Cómo ser un hombre de su casa

Las amas de casa suelen ser mujeres casadas o que conviven con sus parejas. Hoy en día vemos un aumento en la cantidad de hombres que se encargan de la casa, o sea, hombres que aceptan permanecer en el hogar y cuidar de él. Si eres uno de estos nuevos reclutas, entonces el tutorial que sigue te servirá de ayuda para comenzar.

Pasos

  1. Recuerda, ¡el trabajo de una mujer nunca se termina!.
  2. Reconoce que has aceptado seguir todas las reglas y los compromisos con los que se involucran las mujeres amas de casa.
  3. Acepta que no puedes cambiar de roles cuando está involucrado el tipo femenino de tarea doméstica.
  4. Observa que los niños varones no hacen como las niñas, que se preparan durante este período intenso de aprendizaje escudriñando las actividades de sus madres para las tareas del hogar, por lo que te resultará más difícil durante los primeros seis meses del trabajo como hombre de su casa.
  5. Observa que en la mayoría de los casos, incluso en un hogar atendido por un hombre, que los varones son más fuertes físicamente y que se supone que además del trabajo doméstico se encarguen de as tareas más pesadas, como cambiar los neumáticos o cortar leña.
    • Sólo estás cambiando tus tareas afuera de la casa por tareas adentro.
    • No es injusto, ya que en los hogares en los que ambos miembros de la pareja trabajan afuera, la mayoría de las veces son las mujeres las que también se encargan de las tareas domésticas.
  6. Planifica. Lleva contigo un cuaderno pequeño con una pluma. Antes de ir a la cama, toma el cuaderno y anota las cosas que tendrás que hacer el día siguiente.
  7. Despiértate antes que los demás. Prepara el desayuno de acuerdo a la tradición y a la dieta del hogar.
  8. Alimenta las mascotas (perros y gatos). Limpia la caja de arena del gato.
    • Tal vez necesites despertarte aún más temprano, si es necesario sacar a pasear al perro.
  9. Evita hacer algo antes de finalizar el desayuno. No debes cumplir ninguna otra tarea durante este momento. Deberías haber cumplido otras tareas el día anterior o hacerlas después de que la familia termine el desayuno y haya dejado el comedor.
  10. Celebra cuando todos se hayan ido de la casa. Si tienes una pareja y no tienen niños, si tu esposa lleva a los niños a la escuela o si los niños van por su cuenta caminando o en bus, es hora de relajarte y tomar una taza de café o de té o tan sólo de organizar el resto del día.
  11. Comienza desde la cocina. Probablemente tengas que lavar la vajilla del desayuno o ponerla en el lavavajillas. Guarda en la heladera y en la alacena los alimentos que no se hayan consumido. Repasa la mesa y la mesada de la cocina.
  12. Continúa con las habitaciones. Tiende las camas. Recoge los objetos del piso y colócalos en sus lugares respectivos.
    • No tires ningún papel a la basura, si tienes niños en edad escolar o si tu esposa trae papelería a casa hasta que te hayan confirmado que son para tirar.
  13. Recolecta la ropa sucia. Deberías entrenarte para diferenciar la ropa por colores, para lavarlas por separado.
    • Debes reconocer los objetos delicados, especialmente los que pertenecen a las mujeres de tu casa, para hacer los preparativos para los lavados especiales (temperatura, cuidado, secado en seco, planchado, etc.).
    • Debes reconocer los objetos que tengan elementos de metal que deban ser retirados antes de lavarlos.
    • Revisa los bolsillos antes de lavar cualquier ropa.
    • Debes saber cómo secar la ropa, ya sea con un secador automático o un tendedero exterior o a veces sobre los radiadores.
  14. Si tienes aves o peces, es el momento de limpiar sus platos y de alimentarlos.
  15. Mira tu planificador para identificar las prioridades.
    • Por ejemplo, si tienes que llamar a un plomero, un electricista, un jardinero o un techista. Son cosas muy importantes, de las que debes encargarte primero.
  16. Prepara la cena. Un hombre de su casa que no tuvo la posibilidad de aprender a cocinar, debería guiarse según las recetas, al menos durante un período. Se debe medir con cuidado todos los ingredientes.
    • Las medidas incluyen conocer los pesos de la sal, la pimienta, el jugo de limón, los condimentos, y cosas similares. Debes saber qué cantidad es una pizca de sal, un poco de condimento, etc.
    • Debes controlar el tiempo de preparación y de cocción de cada alimento que prepares y anotarlo en el cuaderno. Esto es por el hecho de que tu hogar esperará la cena sobre la mesa a un horario determinado.
  17. Celebra si eres parte de una pareja sin hijos, si tus hijos vuelven por su cuenta sin tener que ir a buscarlos o si ya han abandonado el hogar y viven de manera independiente. Es hora de otra taza de café o de té.
    • Si tienes que buscar a los niños a la escuela o a tu esposa al trabajo o a la estación de trenes, debes vestirte de manera presentable.
    • Lo mejor es dormir durante un período controlado. Dependiendo de cómo pasaste la noche anterior, puedes dormir hasta una hora.
    • Evita beber alcohol, incluso cerveza. Si si estás acostumbrado a beber, posponlo hasta más entrada la noche.
    • Evita involucrarte con la computadora, leer el periódico, mirar deportes en la televisión y otras actividades similares, al menos hasta que pases los primeros seis meses.
  18. Acicálate, aféitate y dúchate. No tendrás tiempo de hacerlo al despertarte. Utiliza loción para después de afeitar o un perfume.
  19. Prepara la mesa para la cena. Despeja la mesada de la cocina y coloca las bases de seguridad para colocar la comida caliente cuando la saques del horno o de la hornilla.
    • No te olvides de usar guantes de seguridad hasta que te acostumbres.
  20. Intenta preparar una mesa formal para la cena. Así evitarás que los niños más pequeños resientan tu lugar. Deberían apreciar la dignidad de tu rol.
  21. Realiza las tareas posteriores a la cena. Limpia el área de la cena. Lava y seca las ollas y sartenes, y coloca la vajilla en el lavavajillas.
  22. Únete al resto de la familia en la sobremesa. Ten cuidado de no emborracharte.
  23. Prepárate para el día siguiente. Organízate una hora antes de ir a la cama.
    • Prepara las botellas de agua caliente, de ser necesario.
    • Asegúrate de que el horno y las hornillas estén apagados.
    • Vacía el lavavajillas.
    • Si vas a lavar ropa de noche, ajusta los temporizadores.
    • Prepara todo lo necesario para el desayuno del día siguiente.
    • Limpia la caja de arena del gato y saca a pasear al perro. Aliméntalos.
    • Alimenta a las aves y los peces.
    • Saca la basura afuera.
    • Revisa que las ventanas, la puerta delantera y las puertas traseras estén cerradas. Enciende la alarma, si tienes una.
  24. Prepara la mesa para el desayuno. Coloca todos los utensilios y la vajilla que sean necesarios y otras cosas como los cereales.
  25. Prepara los almuerzos para quienes los necesiten el día siguiente.

