Cómo relajarse durante una semana libre del trabajo

¿Esas largas horas en la oficina te han estresado más de lo que puedes soportar? ¿Necesitas con urgencia algo para relajarte? Ahora tienes el tiempo libre que esperabas, ¿pero por dónde empezar? Este artículo te ayudará a sacar el mejor provecho de tu período de esparcimiento.

Pasos

  1. ¡Cierra con doble vuelta y tira la llave muy lejos! Deja tu trabajo en la oficina (o donde sea que trabajes). Hiciste todo lo que estaba en tus manos antes de que llegara tu semana de vacaciones, y siempre habrá alguien más en tu lugar de trabajo para cubrir con las necesidades del momento, ¡así que no dejes que interfiera con tu tiempo libre!
    • Si la tentación de llevarte algunos papeles o tareas es muy grande, encierra todo en un gabinete y pide a un compañero de trabajo que sólo te regrese la llave hasta que las vacaciones hayan terminado.
  2. Busca las maneras más efectivas de relajarte. Tú primer impulso puede ser crear toda una lista de lo que te gustaría hacer, pero eso sólo generará más estrés. Empieza por quedarte en casa sin hacer nada, toma ese libro o película que has tenido pendiente por meses, y deja que el mundo se acelere sin ti.
    • Sal a caminar por tu vecindario e intenta percibir todas las cosas que has cambiado mientras estás sumergido en el trabajo.
    • Pasa tiempo con niños pequeños. ¡Ellos saben cómo relajarse naturalmente y es una gran idea seguir su iniciativa!
    • Pasa mucho tiempo con tu mascota, si tienes una; no sólo te ayudará a sentirte relajado sino que será la oportunidad de jugar con ella como hace tanto no lo haces.
  3.   Entiende que el aislamiento es clave para relajarte. A veces no sólo los compañeros de trabajo, sino también amigos, pueden generar estrés en la interacción diaria a través de la computadora. Mientras disfrutes de este período de descanso, intenta no abrir ningún correo o mensaje en redes sociales que podría hacerte sentir ansioso, ¡o ni siquiera los revises!
    • Pasa todo el tiempo que puedas alejado de la computadora, aún si también acostumbras usarla para relajarte. Tomar un respiro para alejarte de todo ese tecleo constante, el brillo de la computadora y la interacción cibernética a toda velocidad, te permitirá disfrutar de otros aspectos de la vida.
  4.   Aléjate por completo. Si sientes que necesitas cambiar de ambiente, ve a acampar a un campo, a un sitio de pesca, o simplemente disfruta de un paseo por una carretera en el campo que sea muy tranquila.
    • Quizá tus padres o algún conocido tenga una cabaña campestre que pueda prestarte. ¡Si no tiene señal de internet ni teléfono, mucho mejor!
  5. Mantén tu mente ocupada en las cosas buenas. Ningún pensamiento, ya sea sobre problemas en tu trabajo, o en tu familia, o en cualquier otra parte, debe interferir con el tiempo que estás dedicando sólo a ti y a las cosas simples que te hacen feliz.
    • Arma rompecabezas o resuelve crucigramas: la estimulación intelectual es un placer para el que no hay tiempo en muchas ocasiones.
  6. Consiéntete. Date el tiempo para un cuidado especial de tu mente y tu cuerpo. Algunas ideas interesantes son:
    • Acude a un profesional para que te dé un buen masaje (o varios).
    • Visita un spa de relajación.
    • Cambia tu corte de cabello.
    • Date el lujo de muchos baños prolongados.
    • Duerme todo lo que necesites
  7. Deja a un lado las preocupaciones sobre tu carrera laboral. A veces piensas tanto en el trabajo que descuidas tu vida personal; éste es un excelente momento para planear tu espacio privado para que las cosas fluyan de la mejor manera cuando regreses al trabajo.
    • Inscríbete en una actividad deportiva, como tenis o yoga, en un horario que te permita seguir practicándola cuando regreses al trabajo. El deporte te traerá beneficios incalculables.
    • Llama a amigos que no has visto en mucho tiempo; no los veas sólo un día de las vacaciones: haz planes para seguirlos viendo con frecuencia.
    • Deshazte de todos los papeles y artículos desordenados de tu casa, o contrata a alguien para que lo haga.
  8.   Date cuenta de todos los beneficios que tiene tomarte un tiempo libre. Descansar de los papeles, de los reportes, del escribir a marchas forzadas, te permitirá despejar la mente y recuperar la creatividad que estaba bloqueada por la presión. Así que no te sientas mal por divertirte y desconectarte por completo: ¡mejorará tu desempeño laboral cuando regreses!

Consejos

  • Si esperas una llamada o un correo electrónico muy importante, filtra todas las demás comunicaciones para que sólo recibas lo que quieres escuchar. De ser posible, planea un código con la persona que va a contactarte para que puedas identificar su llamada o correo sin contestar a los demás.
  • Si necesitas tranquilizarte, intenta salir por un poco de aire fresco para que calme tu mente; las caminatas además de relajarte psicológicamente mejorarán tu salud física.

Advertencias

  • Es buena idea empezar a abandonar tu rutina de absoluta calma un par de días antes de regresar al trabajo, acelerar un poco el ritmo para que el cambio no sea tan brusco.

Cosas que necesitarás

  • Distracciones
  • Cosas divertidas para hacer
  • Una zona tranquila para descansar
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página