Cómo oler bien

Para algunos de nosotros, oler bien es tan fácil que nos parece escandaloso que haya instrucciones al respecto. Sin embargo, a todos nos ha pasado estar al lado de alguien que no lo ha entendido muy bien y su aroma desagradable puede ser increíblemente incómodo (incluso nauseabundo). Si bien el sentido del olfato es muy subjetivo, los pasos a continuación te ayudarán a erradicar lo que comúnmente se consideran olores indeseables.

Pasos

  1. Báñate o dúchate periódicamente. De esta manera, eliminarás el mal olor hormonal de todo tu cuerpo, además es esencial que lo hagas todos los días. Si te cuesta hacerlo debido a tus horarios, pregúntale a un médico si existen otros procedimientos. Asegúrate de lavarte las partes problemáticas de tu cuerpo con cuidado, por ejemplo, las axilas y los genitales.
  2. Échate desodorante. Consíguete uno con una fragancia agradable. Si sudas mucho, cómprate un antitranspirante.
  3. Aséate la parte baja del abdomen periódicamente. Para esta rutina, quizá tengas que depilarte el exceso de vello y usar un jabón corporal. Asegúrate de llegar a las áreas que más ensucien o que tengan contacto o se pliegue con otra piel.
  4. Échate colonia o perfume, pero no en exceso. Aplícatelo en el cuello, las muñecas y la parte trasera de las rodillas. Si eres hombre, échatelo en la cara, pero no justo después de afeitarte, sino te arderá.
  5. Ten confianza en ti mismo. No te estés oliendo las axilas ni te acomplejes, siéntete libre y ábrete al mundo.
  6. Cepíllate los dientes y la lengua. Casi todas las bacterias del mal aliento viven en la lengua. Toma el cepillo dental y cepíllate suavemente desde la parte de atrás (lo más que puedas sin herirte) hacia adelante. También podrás comprar un limpiador del lengua diseñado especialmente para eliminar las bacterias. El mal aliento puede resultar ofensivo para los demás, así que cepíllate los dientes dos veces al día, una vez en la mañana después del desayuno y otra vez antes de dormir, además podrás masticar mentitas después de los bocadillos y comidas.
  7. No te pongas ropa que te haga sudar, vístete en capas para que puedas quitarte prenda por prenda cuando lo necesites.
  8. Tan solo recuerda bañarte o ducharte todos los días, ponte desodorante y olerás bien.

Advertencias

  • Si eres mujer, te recomendamos no hacerte una ducha vaginal ni usar productos de este tipo, porque alterará el equilibrio natural de la vagina o vulva y puede causar infecciones. La vagina es órgano que se limpia por sí solo y produce sus propias sustancias protectoras. Evita echarte talco, jabones fuertes, aerosoles y desodorantes en la área de la ingle. Si gozas de buena salud, lavarte las partes externas de esa área diariamente con un jabón suave será suficiente, pero lo mejor será solamente usar agua tibia en la zona de la vulva. Si sospechas de que tienes alguna infección u otro problema, conversa con un médico ginecólogo.
  • Si optas por echarte perfume o colonia, no exageres. Con un poco será suficiente, además tu sentido del olfato se volverá tan poco sensible a la fragancia que ni siquiera la sentirás, mientras que para los demás será demasiado. Ten presente que algunos son altamente alérgicos a las fragancias y a muchos otros no les gusta, sobre todo en lugares con mucha gente. Como regla general, échate tres veces un perfume y cinco veces una colonia.
  • Una mala higiene puede provocar problemas de salud y de relaciones. Cuida tu cuerpo para que tu cuerpo te cuide.
  • Algunos estudios médicos han vinculado los depósitos de zirconio de aluminio con el Alzheimer y el cáncer. Si bien no está comprobado, asegúrate de lavarte bien las axilas cuando te duches.
  • En cuanto a los antitranspirantes, ten cuidado con las reacciones alérgicas. El zirconio en los productos con “protección superior” puede causar una reacción, mientras que los que son a base de aluminio, no, así que no dejes los antitranspirantes por completo si alguno te causa alguna reacción. A su vez, no dependas del aroma de los antitranspirantes para oler bien, ya que la mayoría no combina con las demás fragancias o te dejan oliendo a jabón, en el mejor de los casos. Además, los antitranspirantes pueden manchar la ropa.
  • Si sudas mucho, evita los antitranspirantes que contengan aluminio. Algunos estudios sugieren que los desodorantes con aluminio causan cáncer de mama o Alzheimer. También están vinculados con la fatiga y la debilidad muscular. Existen muchos desodorantes naturales efectivos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página