Cómo encontrar un pasatiempo

Los pasatiempos te permiten explorar intereses fuera de tu línea de trabajo. Te permiten ser creativo y probar cosas nuevas. Si estás aburrido con tu pasatiempo anterior, elegir uno diferente puede hacer que tu creatividad fluya nuevamente. No olvides considerar tu presupuesto antes de elegir un nuevo pasatiempo, ya que algunos pueden ser costosos. Sin embargo, no te preocupes; tienes bastantes opciones a tu disposición incluso si tu presupuesto es ajustado.

Desarrollar tus intereses actuales

  1. Observa lo que te interesa. Examina lo que ocupa tu tiempo libre cuando lo tienes. ¿Disfrutas de leer libros? Tal vez quieras intentar escribirlos. ¿Te gusta tomar una cerveza fría al final del día? Tal vez tu pasatiempo pueda ser intentar elaborar cerveza en casa. Convierte lo que ya te gusta en un pasatiempo.
  2. Piensa en lo que valoras más. ¿Qué rasgos aprecias? ¿Valoras la sabiduría o la valentía? ¿Te sientes atraído hacia personas que hacen algo por la sociedad? ¿Admiras la expresión artística? Deja que esos rasgos te guíen al elegir un pasatiempo.
    • Por ejemplo, tal vez podrías ofrecerte como voluntario en una biblioteca como un pasatiempo porque valoras la educación, o tal vez podrías empezar a pintar porque admiras a las personas que pueden expresarse con el arte.
  3. Examina tus habilidades y tu personalidad. Determinados pasatiempos requieren determinadas habilidades.
    • Si no tienes mucha paciencia, tal vez la costura a mano no sea algo que disfrutes. Sin embargo, si te gusta remendar y construir cosas, tal vez deberías considerar un pasatiempo como trabajar en autos viejos o construir muebles. Enfócate en tus fortalezas.
  4. Presta atención a lo que entusiasma a tu pasión. La forma como hablas sobre las cosas también puede revelar tus pasiones, y estas pasiones pueden desarrollarse hasta convertirse en pasatiempos.
    • Piensa en los temas sobre los que hablas continuamente. Pregúntales a tus amigos y familiares sobre qué es lo que pareces hablar más. Ahora, piensa en qué es lo que disfrutas tanto de ese tema y determina cómo puede convertirse en un pasatiempo. Por ejemplo, tal vez eres apasionado de la política local e involucrarte a un nivel base podría convertirse en tu pasatiempo.

Examinar tu niñez

  1. Piensa en lo que te gustaba cuando eras niño. ¿Te gustaba hacer carreras en bicicleta con tus amigos? ¿Te gustaban mucho las historietas? ¿Te encantaba pintar o dibujar? Piensa en lo que realmente te entusiasmaba cuando eras niño y lo que podías pasar horas haciendo.
  2. Retómalo. Si solías montar bicicleta, intenta conseguir una nueva (para adultos) y explorar tu vecindario.
  3. Toma una clase de algo que te gustaba. Si te encantaba dibujar, toma una clase en un instituto o museo de arte local.
  4. Considera versiones adultas de lo que te gustaba. Es decir, si te gustaban las historietas, prueba asistir a una convención de historietas para encontrar personas con intereses similares. Tal vez te encantaban los juegos de mesa cuando eras niño. Dale un vistazo a la amplia variedad de juegos de mesa nuevos en el mercado, los cuales ofrecen opciones para todo desde los juegos de rol hasta los juegos cooperativos.

