma más rápida de arruinar el momento de morderte los labios de forma seductora es tener un pedazo de comida atrapado entre los dientes.
    • Si no tienes tiempo para cepillarte, usa algún enjuague bucal o mastica un chicle durante unos cuantos minutos.
    • Debes tener el aliento fresco y limpio.
  2. Haz un exfoliante casero para los labios para eliminar las células muertas de la piel. Mezcla 1 cucharada de azúcar, 1 cucharada de miel, 1/2 cucharadita de vaselina y 1/2 cucharadita de aceite de oliva. Aplícate una cantidad del tamaño de una moneda del exfoliante sobre los labios, con un movimiento circular.
    • Frota el exfoliante hasta que una parte del azúcar se haya disuelto. Enjuágalo con agua tibia.
    • Aplícalo dos veces por semana para obtener mejores resultados. Puedes guardar el exfoliante en un recipiente hermético durante una semana.
  3. Aplícate una capa de bálsamo labial. Cada vez que te laves la cara, devuélveles la humedad a los labios con un poco de bálsamo labial. Usa un producto hidratante debajo del lápiz labial, pero ten cuidado de evitar los bálsamos labiales que tengan productos químicos que resequen los labios.
    • Los mejores bálsamos labiales están hechos sin tantos productos químicos. Busca los bálsamos labiales que incluyan ingredientes como cera de abejas, manteca de karité, aceite de oliva y manteca de cacao.
    • Busca el bálsamo labial que funcione mejor para tus labios.
    • Evita usar bálsamos labiales con sabor cuando coquetees, en caso de que el aroma de la goma de mascar o de la cereza no sea atractivo para la persona.
  4. Usa un lápiz labial para dar volumen o de larga duración, si quieres agregar color. El lápiz labial rojo hace que los dientes luzcan más blancos y que los labios resalten. El lápiz labial rojo puede atraer más la atención de los hombres a los labios que el lápiz labial de color rosado. No tiene que ser un lápiz labial brillante o espeso, pero las investigaciones afirman que los hombres son más propensos a mantener la mirada por más tiempo en los labios rojos que en los rosados.
    • Asegúrate de que el lápiz o bálsamo labial que elijas no se quite de los labios fácilmente. Si es demasiado húmedo o pegajoso puede manchar los dientes al morderte el labio.
    • Si eres hombre o no usas lápiz labial, usa un bálsamo labial hidratante antes de salir en el día.

Consejos

  • Recuerda divertirte mientras coqueteas y no te tomes demasiado en serio.
  • No te esfuerces demasiado pretendiendo ser alguien que no eres al coquetear.

Advertencias

  • Evita morderte los labios con ansiedad. El hábito crónico de morderte los labios puede causar llagas en la boca y provocar una infección.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página