Cómo aumentar la velocidad y precisión de las patadas en tae kwon do

Aprende a reducir el tiempo que te toma poner tu pie en la cara, el cuello, la rodilla, etc. de tu oponente. Si utilizas las recomendaciones de este artículo, en unas cuantas semanas no tendrás problemas para patear a alguien antes de que siquiera pueda patearte a ti, a menos, claro, que haya practicado esta misma técnica.

Realizar calentamientos

  1. Estírate mucho. Asegúrate de calentar de manera adecuada antes de comenzar con la práctica de tus patadas. Enfócate en estirar las piernas y, por lo menos, estira las rodillas. Luego, realiza medios splits, splits, splits frontales y estiramientos de mariposa. También realiza patadas de calentamiento. No olvides profundizar cada vez más en los estiramientos, pues eso aumentará tu flexibilidad y podrás patear a una mayor altura.
  2. No te olvides de realizar ejercicios cardiovasculares para mejorar tu resistencia. Puedes correr, hacer burpees, practica kickboxing cardiovascular, nadar o cualquier otra cosa que ejercite tu corazón. ¡En taekwondo, la resistencia es importante!
  3. Ejercita tus piernas. Practica todos los tipos de patadas en general, patea objetivos y hazlo con frecuencia. Enfócate en tu forma y asegúrate de que tus movimientos sean precisos.
  4. Ejercita los pies para mejorar la velocidad de sus movimientos. De manera similar al fútbol o el baloncesto, el taekwondo también requiere trabajo de pies. Asegúrate de saber cómo moverte hacia adelante y hacia atrás, de un lado a otro, deslizarte y cruzar los pies. Esto acelerará tus movimientos para cuando debas realizar las patadas en general.

Aumentar la velocidad

  1. Establece un objetivo. Puedes utilizar una almohadilla para patadas o un objetivo específicamente diseñado para taekwondo. También puedes utilizar un pedazo de papel rígido o doblado o incluso una placa de radiografía.
    • Si no tienes a nadie con quien ejercitarte y quieres tener un objetivo, puedes hacer uno utilizando un clavo, una cuerda, una pelota de tenis y una pequeña bolsa plástica de sándwich. Coloca la pelota en la bosa y luego átala con la cuerda dejando algunos centímetros adicionales. Coloca el clavo en el techo o, si no puedes patear por encima del 1,7 m (5 ½ pies), clávalo al marco de la puerta. Ata la cuerda con la bolsa al clavo, de modo que cuelgue unos 15 cm (6 pulgadas) más debajo de lo que puedes patear.
  2. En primer lugar, practica únicamente el movimiento de la patada. No intentes hacerlo con rapidez o con mucha fuerza, sino solo asegúrate de que el desplazamiento sea perfecto. Golpea el objetivo, pero enfócate más en el movimiento y menos en la fuerza.
  3. Sigue practicando las patadas con lentitud, asegurándote de que tus movimientos sean completamente precisos.
  4. Una vez que perfecciones tus patadas, aumenta ligeramente la velocidad con la que golpeas el objetivo. Cuando vuelvas a perfeccionar tus movimientos con la nueva velocidad, auméntala un poco más.
  5. Aumenta la potencia de tus patadas a medida que sigas practicando, pero asegúrate de conservar la precisión de tus movimientos.
    • Al entrenar para aumentar tu velocidad o potencia, no descuides la precisión. Ser preciso es tan importante como ser veloz.
  6. Si quieres practicar la precisión, velocidad y control al mismo tiempo, utiliza un objetivo más pequeño. Pídele a un amigo que mantenga su puño en alto o solo un objetivo pequeño, como un pedazo de papel, a diferentes alturas para practicar las patadas.
  7. Practica el movimiento de levantamiento de tu rodilla con rapidez. Debido a que necesitas levantar la rodilla para realizar algunas patadas, acelerar este movimiento también mejorará tu velocidad. Practica el levantamiento de la rodilla con mayor rapidez para así aumentar tu velocidad.
  8. Es importante saber cómo desplazarte para realizar la patada. Practica el deslizamiento y movimiento para realizar la patada. Si lo haces con más rapidez, también obtendrás el impulso para patear más rápido. La incorporación del trabajo rápido de pies y la patada aumentará tu velocidad en general.
  9. También es importante saber cómo terminar la patada, de modo que puedas estar listo para el siguiente paso. Practica el paso rápido para alejarte de tu objetivo al terminar la patada.
  10. Desplazarte con ligereza también te ayudará a aumentar tu velocidad. Si mantienes tu peso en frente de tus pies, podrás moverte más rápido a diferencia de si apoyas tu peso en tus talones.

Utilizar pesas para los tobillos

  1. Compra pesas para los tobillos en una tienda de artículos deportivos o almacén. Consulta con alguien que tenga experiencia en taekwondo para conseguir las pesas correctas de acuerdo con tu talla, peso y experiencia.
  2. Ponte un par de calcetines gruesos. Ponte las pesas para tobillos después de vestirte por la mañana y úsalas durante todo el día, si es posible, incluso mientras conduces o trabajas. Si te generan una incomodidad insoportable, quítatelas por unos minutos y luego póntelas de nuevo.
  3. No practiques las patadas con las pesas puestas o correrás el riesgo de sufrir una lesión grave en la rodilla!
  4. Mientras usas las pesas, practica diferentes ejercicios de piernas, tales como levantamientos de piernas laterales, estocadas y sentadillas. De esta manera, ejercitarás los músculos de tus piernas y las fortalecerás.
  5. Practica tus patadas de manera habitual, ¡pero sin las pesas! Asegúrate de enfocarte en la precisión de tu patada antes de seguir mejorando tu velocidad.
  6. Después de unas cuantas semanas, tus patadas serán mucho más rápidas al no tener las pesas puestas que podrás esperar a que alguien comience a patearte y aun así patearás primero.

Consejos

  • Al realizar los estiramientos, reducirás el tirón de tus músculos a causa de los movimientos para realizar las patadas. Esto significa que podrás patear más rápido con un menor riesgo de lesionarte y con una menor resistencia.
  • Al patear la pelota, procura no hacerlo con fuerza, sino con la mayor rapidez posible. Si aprendes a relajarte, podrás patear con mucha más rapidez. Cuando ejercites tu fuerza, simplemente practica apretando todos tus músculos al momento del impacto.
  • La primera vez que te quites las pesas, tus pies se sentirán muy ligeros. Esta es una buena oportunidad para patear la pelota que cuelga del techo.
  • El movimiento de tu pierna no servirá de nada si no lo haces con precisión y el uso adecuado de los músculos, o si pierdes el equilibrio. Esa es la razón por la que es útil realizar patadas lentas.
  • Realiza ejercicios de agilidad al aire libre todos los días.
  • Aprender a confiar en tu control te hará más rápido porque no dudarás por miedo a lastimar a tu compañero.

Advertencias

  • Ten cuidado el utilizar pesos para los tobillos durante mucho tiempo. Si no tienes cuidado, podrías sufrir una lesión grave en tus tobillos o rodillas. Si sientes un dolor constante en las articulaciones, quítate las pesas y consulta con tu médico.
  • Siempre consulta con un médico antes de iniciar algún programa de ejercicios.
  • Practicar las patadas y los puñetazos con un oponente puede ser peligroso, y corres el riesgo de sufrir una lesión grave.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página