Cómo prepararte para mudarte de la casa de tus padres

Cuando llega el momento de mudarte de casa de tus padres, debes estar preparado para la independencia. Mientras más preparado estés, más éxito tendrás al valerte por ti mismo. Considera los siguientes pasos.

Pasos

  1. Asegúrate de estar listo para irte. Si no estás siendo forzado, crea un plan de acción para ser independiente.
  2. Busca un lugar donde vivir. Si no puedes pagar un lugar tu solo, considera un compañero de cuarto de confianza que puede pagar la mitad de la renta contigo. Asegúrate de que el lugar al que te mudas esté en un vecindario seguro y el apartamento este limpio y tenga los requisitos para vivir en él.
  3. Consigue un trabajo estable. La independencia quiere decir que pagas tus propios gastos. Necesitas un trabajo para recibir una paga consistente. Asegúrate de ahorrar para tus pagos fijos.
  4. Ahorra. Algo de estos fondos pueden ser usados en muebles. El resto debe consistir en tu fondo para emergencias. Un fondo para emergencias es una cuenta de ahorro que conservas en caso de una emergencia. Idealmente debe cubrir los gastos de un año, en caso de que te quedes sin trabajo puedas vivir un año por ti mismo. No es necesario tener toda la cantidad antes de mudarte de casa de tus padres, pero debes ir depositando una parte de tu paga.
  5. Establece un presupuesto que cubra los gastos para poder mudarte. Eso incluye la renta, servicios, comida y transporte. Con tu presupuesto, sabrás cuanto dinero necesitas de cada paga para sobrevivir.
  6. Pídele a tus padres algunas cosas que ya no necesitarán. Tus padres pueden tener cosas almacenadas que no necesitan. Sin importar que sean sartenes y ollas usadas, sábanas o cortinas, todo lo que puedas obtener gratis te ahorrará un gasto que puedes invertir en otras cosas.

Consejos

  • Siéntate con tus padres a discutir la decisión de mudarte. Pídeles algún consejo. Idealmente, debes organizarte para verlos regularmente. Mantener una relación positiva con tus padres debe ser una meta, de ser posible.
  • Ten en mente de que no puedes predecir el futuro. En algún punto, puede que te encuentres con dos trabajos y sin poder pagar la renta. Si dejaste la casa de tus padres en buenos términos, puedes considerar el mudarte de nuevo con ellos en caso de que no tengas en dónde quedarte.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página