Cómo darle tratamiento a un dedo de la mano quebrado

Un dedo quebrado consiste en una fractura de uno de los huesos del dedo de la mano. Los dedos pulgares tienen 2 huesos y los demás dedos tienen 3. Un dedo de la mano quebrado es una lesión común que se debe a una caída al practicar deportes, a un dedo que se queda atascado en la puerta de un auto o a otros accidentes. Para tratar tu dedo correctamente, primero debes determinar qué tan grave es la lesión. Recuerda que puedes aplicar algunos tratamientos caseros antes de que recurras al hospital más cercano.

Determinar la gravedad de la lesión

  1. Revisa si tu dedo tiene moretones o hinchazón. Los moretones y la hinchazón se presentarán debido a la ruptura de vasos sanguíneos pequeños en el dedo de la mano. Si te has fracturado la punta del dedo, es posible que se vislumbre sangre morada debajo de la uña y moretones en la yema del dedo.
    • Asimismo, es posible que sientas un dolor agudo cuando toques el dedo. Este es un síntoma de un dedo quebrado. Algunas personas todavía pueden mover su dedo aunque esté quebrado y podrían experimentar adormecimiento o un dolor sordo. Sin embargo, estas pueden ser señales de un dedo quebrado o fracturado y se requiere atención médica de inmediato.
    • Verifica si existe pérdida de sensación o de llenado capilar. El llenado capilar es el retorno de la sangre al dedo luego de que se aplica presión.
  2. Examina tu dedo para detectar cortes o huesos expuestos. Es posible que veas heridas grandes y abiertas o pedazos de hueso que han perforado tu piel y que sobresalen de ella. Estas son señales de una fractura grave, también conocida como fractura expuesta. Si tienes alguno de estos síntomas, debes buscar atención médica de inmediato.
    • Asimismo, si mucha sangre fluye de una herida abierta en tu dedo, debes visitar a un doctor.
  3. Verifica si tu dedo luce deformado. Si parte de tu dedo apunta en una dirección diferente, es probable que el hueso esté fracturado o dislocado. Un dedo dislocado ocurre cuando el hueso se ha movido de su posición normal y, por lo general, luce deformado en una de las articulaciones, tal como en el nudillo. Debes ver a un doctor si te has dislocado el dedo.
    • Existen tres huesos en cada dedo y cada uno de ellos tiene la misma composición. El primer hueso es la falange proximal, el segundo hueso es la falange media y el hueso más alejado de la palma de la mano es la falange distal. Debido a que el pulgar es el dedo más corto, este no cuenta con una falange media. Los nudillos son articulaciones formadas por los huesos de los dedos de la mano. Por lo general, los dedos se rompen en los nudillos o en las articulaciones.
    • Por lo general, las fracturas en la base del dedo (la falange distal) son más fáciles de tratar que las fracturas en las articulaciones o nudillos.
  4. Presta especial atención a si el dolor y la hinchazón disminuyen después de un par de horas. Si tu dedo no está deformado ni presenta moretones y el dolor y la hinchazón disminuyen con el tiempo, es posible que solamente tengas un esguince en el dedo. Un esguince significa que tus ligamentos se han estirado. Los ligamentos son las bandas de tejido que mantienen juntos a los huesos de tus dedos en las articulaciones.
    • Si piensas que tienes un esguince en uno de los dedos de la mano, evita usar ese dedo. Verifica si el dolor y la hinchazón mejoran en un periodo de uno o dos días. Si el dolor y la hinchazón no mejoran, debes conseguir tratamiento médico para confirmar si solo tienes un esguince o si se trata de una fractura. Un examen físico y una radiografía determinarán de qué se trata.

Tratar el dedo en camino al consultorio del doctor

  1. Aplica hielo sobre el dedo lesionado. Envuelve el hielo con una toalla y aplícalo sobre el dedo lesionado mientras estés en camino a la sala de emergencias. Esto reducirá la hinchazón y los moretones. Nunca apliques el hielo directamente sobre la piel.
    • Mantén tu dedo por encima del nivel del corazón mientras le aplicas el hielo. Esto le permitirá a la gravedad ayudar a reducir la hinchazón y el sangrado.
  2. Realiza un entablillado. Un entablillado mantendrá a tu dedo elevado y hará que permanezca en su lugar. Para hacer un entablillado:
    • Consigue un objeto largo y delgado, tan largo como el dedo quebrado, tal como un palito de paleta o un bolígrafo.
    • Colócalo al lado del dedo lesionado o haz que un amigo o familiar te ayude a mantenerlo en su lugar.
    • Usa esparadrapo para envolver y juntar el palito o bolígrafo con tu dedo. No envuelvas el dedo con demasiada fuerza. El esparadrapo no debe apretar ni pellizcar tu dedo. Si envuelves el dedo con demasiada presión, esto puede causar hinchazón y cortar la circulación en el dedo lesionado.
  3. Intenta retirar cualquier anillo o joya. De ser posible, intenta deslizar cualquier anillo que tengas en el dedo antes de que este empiece a hincharse. De lo contrario, resultará más difícil quitarlo una vez que tu dedo esté hinchado y te cause dolor.

