Cómo calcular el ingreso marginal

De acuerdo a los principios económicos básicos, si una empresa reduce el precio de sus productos, venderá más unidades, aunque ganará menos dinero por cada producto adicional que venda. Este "dinero adicional" (el ingreso que se genera al vender una unidad adicional de un producto) es el ingreso marginal, el cual puedes calcular con la formula sencilla: ingreso marginal = (cambio total en el ingreso)/(cambio en el número de las unidades vendidas).

Utiliza la fórmula para calcular el ingreso marginal

  1. Encuentra el número de productos vendidos. Para calcular el ingreso marginal de la forma tradicional necesitarás algunas variables concretas y fáciles de definir, además de ciertos valores aproximados. Para encontrar el ingreso marginal de un producto determinado, empieza por averiguar la cantidad vendida de dicho artículo. Para tener claridad manejarías únicamente un tipo de producto, más no el total de las ventas de una empresa.
    • Imagina el siguiente problema. La empresa de refrescos de Pedro (una empresa mediana que tiene alcance regional) prepara sus productos en 3 sabores: uva, naranja y mora. En el primer trimestre de este año, Pedro vendió 100 latas de refresco de uva, 200 latas de refresco de naranja y 50 latas de refresco de mora. Para este ejercicio, determina el ingreso marginal del refresco de naranja a partir del número de unidades vendidas (200 latas).
    • Ten en cuenta que en la vida real quizás necesites acceder a las cifras internas de los inventarios de la empresa o a los informes de venta para conocer con exactitud la cantidad de productos vendidos.
  2. Encuentra el ingreso que recibió la empresa por la venta de los productos. Determina el ingreso total que recibió la empresa por vender los productos que identificaste anteriormente. Este paso será sencillo si conoces el precio por el que se vendieron los productos, ya que solo tendrás que multiplicar el número de unidades vendidas por el valor unitario del artículo.
    • Imagina que Pedro vende productos de calidad alta, por lo que cada lata de refresco de naranja cuesta $ 2. En este caso puedes encontrar fácilmente el ingreso recibido por las ventas de refresco de la siguiente manera: 200 × 2 = $ 400.
    • En las empresas reales puedes encontrar las fuentes de ingreso desglosadas en el estado de resultados. Sin embargo, dependiendo del tamaño de la empresa y el número de productos que venda, es posible que estas cifras no reflejen artículos específicos, sino categorías de productos.
  3. Determina el precio unitario necesario para vender un producto más. En este punto el problema se complicará un poco, ya que necesitarás determinar cuánto tienes que reducir el precio del producto para vender una unidad más. En una situación hipotética (por ejemplo, si tratas de responder un problema de la clase de economía) simplemente recibirías esta información. Sin embargo, en la vida real en ocasiones se trata de algo a lo que los analistas de mercado le dedican mucho tiempo y trabajo.
    • Regresando al ejemplo, imagina que al cambiar el precio de la lata de refresco de $ 2 a $ 1,95, Pedro puede vender una unidad más, lo cual eleva el total de unidades vendidas a 201.
  4. Calcula el ingreso que resulta de vender los productos con el precio nuevo. ¡Ya casi terminas! Ahora calcula el ingreso que recibió la empresa por vender los productos con el precio nuevo (que presumiblemente fue más bajo). No olvides que el ingreso se trata únicamente del precio unitario multiplicado por el número de unidades vendidas.
    • Siguiendo con el ejemplo, el ingreso por vender 201 latas de refresco de naranja a $ 1,95 cada una es: 201 × 1,95 = $ 391,95
  5. Divide el cambio en el ingreso total por el cambio en el número de productos vendidos (1). Ahora que conoces el ingreso actual y un valor hipotético que conseguiste al reducir el precio del producto lo suficiente como para vender una unidad más, puedes calcular el ingreso marginal dividiendo el cambio total en el ingreso por el cambio en el número de productos vendidos (que en este caso es 1). En otras palabras, resta el ingreso nuevo del ingreso anterior para calcular el ingreso marginal.
    • En el ejemplo, puedes calcular el ingreso marginal restando la ganancia que resultó de vender cada lata de refresco a $ 2 del ingreso por vender dicho producto a $ 1,95 de esta manera: 391,95 - 400 = -$ 8,05.
    • Ya que el cambio en el número de los productos vendidos es 1, no es necesario que dividas el cambio en el ingreso de las ventas totales. Sin embargo, en las situaciones en las que la reducción del precio ocasione la venta de más de una unidad, tendrás que dividir el cambio total de las unidades vendidas por el cambio en el ingreso de las ventas totales.

