Cómo planear unas vacaciones

Las vacaciones se suponen que deben ser un descanso divertido y relajante de la vida diaria. Sin embargo, unas vacaciones mal planificadas pueden terminar siendo un gran dolor de cabeza. Prepárate para disfrutar de tu tiempo libre al planificar con anticipación tu viaje, tu alojamiento y tus actividades. Darte mucho tiempo para planificar puede ser una manera divertida de avivar la emoción de tus vacaciones.

Escoger el destino

  1. Escribe una lista de los cinco lugares a los que quieres viajar. Haz que las personas que viajan contigo hagan lo mismo si irás acompañado.
  2. Decide la razón por la que quieres viajar. Escoger un destino será más fácil si sabes la razón por la que quieres irte de casa. Determinar si tu objetivo es relajarte, tener nuevas aventuras, ver entornos famosos y antiguos o brindarles a tus hijos recuerdos perdurables te permitirá elegir a qué tipo de destino ir.
  3. Discute los destinos posibles con las personas que viajarán contigo. Haz que sea una actividad divertida, en vez de hacer que sea un quehacer. Durante algunos días o algunas semanas, pasen un tiempo hablando acerca de cada lugar que les guste y la razón por la que es un buen destino.
  4. Considera a todas las personas que viajarán contigo. Debes considerar el destino que sea accesible si viajarás con niños, alguien de la tercera edad o alguien con una discapacidad.
  5. Investiga los costos del destino. Si bien es cierto que puedes tomarte más tiempo después de escoger un destino para encontrar grandes ofertas de viaje y hoteles, hacer una búsqueda rápida en línea de los costos aproximados de viaje a cada destino puede ayudarte a limitar tus opciones en base a tu presupuesto.
    • Ten en cuenta los gastos de viaje, estadía, comida y ocio cuando hagas tus estimaciones.
  6. Escoge un destino. Lo ideal es que todas las personas que viajen concuerden con el mismo lugar. Encuentra una manera de llegar a un acuerdo si hay un desacuerdo.
    • Considera tomar turnos para escoger los lugares de vacaciones. Deja que uno de tus compañeros de viaje escoja el siguiente destino de vacaciones si decides escoger tu primera opción este año.
    • Encuentra un medio feliz. Encuentra un destino que les guste a todas las personas si cada una tiene una opción totalmente diferente, incluso si no pertenece a la lista de los lugares a los que se quería ir.
    • Escoge un destino de un sombrero. Deja que el destino elija por ti si no se llega a un acuerdo. Escribe los lugares a los que quieran viajar y colócalos en un frasco o un sombrero. Luego, haz que alguien (lo ideal sería que sea una persona tercera) saque un nombre. ¡Irás a ese lugar!

Hacer los planes de viaje

  1. Compara los precios de viaje. Varias aerolíneas pueden ofrecer diferentes precios por vuelos similares, así que asegúrate de buscar si planeas viajar en avión.
  2. Encuentra una página web que reserve un vuelo (y un hotel) si planeas viajar en avión. Recuerda que reservar un vuelo y un hotel puede hacerte ahorrar dinero si la página web ofrece descuentos o precios especiales.
    • Estas páginas web suelen comparar los precios del vuelo de varias páginas web, todo en un solo lugar.
  3. Considera alternar las opciones de transporte. Si bien es cierto que viajar en avión es la manera más rápida de viajar distancias largas, hay otras opciones que pueden ser menos costosas, como viajar en tren, autobús o incluso rentar un vehículo recreacional. Además, esto puede ser más divertido, en especial si viajas con niños.
  4. Considera todas las necesidades de transporte. Llegar al destino es solo una consideración de transporte. Cuando hayas llegado al área, tendrás que averiguar cómo llegar del aeropuerto, la estación de tren o de autobús al hotel. Es posible que planees viajar localmente mientras estás de vacaciones.
    • Llama al conserje del hotel en el que te hospedas y pregúntale si se ofrece un transporte de cortesía o con una tarifa reducida hacia el aeropuerto o desde este. De lo contrario, pide un asesoramiento acerca del transporte local.
    • Alquila un vehículo si necesitarás transportarte bastante cuando llegues a tu destino. Un automóvil de alquiler será la mejor opción en comparación con los taxis si visitarás muchos lugares en áreas diferentes. Asegúrate de conocer las políticas y las tarifas de estacionamiento del hotel.
    • No necesitarás un automóvil de alquiler si no planeas salir del destino cuando llegues a este. Por ejemplo, si te hospedas en un centro vacacional completo, considera utilizar un taxi o un transporte desde el aeropuerto.
    • Busca en línea algunas opciones de transporte público si viajarás a un área urbana. Las áreas con subterráneos, trenes o sistemas de autobús suelen ofrecer pases diarios o semanales que son mucho más baratos que los automóviles de alquiler.
  5. Realiza un mantenimiento programado a tu automóvil. Asegúrate de que tu automóvil esté al día en cuanto a su mantenimiento básico si planeas conducir al lugar que irás para disfrutar de tus vacaciones.
    • Revisa la presión de aire en los neumáticos.
    • Cambia el aceite si ha pasado 3 meses o 4 828 kilómetros o 3 000 millas desde el último cambio.
    • Asegúrate de que todas las funciones esenciales estén en buen funcionamiento: revisa el limpiaparabrisas, las luces delanteras y posteriores, las almohadillas del freno, las mangueras y los cinturones.
    • Asegúrate de tener un neumático de repuesto y una gata operativa.