Conseguir tratamiento médico

  1. Haz que tu doctor te realice un examen físico. Tu doctor te preguntará sobre tu historial médico y te realizará un examen físico para obtener más información sobre ti y para saber cómo sucedió la lesión. Tu doctor determinará si existe alguna deformidad, verificará la integridad neovascular, la malrotación del dedo y laceraciones o lesiones cutáneas.
  2. Haz que tu doctor le tome una radiografía a tu dedo. Esto le permitirá al doctor confirmar si existe una fractura en el hueso de tu dedo. Existen dos tipos de fractura: simple y complicada. El tipo de fractura que tengas determinará el tipo de tratamiento que recibirás.
    • Las fracturas simples consisten en roturas o rajaduras en el hueso que no perforan la piel.
    • Las fracturas complicadas consisten en roturas en las cuales el hueso perforan la piel.
  3. Permite que tu doctor entablille tu dedo si tienes una fractura simple. Una fractura simple sucede cuando el dedo está estable y no hay heridas abiertas ni cortes en la piel del dedo lesionado. Por lo general, los síntomas no empeorarán ni causarán complicaciones en tu capacidad para mover el dedo una vez que este sane.
    • En algunos casos, tu doctor podría vendar tu dedo lesionado junto con el dedo del costado. Este procedimiento se conoce como vendaje de pareja para los dedos de las manos. El entablillado mantendrá al dedo en su lugar mientras sana.
    • Tu doctor también podría mover el hueso y colocarlo en el lugar correcto. Este procedimiento se conoce como reducción. Te administrarán anestesia local para adormecer el área. Luego, el doctor colocará el hueso en su lugar.
  4. Habla con tu doctor sobre el consumo de analgésicos. Puedes tomar medicamentos sin receta médica para reducir la hinchazón y el dolor, pero siempre debes verificar con tu doctor qué medicamentos son ideales para ti y qué dosis debes consumir cada día.
    • Asimismo, tu doctor puede darte una receta para analgésicos con el fin de reducir el dolor, dependiendo de la gravedad de tu lesión.
    • Si tienes una herida abierta en tu dedo, necesitarás antibióticos o una vacuna contra el tétanos. Esta medicina evitará las infecciones causadas por bacterias que puedan penetrar la herida.
  5. Considera someterte a una cirugía si la herida es compleja o grave. Si la fractura es grave, es posible que necesites cirugía para estabilizar el hueso fracturado.
    • Tu doctor podría sugerir una cirugía de reducción abierta. El cirujano hará una pequeña incisión en tu dedo, de modo que pueda ver la fractura y mover el hueso. En algunos casos, el cirujano usará pequeños cables o placas y clavos para mantener al hueso en su lugar y permitir que sane apropiadamente.
    • Estos sujetadores serán retirados más adelante, una vez que el dedo haya sanado.
  6. Haz que te deriven a un cirujano ortopédico o a un cirujano de manos. Si tienes una fractura compuesta o grave, una lesión de nervio o si se ha comprometido el sistema vascular, tu doctor podría derivarte con un cirujano ortopédico (especialista en huesos y articulaciones) o un cirujano de manos.
    • Estos especialistas examinarán tu lesión y determinarán si esta requiere cirugía.

Atender la lesión

  1. Mantén el entablillado limpio, seco y elevado. Esto evitará cualquier infección, en especial, si tienes heridas o cortes abiertos en el dedo. Mantener tu dedo elevado también ayudará a mantenerlo en la posición correcta y le permitirá sanar apropiadamente.
  2. No uses tu dedo o mano hasta tu cita de seguimiento con el doctor. Usa la mano sana para hacer cosas rutinarias como comer, bañarte y recoger objetos. Es importante que le des a tu dedo el tiempo suficiente para sanar sin ningún movimiento o modificación al entablillado.
    • Tu cita de seguimiento con un doctor o especialista en manos debe ser programada para la semana posterior al tratamiento inicial. En esta cita, el médico verificará que los fragmentos del hueso sigan alineados y que sanen apropiadamente.
    • Para la mayoría de las fracturas, se requiere un periodo de hasta 6 semanas de descanso antes de volver a realizar actividades deportivas o laborales.
  3. Empieza a mover tu dedo una vez que te quiten el entablillado. Tan pronto como tu doctor confirme que tu dedo ha sanado y te hayan quitado el entablillado, es importante que empieces a moverlo. Si conservas el entablillado por mucho tiempo o si tu dedo permanece inmóvil después de habértelo quitado, la articulación se volverá rígida y te resultará más difícil mover y usar tu dedo.
  4. Visita a un fisioterapeuta si tu lesión es grave. El fisioterapeuta puede asesorarte con respecto a recuperar el movimiento normal de tu dedo. Asimismo, podrá mostrarte ejercicios suaves de mano que puedes realizar para mantener a tu dedo en movimiento y asegurarte de recuperar su movilidad.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página