Cómo mandar a hacer un prototipo

Mandar a hacer un prototipo de tu idea de invento es un paso necesario antes de proceder a gastar dinero en su producción. Pueden aparecer complicaciones inesperadas, pero podrías no darte cuenta de que estos problemas existen a menos que primero construyas un prototipo. Afortunadamente, no tienes que hacer un prototipo tú mismo, ya que hay varias compañías de prototipos, talleres de máquinas y otros lugares que pueden construir un prototipo en poco tiempo. Aprende cómo mandar a hacer un prototipo con bastante rapidez siguiendo unos pocos pasos clave.

Pasos

  1. Haz un bosquejo conceptual de tu invento y luego haz un dibujo más detallado. Pueden ser dibujos hechos por ti mismo con lápiz y papel o puedes contratar a alguien para que dibuje tu invento en base a una descripción detallada. Después de que tengas un dibujo que muestre tu idea con un buen nivel de detalle, manda a hacer un dibujo con la ayuda de un profesional en diseño asistido por computadora (CAD). Lo que querrás mostrarle al fabricante del prototipo es un dibujo realizado con software CAD.
  2. Encuentra un lugar que fabricará el prototipo en base a tus especificaciones y el dibujo realizado con software CAD. Si tu invento está hecho de metal, un taller de máquinas podrá fabricar tu prototipo. Si está hecho de plástico, puede ser maquineado o moldeado rápidamente o puedes buscar un servicio llamado prototipado rápido. Con el prototipado rápido puedes tener tu pedido en unos pocos días, pero podría no ser una réplica exacta de lo que venderás. Las firmas de ingenieros también puedes construir prototipos.
    • Manda a hacer un prototipo que se construya con los mismos materiales con los que has pensado que el producto final estará hecho. Esta será la verdadera prueba de si tu invento funciona o no, porque estarás en capacidad de ver y tocar sus partes reales. Obtener un prototipo real y funcional es la forma más rápida, y a veces la única, de vender tus inventos a los compradores.
  3. Haz que rehagan tu prototipo hasta que sea preciso en estructura y funcionamiento. Podrías obtenerlo al primer intento, pero en la mayoría de veces no será así. Es probable que tengas que mandar a hacer más de un prototipo y hacer ligeros cambios después de encontrar algunos problemas.
  4. Manda a producir masivamente tu prototipo y presenta tu idea a potenciales compradores. Ahora que sabes que todo funciona y no hay ningún problema, estás listo para vender tu producto.

Consejos

  • Haz un estudio de mercado adecuado antes de hacer tus dibujos y prototipo. Antes de gastar dinero en él, asegúrate de que tu invento es una buena idea y que nadie más tiene una patente por su diseño. Esto también te ahorrará muchas molestias.
  • Se recomienda contratar un abogado especialista en patentes para asegurarte de que tienes una idea realmente única y no te meterás en problemas después. El abogado también podrá ayudarte a patentar tu idea luego de que él o ella haya confirmado que los derechos de patente no le pertenecen a nadie más.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página