Encontrar un alojamiento

  1. Encuentra una página web para reserva un hotel (y un vuelo). Esto puede ayudarte a comparar los precios de los hoteles, sus calificaciones y su comodidad.
  2. Escribe una lista de lo que es importante de un hotel para ti. Considera ciertas opciones, como el desayuno gratuito, el Wi-Fi gratuito, las cortesías en la habitación como el minirefrigerador, el horno microondas y la televisión, además de tener una buena vista o estar cerca de las líneas públicas de tránsito.
  3. Conoce cuánto tiempo pasarás en el hotel. La habitación de un hotel puede ser un poco más que un lugar para dormir durante la noche si tendrás unas vacaciones muy activas. Además, gastar menos te dará la oportunidad de tener más dinero para invertir en otras actividades o comidas. Puedes optar por un lugar cómodo para relajarte de manera lujosa si planeas unas vacaciones más relajadas.
  4. Considera otras opciones de estadía. Un hotel no es la única opción de alojamiento durante las vacaciones. Considera probar otro tipo de estadía cuando hagas tus planes de viaje.
    • Tus amigos o tus familiares pueden tener una habitación para invitados en el que puedas quedarte. Pregúntaselo a tus contactos si tendrás unas vacaciones en un lugar en el que los tengas. Puedes sorprenderte por la hospitalidad de incluso los conocidos distantes.
    • Los hospedajes locales con desayunos suelen ofrecer más encanto y un servicio personalizado que los hoteles tradicionales.
    • Muchos lugares vacacionales tienen condominios, casas o cabañas cuyos propietarios alquilan, aunque puedes acceder a estas opciones a través de servicios de gestión de propiedades. Trata de buscar en línea "casa de alquiler" y el nombre de tu destino.
    • Alquilar un vehículo recreacional (RV, por sus siglas en inglés) o un hogar con motor puede ser una buena opción para viajar. Este tipo de vehículo funciona como un vehículo de viaje y una habitación de hotel.
    • Acampar es una opción divertida para las personas que les encanta estar en los exteriores. Algunas áreas y parques estatales de campamento ofrecen ciertas cortesías, como cuartos de baño y duchas, ¡así que no tiene que ser tan complicado!

Planificar actividades

  1. Compra una guía de viaje. A pesar de que las guías impresas de viaje se consideran anticuadas, estas pueden ser las mejores acompañantes para tu viaje. Tendrán sugerencias para las actividades y las calificaciones de ciertas compañías. La información en las guías de renombre suele ser muy precisa.
  2. Escoge actividades en las que todas las personas puedan participar. Asegúrate de pensar en todos tus acompañantes de viaje cuando reserves las actividades. Asegúrate de que las actividades planificadas sean favorables para los niños si viajas con ellos. Trata de ser respetuoso con las consideraciones de salud y dieta de las personas del grupo a medida en que planificas el viaje.
  3. Reserva aventuras especiales con anticipación. Haz las reservaciones apropiadas con anticipación si quieres hacer una actividad especial, como un recorrido a una colección especial en el museo, un viaje para ver una ballena, una presentación, una puesta de sol en el crucero o una cena muy elegante.
    • Es posible que se presenten algunos eventos especiales si irás a un lugar popular durante una temporada alta, así que asegúrate de reservarlos con anticipación.
    • Asegúrate de averiguar acerca de las políticas de cancelación o de reprogramación si reservas con mucha anticipación.
  4. Planea una sorpresa. Es probable que hagas planes para ti y otras personas si eres la persona que planifica las vacaciones. Puede ser divertido planificar una sorpresa para alguien que viajará contigo, como una cena agradable o una excursión emocionante.
  5. Deja un tiempo sin planificar. Por más tentador que sea planificar cada momento de tus vacaciones para asegurarte de lograr hacer todas las actividades que quieres hacer, resiste a las ganas de planificar demasiado. Unas vacaciones se suponen que son un descanso; un poco de tiempo libre o una oportunidad para participar en un evento inesperado puede hacer que tu viaje sea incluso más divertido y emocionante.
  6. Prioriza las vistas o las actividades. Realiza una jerarquía de las actividades que quieres hacer o de las vistas que quieres ver en base a cuán importantes sean para ti si tienes una lista larga. De esta forma, sabrás que tendrás que reservar un tiempo para estos puntos que están en la parte superior de tu lista.
    • Puedes regresar al mismo lugar de vacaciones en el futuro y terminar tu lista de lugares a los que deseas ir si no logras completarla en la primera oportunidad.

