Cómo abrazar y llevar a cabo tu leyenda personal

En la novela “El Alquimista” de Pablo Coelho, Santiago, el personaje principal, aprende a través de una serie de lecciones elaboradas y planificadas el verdadero significado de la vida, además, termina de comprender el alma y el lenguaje del mundo. Tras seguir estos pasos, deberás ser capaz de cumplir tus leyendas personales.

Pasos

  1. Entiende qué es una leyenda personal…
    • Cuando Santiago conoce al viejo Rey de Salem, Melquisedec, este le enseña al niño por vez primera qué es una leyenda personal. Le dice que una leyenda personal es “aquello que siempre has querido hacer” (21).
  2. Acepta tu leyenda personal.
    • El lenguaje del mundo intentará revelarte tu leyenda personal de diferentes maneras, ya sea a través de presagios, mentores o señales. Sea cual sea la forma en la que llegues a conocer tu leyenda personal, es importante que la aceptes y tomes medidas para hacer tus sueños realidad. Después de todo, “cuando realmente quieres algo, el universo siempre conspira tu favor” (36). Es más fácil para las personas darse cuenta de cuál es su leyenda personal cuando son jóvenes porque “en ese momento de sus vidas, todo está claro y todo es posible”. No tienen miedo a soñar, ni tampoco temen anhelar todo aquello que quieren que les pase en la vida. Pero, a medida que el tiempo pasa, una fuerza misteriosa comienza a convencerlos de que es imposible para ellos realizar su leyenda personal” (21). Por este motivo Santiago es el candidato ideal, porque el tiempo aun no lo ha insensibilizado. Aun así, ¡puedes seguir tu leyenda personal en CUALQUIER momento de tu vida!
  3. Ten un objetivo claro.
    • Crea para ti mismo un objetivo con el que puedas darte cuenta de que has cumplido tu leyenda. Sin un objetivo claro y explícito, o una leyenda personal, es imposible lograrlo. El Rey dijo que “siempre debes saber qué es aquello que quieres” (56). La meta de Santiago era encontrar un tesoro que lo estaba esperando en Egipto.
  4. No seas una oveja.
    • Coelho utiliza las ovejas de Santiago para ejemplificar la vida de alguien que ha ignorado la llamada de su leyenda personal. Viven una vida mundana, donde “todo en lo que piensan es agua y comida” (11). Aunque estas “son” cosas importantes, hay mucho más en la vida que tan solo las necesidades. El dinero y la codicia corrompen a algunas personas que tan solo piensan en cómo conseguir más, lo cual se asemeja a cómo las ovejas se enfocan únicamente en una cosa a la vez. Las ovejas “ni siquiera se dan cuenta de que caminan por un nuevo camino cada día”, (11) muy similar a la forma en la que algunas personas se sienten tan inmersas en el día a día que olvidan pararse a oler las rosas.
  5. Aprecia las pequeñas cosas.
    • La gitana le dice a Santiago que “son las cosas simples en la vida las que son más extraordinarias; solo los hombres sabios entienden esto” (15).
  6. Cuando sientas que te quieres rendir, no lo hagas.
    • En algún momento de tu búsqueda, sentirás que el universo “no” está conspirando para ayudarte a cumplir tu leyenda personal. En este punto, el Rey “aparecerá siempre de una u otra forma. A veces aparecerá como una solución, o una buena idea. Otras veces, en un momento crucial, hará que las cosas ocurran más fácilmente” (23). Continúa diciendo que muchas veces hace otras pequeñas cosas que las personas rara vez notan. Santiago experimenta esto la primera vez que llega a Tánger y le roban. Piensa para sí mismo que él es “demasiado insignificante como para conquistar el mundo” (39), y está realmente decepcionado consigo mismo, hasta que recuerda las piedras que le dio el Rey. ¡Este presagio le invita a continuar su viaje! Recuerda el viejo proverbio, “la hora más oscura de la noche es la que antecede al alba”.
  7. Libérate de los miedos y las dudas.
    • Santiago se da cuenta, tras escuchar cómo el panadero ignora su leyenda personal, de que “no hay nada que lo retenga excepto él mismo” (28). La principal razón por la que una persona promedio, incluidos el panadero y el mercader de cristales, no es capaz de seguir su leyenda personal es la seguridad. Las personas están tan preocupadas por hacerse un nombre y estar cómodos que eligen asentarse en una vida promedio. Cuando Santiago conoce al conductor de camellos, este le revela a Santiago que las personas “siempre temen perder lo que tienen, ya sea su vida, sus posesiones o su propiedad. Pero este miedo se evapora cuando entienden que las historias de sus vidas y la historia del mundo fueron escritas por la misma mano” (76). Al confiar en el destino, eres capaz de liberarte de estos miedos. El alquimista le enseña a Santiago esto también cuando le dice “No cedas ante tus miedos…Si lo haces, no serás capaz de seguir tu corazón…Solo hay una cosa que hace a un sueño imposible de cumplir: el miedo al fracaso” (141). Sin temer al fracaso, eres libre de seguir cualquier camino que quieras.
