Cómo convertirse en un académico

Un académico es una persona que ha obtenido un título avanzado y que trabaja de investigador en una universidad. Una carrera profesional vinculada a la investigación es un panorama muy alentador y verás que mientras estudias o trabajas, querrás ser un mejor académico. Este artículo abordará el ser un académico más allá de solo estudiar, sino como un modo de vida y forma de pensar.

Pasos

  1. Elige tu disciplina. Muy pocas personas pueden estudiar muchas materias a la vez. Elige la materia que más te interese para que puedas enfocarte en tus estudios. La disciplina puede ser química, inglés, historia o lenguas extranjeras. También puedes hacer investigación interdisciplinaria, que se relaciona con diferentes disciplinas.
  2. Instrúyete. Consigue algunos libros y lee. Busca libros relacionados con la disciplina que elegiste pero también lee novelas clásicas como las de Dickens. Si te parecen entretenidas, será más fácil para ti recordarlas.
  3. Aprende cultura general. Leer no es lo único que debes hacer, la cultura general es muy importante también. Ve a ver obras de teatro para probar buena cultura de la vieja escuela. La vida de un académico no pasa solamente por ser un ratón de biblioteca.
  4. Investiga. Una característica necesaria para ser un académico es ser curioso, tener interés por saber más y estar dispuesto a aprender. Si encuentras una palabra nueva, un libro del que no hayas escuchado antes o datos históricos que quieras saber en contexto, busca la información necesaria. En la actualidad, no es necesario sumergirse en libros de historia o en diccionarios, puedes buscar lo que quieras en el internet.
  5. Exprésate con fluidez. Es importante para todo académico ampliar su vocabulario y entender el idioma. Si ves que tienes errores gramaticales, trabaja para corregirlos. Si es necesario, compra un libro de gramática. Si no sabes dónde colocar los apóstrofos ni sabes qué son los sinónimos, los demás creerán que eres un muy mal académico. Debes adquirir el hábito de revisar tu ortografía. Si no estás seguro de cómo se escribe una palabra, búscala en el diccionario.
  6. Estudia. Si trabajas, fíjate si puedes inscribirte en algún curso universitario de medio tiempo. Si estudias, asiste a las clases e involúcrate en actividades de estudio extra. Estudiar correctamente es otro camino para llegar a ser un académico. Algunos temas, como las ciencias, exigen trabajo práctico que solo puedes hacer en la universidad. Esto será aún más importante si la disciplina que elegiste es alguna ciencia. Para convertirte en un académico deberás obtener un título avanzado. En Estados Unidos, esos títulos pueden ser, según el nivel de estudios, una tecnicatura, una licenciatura (se otorga al completar los estudios universitarios), una maestría, y un doctorado (se otorga luego de los estudios de grado o posgrado).
  7. Concéntrate. Sigue estudiando si de verdad quieres ser un académico. Si pierdes el interés, aunque sea un tiempo, será más difícil para ti retomar tus estudios.
  8. Consigue un trabajo relacionado con la disciplina elegida. Si estás verdaderamente comprometido con el estilo de vida de un académico, consigue un trabajo de académico. Postúlate en universidades. Las probabilidades de conseguir un trabajo son muy bajas ya que generalmente solo hay 1 puesto disponible cada 10 títulos de doctorado otorgados. Esto ocurre porque los académicos generalmente les enseñan a alrededor de 10 doctores nuevos, como si fuera una jerarquía en pirámide. El resto de los académicos pasan alrededor de 10 años en trabajos de corto tiempo mal pagados y con mala seguridad social antes de renunciar y empezar una nueva carrera profesional desde abajo, como profesor de escuela, por ejemplo.
  9. Busca un puesto permanente. El objetivo principal de todo académico estadounidense es conseguir un puesto permanente, lo que significa que no pueden despedirlo sin una causa justa. El objetivo de los puestos permanentes es permitir a los académicos dedicarse a la investigación y a la educación sin tener que preocuparse por perder su empleo solo porque alguien no está de acuerdo con sus logros o con sus clases.

Consejos

  • Conserva tus propios gustos. No es obligación escuchar Beethoven o Mozart. No cambies tus gustos solo para adaptarte al modelo académico.
  • Disfruta leer. No te entretendrás con todas las obras clásicas pero eso no te hace menos académico. Es mejor si te gusta leer ya que si no, será difícil para ti retener información.
  • Toca música. La música es una excelente forma de trabajar el cerebro. Toma clases si crees que puedes hacerlo. Piensa con cuidado qué instrumento tocar ya que no podrás volver atrás. Recuerda que tocar un instrumento es un compromiso, así que no lo asumas si no tienes el tiempo necesario.
  • Vístete para el éxito. Cuando sea posible, vístete con buen gusto pero no seas muy extravagante. Un buen académico se viste generalmente con elegancia pero no necesariamente usa una corbata.
  • Sé educado y cortés. Si serás una persona con cultura y gran conocimiento, la cortesía es una característica esencial. Trata de ser muy educado, especialmente si quieres ser como el típico académico.
  • Encuentra el tipo de lectura perfecto para ti. Podrías encuentres un género que te guste más (misterio policial, ciencia ficción). No tienes que leer los clásicos literarios si no quieres.

Advertencias

  • Ten cuidado. A algunas personas no les gustan los sabihondos. Debes saber cuándo hacer un comentario y cuándo quedarte callado, ya que ser inteligente en el momento equivocado puede ofender a los presentes.
  • Este artículo describe un estilo de vida lleno de elecciones. Si no estás completamente comprometido, será mejor ni siquiera intentarlo. Asegúrate de que esto sea verdaderamente lo que quieres hacer.

Cosas que necesitarás

  • Libros
  • Curiosidad
  • Capacidad para aprender
  • Concentración
  • Actitud de trabajo y esfuerzo
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página