Cómo dirigir un taller

Es muy importante para los educadores, líderes de negocios y otros profesionales aprender a dirigir un taller. Un taller exitoso proporciona nuevas destrezas, información y un sentido de logro a los participantes. El dar un taller involucra varios pasos que empiezan con planeación y terminan con evaluación y seguimiento. A continuación encontrarás algunas estrategias para dirigir un taller.

Pasos

  1. Define el objetivo del taller. Ya sea que enseñes una destreza, proporciones información o aumentes la conciencia sobre algo, define las metas de tu taller. Este análisis puede resultar en una lista de destrezas específicas que enseñarás, temas concretos que cubrirás o simplemente qué sentimiento inspirarás en tus participantes.
  2. Planea cuidadosamente.
    • Determina los detalles del taller. Si vas a proporcionar información decide exactamente qué es lo que hablarás. En caso de que el taller sea para desarrollar una destreza, determina el tipo de actividades que desarrollarás en tu taller.
    • Coordina y organiza. Puedes decidir invitar a otros expertos para dar demostraciones o pláticas cortas. Contáctalos con anticipación. Si vas a necesitar materiales o recursos particulares reúnelos antes del evento. Si tu taller requiere que tus participantes lleguen habiendo leído o experimentado algo, notifícales con anticipación.
  3. Llega temprano.
    • Instala todo el equipo antes de que lleguen todos los participantes. Si vas a usar un video, gráficas u otros recursos multimedia pruébalos antes del día en que se llevará a cabo el taller.
    • Arregla las sillas con anticipación. Dependiendo del objetivo de tu taller puedes arreglar las sillas en círculo, hileras o en mesas largas.
    • Distribuye los materiales. Si vas a distribuir cuadernillos u otros materiales para el taller, ponlos en las mesas o sillas con anticipación para ahorrar tiempo durante el taller.
    • Saluda a los participantes cuando lleguen. Si llegas temprano puedes instalarte, relajarte y conocer a los participantes antes de que inicie el taller. Esto ayuda a irte relacionando con los participantes.
  4. Dale la bienvenida a cada uno y empieza con las instrucciones. Preséntate, explica el objetivo del taller y pide a los participantes que se presenten. Limita las instrucciones a unos cuantos enunciados haciéndoles a todos dos o tres preguntas específicas tales como proporcionar sus nombres y lo que esperan obtener del taller.
  5. Crea oportunidades para interactuar. Proporciona información en pequeños bloques y permite que los participantes hagan preguntas. Divide a los participantes en grupos para completar una tarea y pídeles que den un reporte a todo el grupo.
  6. Da descansos de manera regular. El programar descansos ayuda a que las persona puedan asimilar la información y reflexionar sobre el contenido del taller. Permite que los participantes sepan cuándo serán los descansos y cuánto durarán. Esto permite que los asistentes al taller planeen las idas al baño, llamadas telefónicas u otras necesidades personales.
  7. Pide a los participantes que contesten una evaluación al finalizar la sesión. Incluye preguntas que ayuden a evaluar si es que se logró el objetivo del taller. Pide sugerencias de cómo puede mejorarse el taller en el futuro.
  8. Ten seguimiento con los participantes después del taller. Pregunta a los asistentes del taller si puedes contactarlos en el futuro para sus aportaciones. Algunas personas necesitan tiempo para reflexionar sobre sus experiencias del taller. Puedes encontrar comentarios interesantes al darle seguimiento a estos participantes algunos días o semanas después.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página