Usa el valor del ingreso marginal

  1. Evita tener un ingreso marginal negativo. En general, las empresas querrán ponerle el precio a sus productos de tal manera que alcancen el balance perfecto entre los niveles de precio y las ventas totales para conseguir la mayor cantidad de ingresos. Si el cambio de precio resulta en un ingreso marginal negativo usualmente no se considera rentable, incluso si se logran vender más unidades. Esto ocurre porque la empresa podría ganar más dinero en general si vende menos productos con un precio más elevado.
    • Regresando al ejemplo, el ingreso marginal por vender 201 latas de refresco en vez de 200 latas es de -$ 8,05. Esto significa que Pedro estaría perdiendo $ 8,05 que conseguiría si vendiera cada lata de refresco al precio normal de $ 2. A menos que existan otras razones convincentes, es probable que Pedro no baje el precio de su producto.
  2. Compara el ingreso marginal con el costo marginal para determinar la rentabilidad. En economía, se dice que las empresas que optimicen el balance entre el precio y las ventas poseen un nivel de producción en el que el ingreso marginal es igual al costo marginal. Siguiendo esta lógica, entre mayor sea la diferencia entre el costo total de una línea de productos y su ingreso total, será más rentable.
    • El costo marginal es el costo en el que incurriría la empresa si produce una unidad más de un producto determinado. Al igual que el ingreso marginal, puedes calcular el costo marginal dividiendo el cambio en los costos totales de producción por crear una unidad adicional por el cambio en el número total de unidades producidas.
    • Imagina que a Pedro le cuesta $ 0,25 producir cada lata de refresco. En este caso, la producción de 200 latas de refresco cuesta 0,25 × 200 = $ 50, mientras que producir 201 latas cuesta 0,25 × 201 = $ 50,25, por lo que existe una diferencia de $ 0,25. Como se mencionó anteriormente, el ingreso total por vender 200 latas fue de $ 400, mientras que el ingreso total por vender 201 latas fue de $ 391,95. Ya que 400 - 50 = $ 350 es mayor que 391,95 - 50,25 = $ 341,70, puedes afirmar que es más rentable vender 200 latas a $ 2 cada una.
  3. Usa el ingreso marginal para planear el nivel de producción. En la vida real, las empresas utilizan el cálculo del ingreso marginal para determinar la cantidad de unidades de un producto determinado que deben producir y el precio que deben establecer con el fin de alcanzar el balance perfecto que lleve la rentabilidad al máximo. En general, si tienes una empresa querrás producir el mayor número de productos que crees que puedes vender al precio más rentable, ya que si produces más solo será un desperdicio e incurrirás en costos que no podrás recuperar.