Empacar y prepararse para partir

  1. Ahorra dinero para tu viaje. En cuanto más tiempo planifiques por anticipado tu viaje, más tiempo tendrás para ahorrar para este.
    • Conoce cuánto necesitarás para cada aspecto de tu viaje, el transporte, la estadía, la comida, los consejos, las actividades y las tarifas de todo, y luego planifica tener un dinero adicional para los gastos inesperados.
    • Considera pedirles a tus amigos y familiares que te ayuden financieramente con tu viaje a cambio de regalos para las fechas festivas o los cumpleaños en caso tengas un viaje costoso o especial.
  2. Escribe una lista de lo que necesitas empacar. Comienza a escribir con mucha anticipación una lista de lo que necesitarás llevar contigo en tu viaje. Guarda la lista y agrégale artículos cada vez que se te ocurra uno.
    • Piensa en lo que utilizas todos los días y que absolutamente necesitarás mientras estás de viaje.
    • Asegúrate de incluir algunos artículos importantes o incluso preempacarlos, como los medicamentos. Asegúrate de llevar las prescripciones necesarias antes de irte de vacaciones.
    • Asegúrate de conocer el clima del lugar al que irás de modo que puedas vestirte apropiadamente mientras estás ahí. Es posible que quieras empacar algunas capas de prendas de vestir en caso haya un clima inusual.
    • Busca en línea algunas listas para vacaciones. Hay algunas fuentes útiles que te guían para empacar para diferentes circunstancias.
    • Sé consciente de que muchas aerolíneas cobran por bolso a los clientes si viajarás en avión, así que empacar liviano te ahorrará dinero. Además de la cantidad de bolsos, la mayoría de las aerolíneas limitan el peso de cada bolso y te cobrará una tarifa exorbitante por los que pesan mucho.
    • Sin importar tu modo de viaje, considera empacar un kit de primeros auxilios, algunas meriendas y algún entretenimiento para cuando viajes. Los viajes en automóvil y en avión se prolongan durante largos periodos de aburrimiento, así que considera llevar juegos o actividades para los viajeros, en especial si viajarás con niños.
  3. Haz un plan para tus mascotas. Tendrás que asegurarte de que se cuide a tus mascotas en un ambiente seguro mientras estás de viaje si los tienes.
    • Es posible que puedas llevar contigo a tus mascotas si conducirás. Asegúrate de conocer la política de mascotas en el hotel en el que te hospedarás antes de llegar a este. Algunos pueden cobrarte un depósito o tener una restricción para ciertas razas de perros.
    • Puede ser una opción dejar a tu mascota con el veterinario o en una perrera. Asegúrate de conocer acerca de las horas para recoger y dejar a las mascotas de modo que puedas recuperar al tuyo apropiadamente cuando regreses de tu viaje.
    • Es posible que la mejor opción sea contratar a un cuidador de mascota para que vaya a tu casa en el caso de los animales que no se adaptan bien en los ambientes nuevos. Si tienes perros, asegúrate de que el cuidador de mascota haya estado presente en tu casa (muchas veces dentro de lo posible) mientras tú también lo estabas de modo que los perros comprendan que esa persona tiene permitido estar en la casa.

Consejos

  • Asegúrate de considerar la cantidad de escalas y el tiempo entre la llegada y la partida cuando reserves un vuelo.
  • Considera comprar un seguro de viaje, en especial si reservas un viaje con anticipación. Esto te permitirá conseguir los reembolsos para tus gastos si tienes que cancelar tu viaje inesperadamente.
  • Asegúrate de viajar con un documento de identificación apropiado y de conocer las políticas de la aerolínea acerca de los artículos aceptables como equipaje de mano.
  • Puedes tener un diario de viaje o un blog en línea de viaje para documentar tu viaje.
  • ¡Recuerda cargar tu cámara y llevar tarjetas de memoria y baterías adicionales!
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página