Cómo evitar ser despedido de tu trabajo por algo que escribas en un blog

Hay personas que han sido despedidas de su trabajo por algún comentario escrito en un blog, normalmente algún comentario negativo en contra de la compañía, lo cual da una muy mala imagen de la persona. Si quieres evitar que te despidan de tu trabajo por escribir malos comentarios en un blog, aquí encontrarás algunos pasos que puedes seguir.

Pasos

  1. Separa la línea entre lo personal y lo profesional cuando escribas en un blog. Cuando hables de tu trabajo, hazlo siempre de forma general, y siempre de tus sentimientos positivos, sin criticar a las personas con las que trabajas o el lugar en el que trabajas. Otras cosas que debes tener en cuenta son:
    • No creas que puedes alegar desconocimiento sobre cómo se observa a los blogueros en tu lugar de trabajo. Investiga cuál es la política de tu empresa en cuanto a la relación de sus empleados con las redes sociales. Si no encuentras nada al respecto, sería sensato comentar a tu jefe lo que haces y establecer algunas normas.
    • Sigue un código ético como bloguero incluso si tu empresa no tiene una política al respecto y guíate por este código también para crear posts respetuosos, considerados, justos y genuinos.
  2. Conoce qué se considera confidencial en tu empresa. Si no lo sabes, pregunta a alguien de recursos humanos. La información confidencial incluye:
    • Las finanzas de la empresa, los impuestos, los acuerdos, etc.
    • Cualquier cosa relacionada con la seguridad
    • Información embargada, notas de prensa o eventos
    • Información personal de personas que trabajan contigo, tales como direcciones, números de teléfono, salarios, etc.
  3. Conoce a cuánto podría ascender la multa por difamación. Aunque esto difiere dependiendo de la jurisdicción, la base de la difamación es la realización de una declaración sobre una persona, producto o empresa que puede afectar a su reputación.
    • Teniendo en cuenta que la declaración aparece en internet, puede verse desde cualquier punto del planeta, así que cualquier podrías recibir una demanda desde cualquier lugar.
  4. No seas idiota. Esto quiere decir que pienses seriamente antes de publicar cualquier cosa. Algunas de las cosas que debes considerar son:
    • Piensa en cómo reaccionarán tus compañeros de trabajo antes de revelar sus nombres, vidas, y tus pensamientos sobre ellos.
    • Ponte en sus zapatos. ¿Querrías tú leer lo que estás escribiendo si estuvieras en su lugar?
    • Se consciente de que lo que a ti te parece divertido, puede ser muy negativo desde el punto de vista de otra persona.
  5. Añade elementos ficticios. Si no tienes su consentimiento de tu empresa para escribir en un blog, tienes que introducir elementos que no lleven directamente a tu lugar de trabajo. Cambia nombres, fechas, etc.
  6. Piensa bien en las imágenes que usas. Una imagen vale más que mil palabras. En 2006, una azafata de vuelo, Ellen Simonetti, fue despedida por los comentarios que realizó en su blog. Se le podía ver con su uniforme, y la empresa estaba afectada por los comentarios y la imagen que había presentado, ya que dañaban la reputación de la empresa. Cuando emplees imágenes, considera lo siguiente:
    • Evita fotos en las que aparezcas con el uniforme.
    • No publiques fotos de ti, de amigos o compañeros de trabajo que influyan en la imagen que tiene de ti la empresa. Desnudos, poses sugerentes, etc., pueden afectar a tu reputación en el trabajo.
    • No publiques ninguna foto en la que algo esté relacionado con las drogas.
    • No publiques fotos de compañeros de trabajo sin su consentimiento.
  7. Búscate en internet regularmente. Esta es una forma de saber qué se dice de ti o de tu blog.
    • Usa la alerta de Google para que se envíen los comentarios en tu blog a tu cuenta de correo.
  8. Busca un nuevo trabajo. Si de verdad odias tu trabajo, o crees que puedes conseguir algo mejor, es tiempo de que avances en lugar de criticar de una forma tan pública mientras tu empresa te paga y confía en ti. Ten cuidado al criticar un empleo, ya que se te verá como alguien capaz de hacer lo mismo con otra empresa y otra persona en cualquier momento, y por consiguiente puede afectar a tu búsqueda de un nuevo empleo en el futuro. 

Consejos

  • Recuerda que en Internet no se escribe con lápiz, sino con tinta. Si tienes dudas, no lo escribas.
  • Estos pasos se aplican al micro-blogging. Incluso un párrafo en Twitter o un comentario en Facebook pueden encontrarse fácilmente.

Advertencias

  • Recuerda que incluso los comentarios anónimos dejan huella de IP. Si dejas comentarios en un foro o un blog desde tu lugar de trabajo, es probable que te ganes un despido.
  • No publiques nada cuando estés cansado o enojado. No podrás eliminarlo y un poco de descanso probablemente te hará cambiar de parecer.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página