  8. ¡¡Sigue los presagios!!
    • ¡No es posible enfatizar lo suficiente la importancia de este paso! Los presagios ayudan a guiar a Santiago en su búsqueda y el Rey le reitera esta lección una y otra vez antes de que se vaya, para que Santiago no se olvide, diciéndole, “no olvides el lenguaje de los presagios" (30). El mercader de cristales le pregunta a Santiago en un momento dado, “¿Por qué pedirle más a la vida?” y Santiago responde, “Porque debemos responder ante los presagios" (52). Está claro que el mercader no ha respondido ante los presagios y por eso tiene dificultades para comprender la búsqueda constante de grandeza de Santiago.
  9. Cambia de actitud y aprende de cada obstáculo.
    • Como dice el dicho, “no puedes guiar el viento pero puedes ajustar la dirección de tus velas”, Santiago se da cuenta de que cuando ve su situación de forma más positiva está mucho más cerca de su leyenda. Tras recibir el presagio del Rey en Tánger, pensó para sí mismo que “este no era un lugar extraño, era un lugar nuevo " (41). También, al encararse con el vasto desierto que Santiago debe cruzar para llegar a Egipto, recuerda que “si ha aprendido cosas de las ovejas, y ha aprendido cosas del cristal…también puede aprender algo del desierto” (73). Aunque Santiago no está emocionado con la caminata que se presenta ante él, sabe que si toma una actitud positiva ante este obstáculo, será capaz de aprender una valiosa lección de ello.
  10. ¡Carpe Diem!
    • “Siempre puedo regresar a ser un pastor, al pensamiento del niño…pero es probable que nunca tenga otra oportunidad de ir a las pirámides de Egipto…Las colinas de Andalucía están tan solo a dos horas de distancia, pero hay un desierto entre él y las pirámides. Aun así, el niño sintió que había otra manera de afrontar su situación: estaba, realmente, dos horas más cerca de su tesoro" (64). Santiago sabe que su vieja vida siempre lo estará esperando, pero que si no persigue su leyenda personal ahora, nunca más tendrá la ocasión de hacerlo. El conductor de camellos también le dice “Si puedes concentrarte siempre en el presente, serás un hombre feliz" (85). Este mensaje es tan importante que reaparece de nuevo cuando se trata el tema de la vidente. La vidente le dice “El secreto está aquí en el presente. Si le prestas atención al presente puedes mejorar a partir de él. Y, si mejoras en el presente, lo que venga después también será mejor…Cada día, en sí mismo, trae consigo una eternidad" (103). Aprovecha el día y no te distraigas con el pasado, ni con el futuro.
  11. Sigue tus instintos.
    • Santiago comienza a entender que “la intuición es realmente una inmersión repentina del alma en la corriente universal de la vida… donde somos capaces de saberlo todo" (74). Nuestro corazón sabe cómo interpretar los presagios, y por ello sabe cuál es la decisión correcta cuando nuestra mente consciente no es capaz de decidir por sí misma. Santiago, más tarde, se da cuenta de que él “y su corazón se han hecho amigos, y ninguno ahora sería capaz de traicionar al otro" (134). Cuando realmente llegas a conocer a tu corazón, eres capaz de escuchar el alma del mundo. El Alquimista le dice a Santiago “Ya sabes todo lo que necesitas. Tan solo voy a ponerte en dirección a tu tesoro” (115). Esta cita ejemplifica cómo el poder para encontrar tu leyenda personal está contigo, ¡de otro modo no sería tu leyenda! Tus mentores tan solo te darán el empujón que necesitas de cuando en cuando para situarte en la dirección correcta. Confía en que tú y tu corazón siempre van a tomar la decisión correcta.
  12. Date cuenta de que has alcanzado tu leyenda personal.
    • Como ya habías fijado una meta anteriormente, deberás ser capaz de darte cuenta cuando hayas realizado tu leyenda personal. Después de esto, es posible que descubras otra y luego otra. Hagas lo que hagas, estés contento donde estés o quieras más, no olvides las lecciones que aprendiste en el viaje. Después de todo, no se trata únicamente de la meta que quieres lograr, ¡disfruta del tiempo que te tome llegar hasta ahí!

Consejos

  • El secreto está en saber mirar todas las maravillas del mundo, sin olvidarse nunca de las dos gotas de aceite de la cucharilla.
  • No es necesario seguir estos pasos en el orden exacto, cada uno de nosotros debe encontrar su leyenda personal a su manera. Esto es simplemente una guía que le funcionó a Santiago.
  • ¡Concéntrate en el viaje, no en el destino! ¡No olvides pararte a oler las rosas!

Advertencias

  • "Esté donde esté tu corazón, ahí encontrarás tu tesoro".
  • Si eres capaz de situarte en favor del viento, ten mucho cuidado y no lastimes nada ni a nadie.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página