Cómo desarrollar un producto

La diferencia entre los productos exitosos y las malas invenciones surge en el desarrollo del producto. Muchos inventores tienen buenas ideas, ¿pero tienen la habilidad de convertir esas ideas brillantes en productos comercializables?, eso es innovación. Puedes aprender a diseñar tu producto para que venda bien, organizar pruebas para mantenerte en el negocio y desarrollar una empresa exitosa.

Diseña un producto

  1. Identifica una necesidad del consumidor. La diferencia entre los productos que fracasan y los que son un éxito de ventas es la necesidad. Como aspirante a empresario e innovador, tu meta es crear algo que las personas ni siquiera saben que necesitan. ¿Qué es lo que falta en el mercado? ¿Qué es lo que las personas quieren?
    • No hay una forma fácil de responder esta pregunta o todos seríamos millonarios. Ten a la mano en todo momento un cuaderno de ideas y trata de registrar los momentos en los que te sientes frustrado por algo pequeño y la inspiración llega. ¿Estás recostado boca arriba bajo el sol y tienes problemas para llevar tu libro? ¿Qué simple producto podría satisfacer esta necesidad?
    • Si bien parece un método rápido efectivo, encuestar a los consumidores sobre los productos específicos que les gustaría tener suele no dar resultados. Nuevamente, Si las personas conocieran los productos grandiosos que quieren, todos seríamos millonarios.
  2. Trabaja con diseñadores. Desarrollar el concepto de los aeropatines es grandioso, pero también tienes que diseñar el objeto. Dependiendo de tus habilidades en ingeniería, es probable que tengas que trabajar con ingenieros y diseñadores para desarrollar un prototipo para tu idea con el que puedas trabajar.
    • Anota tu visión para el producto de la forma que la concibas, pero también prepárate a comprometerte cuando evalúes los aspectos prácticos. Quizás la tecnología de los aeropatines es un poco compleja en este punto, pero encuentras a una persona que tiene experiencia diseñando tecnología inmersiva para videojuegos. ¡Ahora tienes los aeropatines 3D!
    • También trata de diseñar productos por tu cuenta. El diseñador de Revolight, un innovador sistema de iluminación para bicicletas, diseño el prototipo por su cuenta en su garaje y gano mucho dinero en Internet. Aprende las habilidades que no posees e inténtalo por tu cuenta.
  3. Desarrolla múltiples opciones. Un buen innovador desarrolla un producto grandioso para satisfacer una necesidad del consumidor. Un innovador grandioso desarrolla cinco. Trata de evaluar el problema que estás tratando de resolver desde muchas perspectivas diferentes, piensa en todas las otras formas posibles de solucionar el problema. No te conformes con un modelo con el cual trabajar, trata de desarrollar más, en caso de que ese modelo falle.
    • Nuevamente, piensa en el producto en relación con la necesidad. Si tienes un problema leyendo tu libro bajo el sol, podrías pensar automáticamente en un soporte pequeño sobre tu pecho para tu libro, ¿pero y si usas lentes diseñados para leer? ¿Y si empleas alternativas digitales? ¿Y si mantienes las páginas protegidas de la arena?
  4. Obtén el financiamiento necesario para elaborar un prototipo. Una forma excelente de asegurar financiamiento para crear prototipos de productos caros y presentarlos a los inversionistas o realizar una producción a gran escala por tu cuenta es asegurar el financiamiento a través del financiamiento colectivo. Kickstarter, GoFundMe y otras páginas web de financiamiento colectivo pueden ser métodos excelentes para conseguir el dinero necesario para ponerte en marcha y lanzar tu producto.
    • Si cuentas con un buen historial de productos desarrollados, puedes considerar llevar tu diseño del producto a capitalistas de riesgo y obtener algo de dinero mostrando tu trayectoria.
  5. Crea un prototipo. Después de desarrollar algunas buenas ideas y trabajar en los diseños con tu diseñador o tu pequeño equipo de diseñadores, crea un prototipo funcional y empieza a probarlo. Dependiendo de la naturaleza del producto, esto puede tomar algo de tiempo o es probable que puedas crearlo relativamente rápido. Cuando lo hagas, estarás listo para empezar a desarrollarlo y probarlo.

