Cómo mejorar tu calidad de vida

Existe una presunción implícita de que si perseguimos objetivos definidos , se mejorará nuestra calidad de vida y la de las personas que nos importan. Para lograr cada una de nuestras metas a largo plazo hay que tomar varias decisiones entre opciones diferentes, incluyendo qué recursos probar y qué tanto esfuerzo se ponga en la tarea. Esta guía wikiHow busca ayudarte a evaluar tu calidad de vida actual, y a enfocar en tus falencias y oportunidades para lograr mejorías.

Pasos

  1. Identifica los aspectos y experiencias de tu vida que tienen algún tipo de conexión con la calidad de vida que estés buscando. ¿Cuales comportamientos personales tienen un impacto en tu calidad de vida? Algunas décadas de investigación sobre qué parámetros influyen en nuestra calidad de vida han proporcionado como resultado categorías como las que aparecen a continuación listadas  :
    • Emociones positivas: Los momentos y periodos prolongados en que nos encontramos de buen ánimo, incluyendo sentimientos de felicidad, gratitud, cercanía, confianza, tranquilidad e inspiración.
    • Compromiso: Periodos de tiempo en que estamos tan comprometidos con la actividad que estemos realizando; que logramos enfocarnos claramente, pasando el tiempo a un segundo plano, y logramos estados de complejidad confortables. Generalmente estos estados se asocian con 'Eustrés', que sería lo contrario al Estrés.
    • Relaciones: La calidad de nuestra relación con los demás tiene una gran influencia en la calidad de vida en general. La fortaleza de nuestro tejido social de apoyo es crucial para nuestras habilidades de adaptación y enfrentamiento de dificultades y adversidades en la vida. Las relaciones también son una fuente básica de muchos de los otros aspectos de la calidad de vida, especialmente las emociones positivas.
    • Significado: Qué tan bien nuestras tareas y trabajos en grupo se conectan con un "objetivo trascendental", influye en la autoestima y la confianza para emprender nuestras labores. Si no existe esta conexión sentiremos que estamos desperdiciando el tiempo en tareas insignificantes que no contribuyen en nada especial. La noción de un significado trascendental se logra fácilmente, cuando lo que hacemos está relacionado con suplir las necesidades de una comunidad que nos importe.
    • Logro de objetivos: La sensación de lograr una meta guarda un estrecho vínculo con la sensación de bienestar al completar un punto de nuestra lista de "cosas por hacer". Sin embargo también pueden experimentarse emociones positivas al solucionar problemas ya resueltos, como un rompecabezas de sudoku, o el nivel de un videojuego.
    • Salud: La calidad de bienestar de nuestro organismo, incluyendo qué tanto dolor estemos experimentando, qué tanta movilidad tengamos, y qué tanto podamos hacer físicamente. De acuerdo con una investigación de Gallup sobre bienestar mundial , la calidad de nuestro sueño juega un papel fundamental en nuestra calidad de vida en general - si no estamos descansando lo suficiente, tendremos más tendencia a abrumarnos emocionalmente o ser menos productivos.
  2. Examina cómo toma decisiones tu mente. Tomamos una gran cantidad de decisiones cada día, que afectan nuestra calidad de vida, pero la mayoría de nuestros hábitos (Por ejemplo, cómo iniciamos el día, qué comemos) y reacciones típicas (Por ejemplo, comer cuando estamos ansiosos, insultar a los otros conductores en conflictos de tránsito) funcionan con piloto automático. Es necesario pensar analíticamente y planear para cambiar considerablemente alguno de nuestros hábitos en piloto automático (Por ejemplo, cómo elegimos nuestra comida) o patrones de respuesta (Por ejemplo, como responder a la frustración al conducir). Activar el pensamiento cognitivo a tiempo para tomar mejores decisiones es una habilidad fundamental. Por ejemplo, si puedes sentir cuando tus emociones comienzan a salirse de control, tienes una ventana de tiempo limitada en la que puedes hacerte preguntas estratégicas y tomar mejores decisiones sobre qué decir o hacer a continuación.
  3. Pormenoriza tu calidad de vida ideal, con aspectos y categorías detallados. ¿Qué hábitos te gustaría tener? ¿Cómo te gustaría responder en situaciones conflictivas? ¿Qué debe incluir un día perfecto y qué no? Toma 5 minutos para escribir una pequeña lista con deseos para cada una de las categorías.
    • Comienza un diario de agradecimiento, o índice de 'satisfacción' en tu diario, como medida de seguimiento para tus metas y objetivos. Haz una pequeña lista de lo que agradezcas tener en tu vida dentro de las categorías. Cuantifica regularmente tu progreso dentro de cada una de las categorías/aspectos preguntándote: ¿Cuáles son los vacíos más insignificantes y los más grandes?
    • Investiga para tener más herramientas en tu labor. Existe gran cantidad de recursos en línea así como cursos formales de entrenamiento y educación. Pregúntate, ¿qué he hecho en el pasado para ayudar a reducir los vacíos?, ¿qué han hecho otras personas?
    • Haz una tormenta de ideas en tu lista de objetivos específicos que, si se completa exitosamente, te ayudará a contrarrestar y disminuir la influencia de los vacíos en tu vida.
  4. Revisa que tus objetivos sean: específicos, medibles, conseguibles, relevantes y con plazos definidos.
    • Experimenta con opciones para avanzar en tus objetivos. ¿Qué mecanismos o señales te ayudan a recordar y seguir tus objetivos? Puedes enfocarte en el más sencillo de conseguir rápidamente para lograr un impulso positivo en el uso de estos pasos para mejorar tu vida.
  5. Colabora con otros en tus experimentos. Si quieres cambiar un hábito diario frecuente, como comer más saludablemente o ejercitarse, asociarte con tus cercanos puede ayudarte a lograrlo más fácilmente. Esto es crucial cuando el comportamiento de ellos afecte el tuyo y viceversa, trabajen juntos para crear experimentos que puedan poner en práctica juntos.
    • Por ejemplo, una de las maneras más sencillas para comer más saludablemente en casa es reducir la disponibilidad de comida perjudicial en la casa. La elección viene antes. Cuando se compra la comida, si estás en el supermercado, puedes reducir la tentación de comidas perjudiciales limitándote al perímetro de los pasillos, a menos que necesites algo específico que se encuentre fuera de esta zona.
  6. Evalúa los resultados de tus experimentos. Considera llevar un diario, capturando tus intenciones para el día en la primera parte de la mañana, y luego revisando y registrando los resultados al final del día. Escribe ideas sobre qué puedes hacer de manera diferente la próxima vez para lograr mejores resultados. Si estás colaborando con un compañero, reserva un tiempo para revisar los resultados en grupo. Cuando te duermas y entres en el estado alpha de conciencia, es probable que percibas que tu mente es más capaz de inspiraciones sobre cómo acercarte a tus objetivos de maneras más productivas.
  7. Planea contando con fallas. Experimentar con cambios no quiere decir que debas continuar haciendo todo lo que haces. Descubrir lo que no funciona es gran parte del proceso de descubrimiento de las cosas que funcionan.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página