Cómo aterrizar en un salto desde un lugar alto

Este movimiento es una buena manera de evitar lastimar los músculos de tus piernas cuando aterrices de un salto. No es muy difícil y no requiere mucha práctica.

Pasos

  1. Encuentra un lugar desde dónde saltar.
  2. Salta.
  3. Mientras estás en el aire, flexiona tus piernas.
  4. Mientras estás aterrizando, coloca tus manos hacia adelante y por encima de tu brazo más fuerte (si eres diestro, por encima de tu hombro derecho) con tus dedos formando un triángulo, como si estuvieras atrapando una pelota.
  5. Aterriza sobre los dedos de tus pies. No pongas tus rodillas rígidas, debes dejar que se flexionen para que absorban algo de la energía.
  6. Deja que peso vaya hacia adelante.
  7. Lleva tus dedos formando un triángulo hacia abajo para que tengan contacto con el suelo.
  8. Prepara tus brazos para que reciban el impacto.
  9. Empuja la parte superior de tu cuerpo hacia adelante y rueda.
  10. Salta de nuevo desde un lugar más alto.

Consejos

  • Luego que los dedos de tus pies toquen el suelo, dobla tus rodillas y tus tobillos para aliviar la presión de tu cadera y tus canillas, y evitar lesiones como una hiperextensión y la rotura de huesos.
  • Cuando ruedes, hazlo sobre tu hombro, no tu cabeza.
  • Prepárate para el impacto con el suelo.
  • Practica el movimiento de rodamiento.
  • Recuerda nunca poner tus rodillas rígidas.
  • Sube gradualmente la altura del salto.
  • No te frustres.

Advertencias

  • Ten cuidado con la altura desde donde saltas, especialmente en tus primeros intentos.
  • No uses la cabeza al rodar.
  • Esto puede provocar lesiones si no se hace correctamente.
  • Puedes lastimarte seriamente.

Cosas que necesitarás

  • Un lugar alto de dónde saltar
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página