Comprende las estructuras diferentes de los mercados

  1. Ten en cuenta el comportamiento del ingreso marginal bajo las condiciones de la competencia perfecta. En los ejemplos anteriores trataste con un modelo simplificado del mercado que solo tenía en cuenta a una sola empresa que funcionaba en el vacío. En la vida real, cuando una sola empresa controla el mercado entero de un tipo determinado de producto se conoce como monopolio. Sin embargo, en la mayoría de los mercados las empresas tienen que competir entre sí. Esto puede afectar sus esquemas de precios, ya que las compañías que compitan tendrán que mantener los precios bajos o de lo contrario, perderán sus clientes en manos de sus rivales. En estas situaciones, el ingreso marginal de una línea de productos determinada por lo general no cambia por motivo del número de unidades vendidas, ya que los precios (que ya eran los más bajos posibles) no pueden cambiar.
    • Regresando al ejemplo, imagina que Pedro ahora compite con cientos de otras empresas de refrescos, por lo que el precio unitario de la lata se reduce hasta $ 0,50. Piensa que este es el precio competitivo que todas las empresas del sector deben adoptar, ya que si venden los productos por un precio menor no resultará rentable y si lo hacen por un precio mayor perderán clientes. Ya que el precio es fijo en este caso, el número de latas vendidas no vendrá determinado por el nivel de precios, por lo que el ingreso marginal de cada producto adicional será siempre $ 0,50.
  2. Ten en cuenta el comportamiento del ingreso marginal bajo una competencia monopolística. En la vida real, las empresas pequeñas que conforman los mercados altamente competitivos no son perfectas, ya que no reaccionan instantáneamente a los cambios de los precios de sus rivales, no tienen un conocimiento perfecto de su competencia ni establecen siempre los precios de sus productos para conseguir la mayor rentabilidad posible. Este tipo de sistema de mercado se conoce como "competencia monopolística", ya que muchas empresas pequeñas rivalizan entre sí, pero al no ser "perfectamente" competitivas, sus ingresos marginales aún pueden disminuir con cada unidad adicional que vendan (al igual que en un monopolio).
    • Imagina que ahora Pedro opera en un mercado de competencia monopolística. Dado que el precio actual de una lata de refresco sea $ 1, Pedro reduce el precio unitario de su producto a $ 0,85. En este caso el mercado no reacciona perfectamente. Es posible que los competidores de Pedro no sepan acerca de la reducción del precio o bien pueden no reaccionar a ella. De igual forma, es posible que los consumidores no estén al tanto de que Pedro ofrece el refresco por un precio menor y sigan comprando los productos a $ 1. En este caso, posiblemente el ingreso marginal por cada unidad adicional que se venda tenga una tendencia negativa (aunque no tan marcada como en el monopolio), ya que las ventas se verán influenciadas no solamente por el precio, sino por el conocimiento de los consumidores y competidores.
  3. Ten en cuenta el comportamiento del ingreso marginal bajo un oligopolio. No siempre ocurre que varias empresas pequeñas o una compañía enorme dominen un mercado entero. En ocasiones, algunas empresas grandes que compiten entre sí pueden tener el control del mercado. Dichas empresas a veces cooperan entre sí (similar a un monopolio) para hacer que el mercado permanezca estable para ellas en el largo plazo. En los oligopolios, el ingreso marginal usualmente tiene una tendencia negativa con el incremento de las ventas, tal como ocurriría en el monopolio. Sin embargo, en la vida real las empresas de un oligopolio frecuentemente se muestran renuentes a reducir el valor de sus productos por temor a desencadenar una competencia basada en el precio, lo cual disminuiría los beneficios para todos. Generalmente la única razón por la que las empresas en un oligopolio reducen sus precios es para sacar a los competidores pequeños del mercado (después de que ocurra, usualmente suben los precios nuevamente). Por lo tanto, en las situaciones en las que las empresas de un oligopolio acuerden establecer precios similares para sus productos, los niveles de ventas no dependerán del precio, sino de la publicidad, la marca, la mercadotecnia y otros factores adicionales.
    • Imagina que la empresa de Pedro se convirtió en una compañía importante del sector de los refrescos y que ahora comparte el mercado con María y Juan; otros dos dueños de empresas importantes de refrescos. Si Pedro, María y Juan se reúnen y acuerdan vender sus refrescos al mismo precio, el ingreso marginal por cada unidad adicional que se venda permanecerá igual independiente del nivel de precios, ya que será la publicidad la que genere las ventas (no el valor de los artículos). Sin embargo, si José (el dueño de una empresa más pequeña) empieza a vender sus refrescos por un precio mucho menor al que establecieron Pedro, María y Juan, probablemente las tres empresas grandes empiecen a bajar también sus precios para que José no pueda competir y salga del mercado. En este caso, el ingreso marginal reducido que proviene de vender los productos por un precio menor es irrelevante, ya que en el largo plazo hará que la empresa de Pedro sea más rentable.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página