Cambio importante

  1. Ten en cuenta que los hombres de su casa pueden llegar a dicha decisión quizás porque sus esposas ganan un salario mayor, y resulta mejor para la economía doméstica que el hombre se quede en casa para cuidar de los niños antes de comenzar la escuela. Quizás sea más prudente que el hombre cuide de los bebés recién nacidos, según un cálculo de los gastos por niñeras y guarderías, y debido a los efectos emocionales secundarios que acarrearía.
  2. Concientízate sobre el hecho de que deberás aceptar este rol con toda la dedicación de una madre. Además de todas las otras tareas del hogar, deberás alimentar y cambiar a los bebés, jugar con ellos, sacarlos a pasear al parque; ser paciente con ellos y llevarlos al médico para sus revisiones de rutina y para las vacunas. Tal vez debas despertarte de noche si quieres que tu esposa descanse para su trabajo al día siguiente.

Despiértate

  1. Debes saber que hasta ahora, sólo habrás hecho una parte de las tareas diarias de un ama de casa. Así que ahora súbete a la escalera del aprendizaje.
  2. Debes saber que los enemigos de un ama de casa son los sótanos, desvanes, cobertizos, armarios, cuartos de servicio y despensas desatendidos. Según un plan coordinado, ataca estos lugares uno a uno comenzando desde el más desierto. Apila lo que no tenga uso, lo que esté feo o roto. Pregúntale a los miembros de la familia cuáles son realmente útiles. Decide cuáles son objetos valiosos y antigüedades que puedan venderse en subastas en línea o en ventas de cochera y cuáles se deben descartar. Un ama de casa exitosa no puede seguir los hábitos de un acaparador.
  3. Limpia los lugares conquistados. Se debe arreglar y mantener las habitaciones que puedan usarse. El cobertizo debe ser a prueba de agua y estar sellado contra insectos y roedores. El sótano debe ser a prueba de agua y tener un color neutro brillante. Estos lugares pueden ser más útiles si están ordenados y limpios. No dudes en usar etiquetas y calcomanías y de usar el cuaderno para mantener la organización de la casa como un mecanismo de relojería.
  4. Anota en tu planificador las tareas de rutina, como pasar la aspiradora y el trapo una vez a la semana, una limpieza al mes, una limpieza profunda por estación, y una revisión general al año.
    • La cocina y los baños deben estar siempre limpios.
    • Revisa a diario el funcionamiento de las bombitas de luz, los grifos, la descarga del inodoro, las cerraduras de las puertas y los vidrios de las ventanas.
  5. Alcanza tu meta. Tu meta es mantener tu hogar igual de placentero que antes, para poder volver a la computadora, al periódico o a los deportes por la televisión. Con un plan agresivo, podrás ser un hombre de su casa con sus hábitos y pasatiempos normales.
  6. No te preocupes, ya que tu esposa te dará una mano con el entrenamiento y con las tareas pendientes, pero cuídate de no volverte alguien superfluo.
  7. No te preocupes. Si te sorprende que tu casa esté siempre ordenada y que los niños estén limpios, cuidados y alimentados, pero tu esposa está todo el día hablando con su madre y paseando por las tiendas, tomando café con sus amigas de la escuela, es porque su secreto es la organización. La organización de todas las tareas que estás experimentando ahora como hombre de tu casa.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página