Explorar nuevo territorio en busca de ideas

  1. Visita una tienda de manualidades. Explora una tienda de manualidades para ver cuáles pasatiempos están disponibles. Puedes encontrar algo en lo que nunca hayas pensado, como construir modelos de aviones o aprender cómo trabajar con arcilla.
  2. Visita una ferretería. Como las tiendas de manualidades, las ferreterías ofrecen una forma de explorar diferentes pasatiempos. Tal vez quieras empezar a practicar la carpintería o la jardinería. La ferretería tendrá justo lo que necesitas.
  3. Revisa tu biblioteca local. Tu biblioteca tendrá manuales sobre una variedad de temas. Revísalos para encontrar temas que te interesen, los cuales pueden convertirse en nuevos pasatiempos.
  4. Asigna tu tiempo. Tu tiempo es valioso y tienes un suministro limitado. Asegúrate de crear espacio en tu día para tu nuevo pasatiempo asignándole unos minutos cada día para probarlo.
  5. Dale un vistazo a sitios web de pasatiempos. Ciertos sitios web están dedicados únicamente a explorar pasatiempos, y puedes usarlos para encontrar lo que te gustaría hacer con tu tiempo.
  6. Debes estar dispuesto a probar más de un pasatiempo. El primero que pruebes puede no ser el adecuado para ti. No tengas miedo de seguir adelante y probar otra cosa. Tienes derecho a decidir cuándo no estás interesado en algo.
  7. Di que sí. Es decir, no tengas miedo de decir "sí" a actividades de las que normalmente te excusarías. Tal vez ir al museo de arte no suena muy emocionante, pero cuando tu amigo te invite a ir, haz el intento de todos modos. Es posible que encuentres un pasatiempo que nunca esperaste disfrutar, como la pintura o la restauración de arte.
  8. Redefínete a ti mismo. Una cosa que podría estar conteniéndote de intentar algo nuevo es pensar: "No soy esa clase de persona". Tal vez creas que no eres lo suficientemente valiente ni sociable para realizar determinadas actividades. No tengas miedo de salirte de esos límites.
    • Por ejemplo, considera todos esos pasatiempos locos que hayas descartado porque pensaste que no podías hacerlos. Tal vez siempre has querido aprender a tocar la guitarra o el baile de salón pero no creías tener el talento. Inscríbete en una clase de todos modos. Tal vez tengas una habilidad para eso sin siquiera saberlo.
  9. Ve con un amigo. Tus amigos ya tienen intereses y personalidades similares que son compatibles con los tuyos, así que es posible que disfrutes de sus pasatiempos. Pídeles que te muestren sus pasatiempos favoritos y te den una probada de lo que les gusta hacer.
    • Por ejemplo, tal vez a tus mejores amigos les gusta mucho el swing. Puedes ir con ellos a una clase o puedes pedirles que te den una clase básica antes de mojarte los pies.
  10. Dale un vistazo a un catálogo de cursos locales. Los institutos ofrecen una amplia variedad de cursos por un costo muy bajo. Lee un catálogo y es posible que encuentres una clase que desate un interés.
    • Puedes solicitar un catálogo en la mayoría de institutos, aunque la mayoría tiene catálogos en línea que puedes revisar.

Examinar tu presupuesto

  1. Toma nota de dónde gastas tu dinero. Tómate un mes para anotar en dónde gastas todo tu dinero. Puedes usar una aplicación en tu smartphone para ayudarte con este proyecto o puedes depender más que nada de tu cuenta bancaria si no usas mucho dinero en efectivo.
    • Divide en categorías lo que gastas. Por ejemplo, puedes tener categorías como "comida", "gasolina", "ropa", "salir a comer", "entretenimiento", "alquiler", "cuentas" y "tarifas". También puedes dividir tus cuentas en dos categorías: unas que sean absolutamente necesarias, como el seguro, y otras que es posible que quieras reducir o eliminar, como el cable y el teléfono.
  2. Crea un presupuesto. En una hoja de cálculo o aplicación, identifica qué porcentaje de tu dinero lo ocupan artículos necesarios, como el alquiler y las cuentas. También usa tus gastos del último mes para ver cuánto gastas en gasolina y en el supermercado. Determina cuánto tienes de sobra para gastos irrestrictos.
  3. Decide cuánto de tu presupuesto quieres asignar a los pasatiempos. Si vas a empezar uno nuevo, un poco de dinero debe venir de otras áreas. Por ejemplo, es posible que quieras reducir otro tipo de entretenimiento o dejar de salir a comer tanto. Tal vez podrías gastar menos en el supermercado. Cuánto asignes a tu nuevo pasatiempo dependerá de cuál elijas, ya que algunos son más costosos que otros.
  4. Elige un pasatiempo gratuito o barato si no tienes mucha flexibilidad en tu presupuesto. Tienes una cantidad de opciones a tu disposición si necesitas un pasatiempo más barato. Por ejemplo, podrías leer o escribir, empezar a correr o probar la jardinería o ir de campamento.

Consejos

  • Antes de involucrarte en un pasatiempo, encuentra un lugar para trabajar en él y un lugar para guardarlo, ya sea adentro o al aire libre. Incluso los pasatiempos al aire libre que necesiten equipo requerirán un espacio de almacenamiento; esos palos de hockey, pelotas de fútbol, botas, bicicletas y tiendas de campaña tienen que guardarse en algún lugar cuando no los estés usando.
  • Compra suministros usados, lo cual es más ecológico y te ahorra dinero. Puedes encontrar algunos suministros usados en tiendas de segunda mano e intercambios en línea.
  • Una vez que te dediques a un pasatiempo durante cualquier periodo de tiempo, mejorarás. Es posible que llegues a un punto en el que el pasatiempo pueda pagarse solo. Por ejemplo, podría llevarte a vender arte o manualidades, entrenar a otros atletas, escribir artículos y enseñar a otros, lo cual es una buena forma de mantener los costos bajos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página