Cómo asar salmón en el horno

Asar salmón es una de las maneras más rápidas para cocinar este pescado delicioso y saludable al corazón. El asado le da al pescado una cubierta caramelizada y crujiente.

Pasos

  1. Acomoda la rejilla del horno para que esté de 7” a 8” (18 a 20 centímetros) de la parrilla. La parrilla está en la parte superior de los hornos eléctricos. En los hornos de gas, la parrilla puede estar en la parte superior o en un cajón debajo del horno.
  2. Coloca la bandeja para asar adentro del horno y precalienta el horno.
  3. Coloca una tira larga de papel aluminio en tu mostrador y rocíalo con aerosol antiadherente para cocinar.
  4. Coloca el salmón sobre el papel aluminio con la piel hacia abajo y la carne rosa hacia arriba.
  5. Vierte una cucharadita (5 mililitros) de aceite de oliva sobre el salmón. Utiliza tus dedos para frotar el aceite hacia la carne.
  6. Espolvorea 1/2 cucharadita (3 gramos) de sal y 1/2 cucharadita (3 gramos) de pimienta negra recién molida sobre tu filete de salmón.
  7. Abre el horno y extiende la parrilla que está sosteniendo la bandeja para hornear. Asegúrate de que estás usando guantes para hornear porque la parrilla estará extremadamente caliente.
  8. Sujeta la hoja de papel aluminio con las dos manos y coloca la lámina y el salmón sobre la bandeja para hornear. La parrilla caliente asegurará que el salmón se cocine uniformemente por ambos lados.
  9. Hornea el salmón por 10 – 15 minutos. Revisa el pescado cada dos minutos para asegurarte de que no se esté quemando.
  10. Retira el salmón del horno y coloca la parrilla en tu estufa o mostrador protegida con dos almohadillas. Deja que el pescado descanse por varios minutos para que redistribuya los jugos.
  11. Sirve el filete de salmón sobre un plato con una rodaja de limón.
  12. Terminaste.

Consejos

  • En el mercado, elige el salmón que tenga la carne brillante y rosada. Nunca elijas un salmón que tenga un fuerte olor a “pescado”.
  • Para variarle, después de sazonar el salmón con sal y pimienta, cúbrelo con conserva de albaricoque. Asar el salmón con conserva en la parte superior hará un glaseado rápido y delicioso.
  • Para un sabor ligeramente distinto, sustituye la pimienta negra recién molida con pimienta blanca.

Advertencias

  • Siempre lava tus manos después de tocar el salmón.
  • El salmón puede contener pedazos de mercurio, el cual puede ser peligroso para un feto en desarrollo. Si estás embarazada, entonces habla con tu ginecólogo sobre el consumo de salmón y otros pescados grasos.

Cosas que necesitarás

  • Un filete de salmón
  • Una bandeja para asar
  • Papel aluminio
  • Aerosol antiadherente para cocinar
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Una plato para servir
  • Una rodaja de limón
 
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página