Prueba tu producto

  1. Usa el producto tú mismo. Fuiste tú quien desarrollo la idea del producto; por ello, serás el primero que lo probará. Prueba tu producto por tu cuenta y revisa cómo funciona. Mantén un registro de las pequeñas frustraciones y los elementos del producto que necesitan alteraciones, y dedica una buena cantidad de tiempo a usar el producto que estás probando y reflexionar sobre él.
    • Cuando uses el producto, usa un diario o una grabadora de voz para mantener un registro de tu experiencia con el producto a medida de que lo uses. Es probable que recuerdes todo lo malo o todo lo bueno en un momento futuro.
    • No solo uses el producto, desgástalo. Si estás pensando en llevarlo a producción, tendrás que determinar la resistencia de tu producto y si aguantará cuando las personas lo arrojen, lo dejen caer y cuando se someta a otros accidentes que puede sufrir con sus propietarios en la vida real. ¿Es muy frágil? ¿Puede requerir algún material de refuerzo?
  2. Busca un público. Esta es una de las partes más importantes del desarrollo de un producto. ¿Quién va a comprar lo que vendes? ¿Quién, al igual que tú, puede haber experimentado la misma frustración o deseo que este producto saciará? ¿Cómo llegarás a este público? El próximo paso de tu proceso será hacer que otras personas usen tu producto y te hagan comentarios, así que debes definir tu público siendo lo más específico posible en relación con estos diferentes criterios:
    • Rango de edad
    • Estatus socioeconómico
    • Nivel educativo
    • Pasatiempos e intereses
    • Prejuicios y opiniones
  3. Realiza una serie de pruebas. Lleva tu producto a un grupo de personas, déjalas que lo prueben y dales la oportunidad de brindarte comentarios. Esto podría ser algo tan informal como brindarles tu cerveza casera a tus amigos y familiares, y escuchar sus opiniones sobre ella; o podría ser tan formal como realizar una sesión seria de grupo focal con una serie de grupos de prueba diferentes.
    • Si quieres realizar una sesión informal de comentarios, realízala con la misma seriedad que la de una prueba del producto. Es probable que tus padres y tus amigos te digan que tu nueva cerveza es “deliciosa” solo para ser amables, pero también ofrécesela a algunos bebedores asiduos de cerveza para determinar si tu producto es bueno.
    • Si diriges grupos focales formales, haz varios intentos con grupos de personas diferentes. Tu público podría ser un poco diferente a lo que anticipaste al principio. Escucha y recopila los comentarios.
  4. Recopila las críticas. Cuando brindes tu producto y se lo presentes a usuarios desconocidos, empieza a recopilar los comentarios directos. Elabora encuestas, realiza entrevistas y escucha atentamente a los comentarios que te brinden. Por lo general, la diferencia entre los productos que se vuelven populares y los que se quedan en el camino es la habilidad de los inventores para incorporar los comentarios al desarrollo del producto.
    • En algunos casos, podría parecerte más eficaz permitir que otra persona recopile los comentarios sobre tu producto brindados por los usuarios que lo probaron. Es probable que te inclines a defender tu producto de las críticas, mientras que un investigador más imparcial tendrá más facilidad para recopilar estos comentarios.
  5. Revisa el producto. Steve Jobs no era un inventor reconocido, él fue un genio de las modificaciones. Los mejores productos no suelen ser el resultado de avances grandiosos, sino de pequeños cambios que convierten una innovación o un concepto buenos en un producto grandioso que puedes vender. Incorpora los comentarios que recibes sobre tu producto a las modificaciones y revisiones que lo cambiarán de bueno a magnífico.
    • Es probable que los comentarios que recopiles no te brinden ideas grandiosas sobre cómo cambiar el producto, pero puedes escuchar las críticas que surjan y desarrollar tus propias ideas sobre las formas de resolver estas quejas. ¿Así que a las personas les pareció que tu soporte para libro era un poco complicado de usar? ¿Cómo puedes facilitar su uso?

Desarrolla tu producto

  1. Establece un presupuesto operativo. Antes de asegurar el financiamiento para levantar tu negocio, necesitarás establecer un presupuesto operativo cuando ya cuentes con tu producto. ¿Qué necesitarás para hacer crecer tu negocio e iniciar las operaciones? ¿Qué necesitarás para mantener una empresa en funcionamiento? Es probable que tengas que considerar los siguientes factores:
    • Costo de operaciones
    • Gastos generales
    • Gastos externos
    • Salarios de los empleados
  2. Elabora un plan de marketing para tu producto. Cuando ya cuentes con tu producto, necesitarás determinar una estrategia para promover ese producto entre los inversionistas y luego entre los compradores. ¿Cuál es tu argumento de venta? ¿Cuál es tu “ventaja”?
    • Es mejor decidir la mayor cantidad posible de aspectos sobre tu estrategia de marketing antes de acudir a una agencia. Los mejores productos se venden gracias a su utilidad y su integridad. Los buenos productos se venden por sí solos.
  3. Presenta tu producto a los inversionistas. Empezar la producción requerirá algo de dinero para la puesta en marcha. La forma de asegurar este dinero es presentar tu producto nuevo a los inversionistas que te brindarán el dinero para respaldar tu producto y para que salgas adelante. Mientras más cerca estés de contar con una idea completa y totalmente definida y un modelo funcional, más cerca estarás de asegurar este capital y empezar tu negocio.
  4. Desarrolla los criterios para el control de calidad. Después de asegurar el capital y empezar a introducirte en el negocio por tu cuenta, tendrás muchas dudas de fabricación de las que tendrás que encargarte, dependiendo del producto que tratas de vender. El único factor al cual debes anticiparte, desde el punto de vista del desarrollo de un producto, es el control de calidad. ¿Qué estándares tienes para la calidad de este producto? ¿Qué estás dispuesto a comprometer para ahorrar en costos?
    • Crea una rúbrica para medir la calidad de los productos cuando los fabriques. No siempre estarás ahí para probarlos; por ello, elabora una lista de aspectos a revisar para que otra persona pueda ocupar tu lugar como el experto en calidad.
  5. Sigue evaluando e innovando tu producto. Cuando pongas en marcha tu negocio, es importante tener en cuenta el futuro. ¿Qué es lo que tiene que ocurrir más adelante para garantizar que tu producto mantenga su cuota de mercado? ¿Cómo debes innovar para mantener el liderazgo? ¿Qué es lo que podría cambiar en el mercado que probablemente afecte la forma en la que operas tu negocio? Mientras más preparado estés para anticipar estos cambios, mayor será la solidez que tu producto mantenga.

Advertencias

  • ¡Nunca operes una máquina salvo que te hayan mostrado cómo hacerlo!
  • Ten cuidado cuando uses una máquina potente, siempre usa gafas protectoras y nunca acerques tus dedos a cuchillas o cortadoras afiladas.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página