Cómo luchar contra el síntoma de desgaste en el trabajo

Si te sientes estresado, deprimido o muy cansado, puedes estar sufriendo el síndrome de desgaste laboral. Por desgracia, realizar el mismo trabajo durante un largo período de tiempo puede ser mentalmente y, posiblemente, físicamente agotador para cualquier persona. La buena noticia es que hay varias maneras de superar esta experiencia. Sigue leyendo si quieres aprender a cómo luchar contra el síndrome del desgaste en el trabajo.

Pasos

  1. Evalúa las responsabilidades de tu trabajo. En algunos casos, se puede relacionar el agotamiento a una o dos tareas en particular, en lugar de relacionarlo con el trabajo de forma general.
  2. Habla con tu jefe. Evalúa las opciones que puedas llegar a tener, incluida la delegación de trabajo, asignaciones nuevas o reajustar tu horario.
  3. Busca otras oportunidades laborales dentro de tu lugar de trabajo. Trata de acordar una transferencia o un ascenso, o simplemente trasladarte de un departamento a otro.
  4. Trata de variar tu rutina de trabajo.
  5. Toma descansos mentales cortos a lo largo del día.
    • Camina alrededor de la oficina o fuera, si el clima lo permite.
    • Toma una siesta durante 10 minutos más o menos, si te es posible.
  6. Duerme lo suficiente y sigue hábitos saludables de alimentación. Una dieta sana y el descanso adecuado te mantendrán física y mentalmente en forma y pueden ayudarte también a lidiar con el estrés del desgaste laboral.
  7. Planea tener algún tiempo libre. Utiliza tus vacaciones o días personales para viajar o simplemente tomate un fin de semana largo.
  8. Participa en actividades extracurriculares cuando no estés en el trabajo. Realiza ejercicio, juega videojuegos, lee o pasa tiempo con tu familia.
  9. Considera la posibilidad de tomarte una licencia prolongada.
    • Ten en cuenta que en algunos casos esto puede ser no remunerado, de modo que asegúrate de que puede sobrevivir a un período determinado de tiempo sin un ingreso estable.
  10. Si todo lo demás falla, trata de buscar un nuevo empleo. Muchas veces lo único que necesitas para luchar contra el síndrome del desgate en el trabajo es un nuevo escenario laboral.

Consejos

  • Trata de no enfocarte en cosas que no puedes controlar. Si hay un aspecto de tu trabajo que simplemente no se puede modificar, trata de hacer lo mejor para centrarte en las tareas positivas.
  • Recuerda por qué estás en el trabajo. Piensa en tus responsabilidades fiscales y en aquellos que dependen de ti para llevar a casa un cheque de pago.
  • Niégate a trabajar horas extras si no es obligatorio. En algunos casos, el dinero extra puede ser útil, pero si estás sufriendo de agotamiento en el trabajo, trata de no pasar más tiempo allí que sea necesario.
  • Pregunta si puede trabajar la mitad de la semana desde tu casa. Incluso un día o dos a la semana puede ayudarte.
  • Mantén tu área de trabajo limpia y organizada. Reduce el desorden. Un escritorio desordenado puede hacer que te sientas abrumado y estresado.

Advertencias

  • No te saltes ninguna comida. Siempre tomate el tiempo asignado para tu almuerzo para disfrutar de un descanso mental.
  • No comas en el trabajo. Si es posible, ve a un restaurante cercano o a una rotisería para el almuerzo. Un cambio de escenario, aunque sólo sea por una hora, puede ayudarte a combatir el síndrome de desgaste en el trabajo.
  • No lleves el trabajo a casa. Trata de separar el trabajo de tu vida personal y haz el mejor esfuerzo para poner el trabajo fuera de tu mente mientras estés en tu hogar.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página