Cómo inflar una pelota de ejercicios

La pelota de ejercicios es una excelente adición para cualquier gimnasio en el hogar. Puedes usar una pelota de ejercicios como banco de peso provisional, para hacer ejercicios de peso o incluso para sustituir la silla de la oficina. Conseguirás mejores resultados si usas una pelota de ejercicios del tamaño adecuado para tu cuerpo, pero incluso esta solo funcionará si está inflada correctamente.

Pasos

  1. Averigua cuál es el diámetro final que debe tener la pelota. Este normalmente aparece de forma muy visible en el empaque de la pelota y puede estar impreso en la pelota misma. Las de 55 cm (22 pulgadas) y 65 cm (26 pulgadas) son las más comunes. Ten presente que los tamaños de las pelotas de ejercicios siempre se miden en centímetros.
  2. Pon una caja grande a distancia de una pared. La distancia debe ser igual al diámetro final que debe tener la pelota.
  3. Pon la pelota de ejercicios desinflada entre la caja y la pared y localiza la válvula de aire. También necesitarás un inflador de pelotas o de bicicletas con un adaptador en forma de cono (en muy pocos casos, la pelota tendrá una válvula de aguja) y un tapón para la válvula de aire de la pelota.
    • Si solo vas a volver a inflar una pelota parcialmente inflada, necesitarás una cuchara o un cuchillo sin filo para levantar el tapón de la válvula. Mete el borde de la cuchara o el borde plano del cuchillo debajo de la válvula y úsalo como palanca para sacar el tapón suavemente de la pelota, justo antes de insertar el inflador.
    • Algunas pelotas de ejercicio vienen con un cinturón delgado de plástico. Este se usa como ayuda visual para saber que ha alcanzado el tamaño adecuado. Coloca la arandela en cada extremo del cinturón sobre el adaptador de cono en el inflador. Luego, deja que el cinturón cuelgue libremente alrededor de la pelota desinflada.
  4. Pon el inflador en la válvula de aire de la pelota y úsalo para inflar la pelota.
    • Cuando el cinturón alrededor de la pelota se tense o cuando la pelota roce la pared y la caja que colocaste cerca de ella, sabrás que está inflada correctamente.
  5. Quita el inflador de la válvula de la pelota y rápidamente mete el tapón de la válvula.
  6. Listo.

Consejos

  • Si no estás seguro de si la pelota necesita más aire, siéntate encima de ella. Según el Consejo Americano del Ejercicio, una pelota de ejercicios inflada correctamente debe comprimirse unos 15 cm (6 pulgadas) al sentarse encima. Si se comprime más, necesitará más aire.
  • Puedes desinflar parcialmente una pelota demasiado grande para que se ajuste a ti, pero el resultado sería una pelota blanda que hará que algunos ejercicios de equilibrio sean más fáciles de lo que deben ser.
  • Una vez que la pelota esté inflada, revisa que esté del tamaño adecuado sentándote en ella y mirando la posición del cuerpo en un espejo. Ambas rodillas y la cadera deben estar dobladas en un ángulo de 90 grados.

Advertencias

  • No infles la pelota más allá de su diámetro máximo, sino estallará o no será lo suficientemente suave para hacer los ejercicios.

Cosas que necesitarás

  • Cinta métrica
  • Caja grande
  • Pelota de ejercicios
  • Inflador de pelotas o de bicicletas
  • Adaptador de cono o de aguja
  • Tapón para la válvula
  • Cuchara o un cuchillo sin filo
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página