Cómo saltar con una tabla de snowboard

Así que quieres hacer un salto de 720, backflips, etc. Todo comienza con lograr hacer el salto.

Pasos

  1. Acostúmbrate a montar una tabla de snowboard. Trata de saltar en ella mientras te deslizas para acostumbrarte a la sensación.
  2. Encuentra un salto pequeño. Mientras más práctica tengas, podrás intentar saltos más grandes.
  3. Mira a los demás hacer el salto, eso te dará una idea de qué hacer.
  4. Comienza a deslizarte lo suficientemente rápido como para completar el salto. Esto significa evitar aterrizar en la parte horizontal del salto y llegar a la parte inclinada hacia abajo. Esto es importante porque aterrizar en la parte horizontal crea una mayor fuerza en el impacto y podrías lesionarte.
  5. Dobla las rodillas y prepárate para saltar.
  6. Suelta las rodillas cuando estés por llegar al borde de la rampa (3/4 de la misma).
  7. Dobla las rodillas en el aire y disfruta la sensación.
  8. Pon tu tabla de forma paralela a la superficie en donde aterrizarás cuando te acerques a la parte inclinada. Esto disminuirá la fuerza del impacto.
  9. Aterriza lo más suavemente posible para absorber el impacto.

Hacer un “ollie”

  1. Practica en una superficie plana o en la alfombra de tu sala con tu tabla de snowboard puesta.
  2. Imagínate que quieres hacer la forma de una ola con tu tabla; es decir, levanta primero la parte frontal de la tabla y después nivela la parte trasera.
  3. Levanta tu pie de adelante mientras te apoyas en el de atrás.
  4. Cuando te acostumbres a eso, sigue el movimiento saltando con el pie de atrás. La parte delantera debe estar lo suficientemente alta como para que toda la tabla se despegue del suelo.
  5. Mientras más rápido hagas este movimiento, y más te agaches para prepararlo, obtendrás más impulso.
  6. Recuerda que en este movimiento, te estás impulsando con tu peso, no con tu cuerpo.
  7. Cuando trates de obtener más impulso en un salto, recuerda que mientras más pronunciado sea este, menos debes apoyarte en tu pie de atrás para hacer el “ollie”. Además, si te inclinas mucho hacia adelante, puede que te des vuelta en el aire y te caigas.
  8. Si el salto que intentas hacer tiene una buena inclinación, solo salta 30 centímetros en vez de hacer un “ollie”.
  9. Usa tu nueva habilidad para algunos trucos en superficie plana.

Consejos

  • Un salto hecho bien debe sentirse fluido.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página