Cómo evitar el aburrimiento en el trabajo

No hay nada peor que estar aburrido en el trabajo y ver que el reloj marca lentamente los segundos. Para combatir productivamente el aburrimiento, ofrécete como voluntario para hacer las labores adicionales en la oficina y toma la iniciativa con un proyecto. Sin embargo, esto podría no ser posible para tu trabajo. En este caso, es posible que tengas que encontrar otras maneras de entretenerte, como al aprender un idioma o escribir un libro. Si todo lo demás falla, alegra tu ambiente laboral con pósteres o rompe tu rutina diaria con unos paseos cortos a los exteriores.

Encontrar maneras productivas para ocupar tu tiempo

  1. Pregúntales a tus compañeros de trabajo si necesitan ayuda. Si no tienes nada que hacer en el trabajo y notas que tu compañero de trabajo está abrumado con sus labores, pregúntale si necesita ayuda. Esto eliminará tu aburrimiento productivamente, mejorará tu relación con tu compañero de trabajo y mejorará potencialmente tu posición en la oficina.
    • Si te ofreces a ayudar a tu compañero de trabajo, no esperes nada a cambio. No le haces un favor, sino que le prestas una mano.
  2. Haz un esfuerzo adicional. Si notas que no tienes labores por hacer, conviértete en una persona extremadamente competente. Por ejemplo, pon dos estantes de zapatos, en vez de uno. Tu jefe notará que tomas la iniciativa de hacer las cosas sin que te lo pida.
    • No completes una labor asignada a alguien más. Esta persona podría interpretar tu entusiasmo como un insulto y te resentirá por eso.
  3. Habla con tu jefe acerca de tomar responsabilidades adicionales. Si se te estimula poco en el trabajo, entonces es posible que no se te exija lo suficiente. Si este es el caso, pregúntale a tu jefe si puedes encargarte permanentemente de más responsabilidades. Esto hará que tu jefe te vea como un empleado trabajador y dedicado.
    • No hagas promesas que no pretendas cumplir. Tu jefe pensará que eres poco confiable, en vez de ser trabajador.
    • Solo pídele trabajo adicional si has estado haciendo perfectamente tus responsabilidades por varios meses. De lo contrario, es posible que te diga que primero te ocupes de tu carga laboral actual.
  4. Varía tu rutina diaria. Si estás aburrido porque sientes que tu trabajo es monótono, trata de hacer algunas variaciones. Esto transferirá emoción y variedad en tu día. Por ejemplo:
    • Si puedes trabajar a distancia, trata de trabajar desde una cafetería.
    • Si normalmente ordenas la ropa devuelta justo antes de que termine tu turno, hazlo cuando llegues al trabajo.
    • Si tomas tu descanso para almorzar al mediodía, tómalo una o dos horas luego para variar tu horario.

Ocuparte durante un tiempo de inactividad

  1. Aprende un idioma. Utiliza un programa en línea o una aplicación móvil para aprender un nuevo idioma, en vez de jugar con tus pulgares. Existen cientos de programas de aprendizaje de idiomas en línea y que son gratuitos. Puedes aprender un idioma popular, como japonés, o incluso aprender los lenguajes de programación de computadora, como CSS y javascript.
    • Algunos programas populares de idioma en línea son Duolingo.com, Babbel.com y Mangolanguages.com.
    • Las escuelas populares de lenguaje de codificación en línea son CodeAcademy.com y W3Schools.com.
  2. Escribe un libro. La mayoría de las personas que quieren escribir un libro dice que no puede encontrar el tiempo para hacerlo. Si estás aburrido en el trabajo, es probable que tengas mucho tiempo para comenzar a escribir tu obra maestra. Escribir un libro te ayudará a sentirte productivo y te dará algo que esperar con ansias. Además, si te obligas a escribir todos los días, ¡terminarás en poco tiempo!
    • Si trabajas en una oficina, te verás más productivo mientras escribes un libro que de lo que te verías si navegaras el Internet o jugaras con tu teléfono celular.
  3. Planifica unas vacaciones. No hay nada más entretenido que tener tus vacaciones soñadas. La segunda mejor actividad es planificarlas. Utiliza tu teléfono celular o tu computadora para investigar los lugares diferentes que te gustaría visitar y cuánto costará. Cuando hayas planificado la logística, fija tus ahorros meta para realizar tus sueños.
    • Asegúrate de que nadie te vea buscando "vacaciones en la playa" en Google mientras estás en tu horario laboral.
  4. Haz un ejercicio ligero. Si estás obligado a estar en el trabajo todo el día, podrías incluir un ejercicio bueno en tu horario laboral. Si trabajas en una oficina, gira de izquierda a derecha en la silla de tu escritorio para ejercitar los músculos del estómago. Si caminas mucho por tu trabajo, escoge las escaleras, en vez del ascensor. Algunos ejemplos son:
    • Hacer sentadillas en la habitación para descansar de modo que forjes los músculos de las piernas.
    • Sentarte sobre una pelota de ejercicio, en vez de una silla para mejorar tu equilibrio.

Mejorar tu entorno

  1. Descansa. Los estudios demuestran que tomar unos descansos cortos y frecuentes mejora tu productividad y disminuye el aburrimiento. Después de más o menos una hora de trabajo, párate y da una caminata breve en los exteriores o toma un descanso para fumar un cigarro. De igual forma, prepárate una taza de café y habla con tus compañeros de trabajo. Algunas otras ideas para descansar son:
    • Ofrecerte de voluntario para realizar un encargo. Esto te ayudará a escaparte de tu centro de trabajo por un momento.
    • Tomar una siesta breve.
    • Jugar tu juego móvil favorito por algunos minutos.
  2. Añádele algo de interés a tus alrededores. Cuanto menos aburrido sea tu entorno, menos aburrido estarás. Puedes añadirle interés a tus alrededores al limpiar tu área de trabajo, exhibir unos trabajos artísticos geniales o cubrir las manijas de las herramientas del trabajo con unas calcomanías lindas.
    • Por ejemplo, si trabajas en un cubículo o una oficina, añádele algo de emoción a tus paredes con estampados y pósteres.
    • Si trabajas en la venta al por menor, compra unas nuevas prendas de vestir para refrescar tu imagen laboral.
  3. Añade unos privilegios a tu día. Rompe la monotonía de tu horario diario al planificarte unos premios pequeños. Por ejemplo, planifica una caminata breve alrededor del parque durante tu descanso para almorzar. De igual forma, puedes llevar tu taza favorita para café y una mezcla de té para dejarlos en la habitación para descansar. Cuando te sientas aburrido o desalentado, anímate con una taza de té.
    • Concéntrate en unos bocadillos y premios saludables. De lo contrario, podrías reemplazar tu problema de aburrimiento con un problema que te haga ganar peso.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página