Cómo evitar problemas de la piel en el trabajo

Si estás sufriendo de molestias en la piel, es muy probable que el ambiente en el que trabajas sea la principal fuente de resequedad, la falta de luz solar y el estrés pueden manifestarse en la piel. Este artículo habla acerca de las cosas que debes considerar en el ambiente en que trabajas para mantener una piel más saludable. Las sugerencias que encontrarás en este artículo no solo van a ayudarte a cuidar tu piel, sino que beneficiarán tu salud en general y te proporcionaran bienestar en el trabajo.

Pasos

  1. Evalúa tu área de trabajo. ¿Trabajas con calefacción o aire acondicionado durante largo tiempo? ¿Trabajas en un área donde no puedes abrir las ventanas o donde no hay ventanas cerca? La falta de luz solar y aire fresco puede ser nociva para la piel. Tu piel puede verse muy afectada si el ambiente en que trabajas carece de buena ventilación o permanece bajo calefacción o aire acondicionado.
  2. Humectación. Sobre todas las cosas es muy importante humectar la piel. Siempre mantén en una gaveta o repisa, un humectante y aplícatelo regularmente durante todo el día, esto ayudará a que el aire acondicionado no te robe la frescura de la piel.
  3. Usa agua como un humidificador. Si no tienes acceso a un humidificador, mantén en una esquina apartada o en tu escritorio un recipiente con agua. Bebe agua durante todo el día además de utilizarla como humectante. Bebe agua para mantenerte hidratada, evita el exceso de cafeína.
  4. Tómate un descanso. Ya sea que trabajes en un escritorio, en un mostrador o de pie, es importante que tomes algunos descansos. Cuando sea posible planifica tus descansos para estirarte y ejercitarte. Mantener un peso ideal es un paso muy importante para mantener una piel saludable.
    • Sal del área de trabajo. Respira aire fresco. Al salir refrescas las células de la piel y disminuyes tu temperatura corporal, lo cual crea una piel más saludable.
    • Aléjate un momento de la computadora. Mantenerte sentado frente a una computadora todo el día no solamente crea problemas de postura y cansancio mental si no que también puede impactar la salud de tu piel. Estar sentado frente a una computadora puede causar enrojecimiento de la piel, manchas e hinchazón. Toma descansos periódicamente y utiliza protectores de pantalla.
  5. Elimina el estrés. El estrés puede manifestarse en la piel, puede dar lugar a la aparición de acné, piel reseca, eczemas u otros problemas de la piel. Si el estrés es parte de tu trabajo y se nota en tu piel, es una señal para que aprendas a manejar el estrés con técnicas para contrarrestarlo para que tu cuerpo no se vea afectado. Escucha tu cuerpo y haz los cambios necesarios; incluso pueda ser que tengas que dejar el trabajo, o cambiar de profesión o compañía, quizá tu piel está intentando decirte algo que tu mente no hará.
  6. Mantente activo. No hay nada mejor que el ejercicio para mantenerte saludable. Utiliza el trabajo como que fuera el gimnasio, usa las escaleras en lugar del elevador, camina o ve en bicicleta al trabajo en lugar de conducir (si eso no es posible, trata de parquearte lejos o bájate del bus un par de paradas antes), entrega personalmente los documentos a un cliente que esté en otro departamento en lugar de pedirle a alguien más que lo haga por ti y aprovecha para tomar un poco de agua.
  7. Haz que revisen el aire acondicionado o la calefacción. Si te sientes incómodo con el aire artificial, ya sea que esté muy frío o caliente o sople muy fuerte, haz que revisen el sistema de ventilación. La mayoría de trabajos tienen alguien que se ocupa de la salud y seguridad, y los trabajadores pueden pedir una inspección. Si no existe alguien encargado, habla con un jefe superior, el gerente del edificio o con alguien que pueda apoyarte. Para trabajar cómodamente es importante que el aire acondicionado y la calefacción se mantengan a una temperatura agradable.
  8. Abre las puertas y ventanas donde sea posible. Si trabajas en un ambiente donde puedan abrirse las puertas, ¡ábrelas! Si el lugar donde trabajas tiene ventanas selladas, sugiere que las cambien por ventanas que puedan ser abiertas. Estudios científicos han demostrado que el aire exterior es mucho más saludable que el aire interior. Sería excelente que cambiaras el aire encerrado por una corriente fresca de aire.
  9. Ten productos para una emergencia. Protege tu piel y prepárate para lo peor. Es importante que tengas algunos artículos en caso de emergencia. Maquillaje, limpiadores, cosméticos, etc. Algunas tiendas como Target, te dejan probar algunos productos para que encuentres el que más se adapta a tu piel. Hay marcas muy buenas como Clean ‘n’ Clear, St. Ives, Olay, Neutrogena y otras. ¡Mejor evita todo el peligro y sigue los pasos ya mencionados! Además recuerda utilizar limpiador para la piel y no te estreses.

Consejos

  • Coloca una nota en tu monitor para que te recuerde que tienes que descansar y humectar tu piel de vez en cuando.

Cosas que necesitarás

  • Humectante
  • Agua
  • Ventanas abiertas
  • Descansos
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página